Ingeniera forestal investiga eucaliptos “en pos del árbol que dé la madera perfecta”

Publicado en SobreCiencia.
Léelo completo en su sitio: https://www.sobreciencia.uy/ingeniera-forestal-investiga-eucaliptos-en-pos-del-arbol-que-de-la-madera-perfecta/

8M Ciencia.  “Es parte de la cultura de la propia mujer tener la confianza de que puede hacer el trabajo”, dijo  Paola Molina.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Paola Molina es una ingeniera forestal paraguaya que hizo su maestría en la Universidad de la República, en Uruguay. Trabaja en la empresa Lumin, que tiene una de sus plantas en Tacuarembó y que, además de producir eucaliptos, investiga en mejora genética de la especie “en pos del árbol que entregue la madera perfecta”, dijo la especialista.

La empresa produce tableros contrachapados, cuya materia prima es el eucaliptus , a los produce en un vivero clonal. Un vivero clonal, explicó Molina, es el que genera nuevos árboles a partir de porciones vegetativas de otro ejemplar y no a partir de las semillas.

La empresa, además de plantar los árboles, explicó Molina, desarrolla investigación a través de una red de ensayos en la que se selecciona los mejores ejemplares y se los acompaña en sus procesos. Se va mejorando así la calidad y la productividad, señaló.

Molina comentó que hoy en día ya hay una cultura sin resistencias a que haya mujeres en funciones técnicas en el campo. Acotó que el área del trabajo hay mayoría de hombres y en la academia la mayoría son mujeres.

Texto: Web Radio Uruguay

Entrevista: Gustavo Villa

 


Anuncios

Grupo liderado por científicos uruguayos abre nuevas posibilidades para tratamiento del cáncer

Publicado en SobreCiencia.
Léelo completo en su sitio: https://www.sobreciencia.uy/grupo-liderado-por-cientificos-uruguayos-abre-nuevas-posibilidades-para-tratamiento-del-cancer/

Participan en el estudio investigadores del Institut Pasteur y la Udelar; fue publicado en la revista Cancer Cell.                                                                                                                                                                                                                                                                                                      Científicos del Institut Pasteur de Montevideo y de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República (Udelar), en colaboración con investigadores de Argentina y Francia, identificaron nuevas interacciones entre componentes del sistema inmunológico cuya comprensión es clave para el éxito de la inmunoterapia en cáncer.

SobreCiencia conversó con el Marcelo Hill, integrante del Departamento de Inmunobiología de Facultad de Medicina y responsable del Laboratorio de Inmunorregulación de Inflamación del Institut Pasteur de Montevideo.

Hill repasó las bases de las respuestas inmunológicas con las que un organismo se defiende de un tumor. Agregó que dentro de un tumor hay varios tipos de células, no solamente malignas, sino que también hay glóbulos blancos que van a intentar matar a esas células malignas.

Un tipo de las células que están ahí son las células dendríticas, que toman la información del tumor, y van a migrar, van a trasladarse hasta un ganglio linfático. Van a transmitir esa información a los linfocitos. Los linfocitos son como los soldados, la respuesta inmune, que cuando ven ese peligro que les está transmitiendo la célula dendrítica, van a ir hasta el tumor y lo van a atacar. O sea, hacen el camino inverso desde el ganglio hasta el tumor. Pero ese mecanismo no siempre funciona. Esos linfocitos tienen algunos frenos que hacen que no puedan funcionar bien, que queden de alguna manera paralizados”, explicó.

El científico dijo que lo que hace la inmunoterapia es quitar esos “frenos” a través de fármacos de anticuerpos que se inyectan al paciente, haciendo que los linfocitos queden funcionales y puedan ir a atacar a las células tumorales.

En esta investigación, publicada el 13 de mayo en la revista Cancer Cell, se describe que en las células dendríticas también existen otros “frenos” que no se conocían y que impiden que le transmitan información a los linfocitos.

Nuestro trabajo le interesó a la revista Cancer Cell porque aporta diferentes elementos. Por un lado esto que es un nuevo blanco terapéutico, porque no se sabía que hay una proteína que nosotros llamamos Torid, que está en las células dendríticas y que actúa inhibiendo la inflamación, que es este freno, y que es interesante porque ofrece una nueva oportunidad terapéutica”, explicó.

Hill aclaró que la inmunoterapia ha marcado una revolución en la terapia del cáncer porque ha logrado efectos que nunca antes habían conseguido las terapias clásicas. Sin embargo, aclaró que solamente un tercio de los pacientes logra tener beneficios clínicos, siendo, los otros dos tercios restantes, resistentes a este tratamiento.

El experto dijo que estos datos son una pieza más en el puzle para poder entender qué pasa cuando un paciente está respondiendo a la inmunoterapia y cuando no, permitiendo racionalizar el gasto, ya que los fármacos para estos tratamientos son de alto costo.

En una etapa muy temprana nosotros podemos medir mediante biopsias quien va a responder al tratamiento y quién no. Tratar de validar estos hallazgos va a llevar un tiempo, pero es parte de un proyecto importante que tenemos”- agregó.

Hill remarcó que este descubrimiento no significa un nuevo tratamiento contra el cáncer, ya que para que se transforme en un medicamento faltan muchos años, mucho trabajo y financiamiento.

La importancia de esto es que encontramos una nueva posibilidad. Es un camino que estamos comenzando que para nosotros es muy motivante. Son posibilidades que esperemos que sigan avanzando”, concluyó.

El equipo uruguayo de esta investigación está liderado por Mercedes Segovia y Sofía Russo. Además de Marcelo Hill, participaron Matías Jeldres, Sabina Victoria, Valentina Pérez y Maite Duhalde. Contó también con la colaboración de Gabriel Rabinovich, director del Laboratorio de Inmunopatología del Instituto de Biología y Medicina Experimental del Conicet y profesor titular de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, y Cristina Cuturi, del Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica (Inserm), en Nantes (Francia).

Texto: Alexandra Perrone

Entrevista: Gustavo Villa


Políticas de ciencia, tecnología e innovación aplicadas a la inclusión social y desarrollo

Publicado en SobreCiencia.
Léelo completo en su sitio: https://www.sobreciencia.uy/politicas-de-ciencia-tecnologia-e-innovacion-aplicadas-a-la-inclusion-social-y-desarrollo/

Entrevista a la doctora Isabel Bortagaray.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        Isabel Bortagaray es socióloga y doctora en Políticas Públicas en Ciencia y Tecnología (Georgia Institute of Technology, Atlanta, Estados Unidos). Ha trabajado sobre políticas públicas de ciencia, tecnología e innovación en España, Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Panamá y Nueva Zelanda. Hoy es profesora adjunta del Instituto de Desarrollo Sostenible, Innovación e Inclusión Social (IDIIS), en el Centro Universitario de Tacuarembó de la Universidad de la República (Udelar). En los últimos años ha participado de varias investigaciones vinculadas a la relación que existe entre cultura, innovación, ciencia y tecnología en Uruguay.

Bortagaray contó a SobreCiencia que actualmente trabaja en un proyecto de investigación enfocado a cómo se percibe al sector forestal desde distintos actores de la sociedad, teniendo en cuenta el desarrollo de la industria maderera y ante el impacto que podría generar el proyecto UPM II.

Hay mucha expectativa, mucho cuestionamiento, incertidumbre”, dijo y contó que tienen un proyecto de investigación en el que observan cómo se percibe al sector forestal desde distintos públicos y actores de la sociedad, “porque tampoco es que haya una visión uniforme, no es fácil acceder a una información integral y que deje a las personas satisfechas, con una información confiable”. A su entender, es muy difícil armarse una idea cabal porque es un tema muy complejo, “hay intereses muy fuertes por detrás y problemáticas que sin duda nos van a afectar para bien o para mal, va a tener mucho impacto”, añadió.

La experta agregó que cuando se inició la industria forestal la idea de modelo era diferente, ya que abarcaba otros subproductos y dinámicas industriales que finalmente no se dieron, quedando la celulosa como el principal subsector.

Con respecto a qué modelos de políticas públicas de ciencia, tecnología e innovación son los más exitosos, Bortagaray dijo que lo importante es diseñar políticas que contemplen de antemano los efectos de la tecnología y la innovación en la sociedad, porque “no todos los efectos recaen en los grupos de la misma manera, hay colectivos que se pueden perjudicar, agregó.

Sobre los modelos que han demostrado ser eficaces en otras partes del mundo y que podrían llevarse a cabo en Uruguay, la científica señaló como ejemplo a Costa Rica, dónde hay iniciativas que conectan lo ambiental con lo sustentable.

También mencionó a Dinamarca, dónde la industria láctea ha sabido transversalizar capacidades tecnológicas a otros sectores.

En ese marco, consideró que las políticas de ciencia, tecnología e innovación pueden ser herramientas para trabajar en equidad de género y, comentó que observar la movilidad de las mujeres dentro del sistema podría ayudar a generar políticas explicitas para contemplar y equilibrar esos procesos.

Hubo todo un proceso de expansión en el interior. Yo no tengo la sensación de que por estar en el interior tenga diferencias, yo estoy en el área de ciencias sociales, que hay más mujeres”, comentó.

A su entender, el problema es tan profundo y grave que no cree que con acciones se reviertan. “Pero sin duda tienen que estar integradas porque yo creo que parte importante del problema es que nosotros hacemos muchos esfuerzos pero fragmentados”, sostuvo y acotó: “creo realmente que tiene que haber una planificación más sistémica. Y desde las políticas tiene que haber una cuestión de integración y planificación conjunta, por ejemplo, tiene que vincularse con todo el sistema educativo, desde la escuela primaria en adelante y después a nivel de ciudadanía hay mucho por hacer porque nosotros reproducimos modelos sin darnos cuenta”, concluyó.

 


 

“Si todos los países quieren ser desarrollados, el planeta no da”

Publicado en SobreCiencia.
Léelo completo en su sitio: https://www.sobreciencia.uy/si-todos-los-paises-quieren-ser-desarrollados-el-planeta-no-da/

Hay dos opciones, ir a un modelo alternativo o prepararse para el desastre, dijo el investigador en temas de cambio climático Gerardo Honti.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   Evitar el cambio climático y sus consecuencias no es posible si el modelo económico sigue siendo el del crecimiento continuo, dijo en SobreCiencia el investigador del Centro Latinoamericano de Ecología Social Gerardo Honti. “Si todos los países quieren ser desarrollados el planeta no da”, advirtió.

“Cada punto del PBI que aumenta es algo más de producción, esa producción requiere aumentos materiales y energéticos y el planeta ya llegó el límite” en cuanto a los recursos que puede proveer para producirlos, remarcó. La idea de que se puede crecer ad infinitum es un absurdo matemático, afirmó.

Según Honti la posible solución es ir hacia una teoría económica distinta a la predominante y reordenar el uso y la distribución de los recursos. “Vamos a vivir seguramente de una manera más austera; no vamos a poder tener todos los lujos y el confort que tenemos hoy desde el punto de vista material, pero vamos a tener el lujo y el confort de un ambiente sano, que de última es lo único que de verdad tenemos”, sostuvo.

Los compromisos que se han firmado entre países con intención de atenuar la emisión de los gases de efecto invernadero que causan el cambio climático no son efectivos, afirmó Honti. Aunque se cumpla con lo que cada país promete, disminuyendo emisiones por unidad de producción, al crecer la producción, en términos absolutos siguen aumentando las emisiones, explicó.

Honti enfatizó que cuando se habla de contextos críticos generados por el cambio climático no se está hablando del futuro sino del presente y comentó que las sequías e inundaciones en Uruguay son una muestra.

Hay dos posibilidades, aseguró, “una es hacer una transición hacia un modelo económico alternativo, la otra es prepararse para el desastre que se viene”.

Texto y foto: Web Radio Uruguay.

Entrevista: Gustavo Villa


 

 

 

Convocan a voluntarias para participar de investigación científica sobre el apego “madre-hijo”

Publicado en SobreCiencia.
Léelo completo en su sitio: https://www.sobreciencia.uy/convocan-a-voluntarias-para-participar-de-investigacion-cientifica-sobre-el-apego-madre-hijo/

Madres con bebés hasta 13 meses, pueden colaborar con la investigación.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         Varios estudios científicos han encontrado factores del vínculo madre-hijo que influyen en el desarrollo del comportamiento social y en la empatía de los niños, pero existen pocos que investigan estos aspectos en el primer año de vida.

Un grupo interdisciplinario de la Universidad de la República (Udelar) llama a colaborar a madres con bebés desde recién nacidos y hasta 13 meses de edad para profundizar en la investigación de qué aspectos del vínculo madre-hijo influyen en el desarrollo de la empatía.

SobreCiencia conversó con Antonella Arrieta, integrante del Laboratorio de Neurociencias de Facultad de Ciencias de la Udelar, quien señaló que la relación madre-hijo funciona como un sistema de regulación de procesos fisiológicos, cognitivos y afectivos. Es en ese marco que se busca entender qué lugar ocupa la empatía y cómo podría favorecer su desarrollo para promover comportamientos prosociales.

La investigación, que busca conocer las respuestas empáticas de los niños y niñas en su primer año de vida, está orientada por la Dra. Annabel Ferreira, integrante de la Sección Fisiología y Nutrición de la Facultad de Ciencias, y por el Dr. Leonel Gómez,  del Laboratorio de Neurociencias. En la iniciativa participan también  investigadores del Centro Interdisciplinario en Cognición para la Enseñanza y el Aprendizaje (Cicea).

Arrieta explicó que la maternidad es un proceso compartido por todos los mamíferos, que implica cambios fundamentales en el cerebro de la madre.

Estos cambios están dirigidos a generar mayor atención a las señales claves provenientes del bebé. De esta manera, naturalmente, podemos asegurar la supervivencia y el cuidado de la cría. El vínculo que se genera solo puede suceder si existe un diálogo entre las señales de la madre y el hijo desde etapas muy tempranas”, agregó.

La científica definió a la empatía como la capacidad de percibir, entender y sentir los estados emocionales de los demás; una sensación acompañada por la intensión de querer aliviar o consolar al otro. Subrayó que es fundamental su desarrollo para el establecimiento de los vínculos.

Nosotros nos planteamos estudiar qué es lo que sucede con la empatía en sus primeros pasos, cómo se desarrolla en los primeros meses. Trabajamos en conjunto con bebés de hasta 14 meses y sus madres, para tratar de contestar estas preguntas. Es muy importante siempre entender un poco más los comportamientos y desde el punto de vista más aplicado. Si nosotros podemos contribuir al desarrollo de la empatía desde edades tempranas, podemos estar de alguna manera mejorando algunos aspectos en el establecimiento de los vínculos”, señaló.

Arrieta dijo que para esta investigación se necesitan un mínimo de 60 participantes. Explicó que una vez que las madres se ponen en contacto con el equipo investigador, éstas reciben toda la información del proyecto, y posteriormente  se coordina una visita del equipo de científicos a los hogares de las colaboradoras, ya que es importante trabajar con la madre y el niño desde su propio entorno.

La científica dijo que una de las formas de medir la empatía, es a través del estudio de los latidos del corazón de los niños y de la madre, ya que los mismos son una medida comúnmente empleada para estudiar el desarrollo de procesos psicológicos relacionados con la expresión y la regulación de las emociones.

Para participar del proyecto hay que comunicarse al mail aarrieta@fcien.edu.uy o por whatsapp o mensaje de texto al 092 078 707.

Texto: Alexandra Perrone

Entrevista: Gustavo Villa