El comienzo del fin del agujero de la capa de ozono

Publicado en zemiorka.
Léelo completo en su sitio: http://zemiorka.blogspot.com/2019/11/el-comienzo-del-fin-del-agujero-de-la.html

Allá por los años 80′ irrumpió en la opinión pública uno de los primeros temas de la agenda global ambiental. Quienes tenemos recuerdos de nuestra infancia no podemos olvidar la impresión que causó el problema del agujero de la capa de ozono. Treinta años después, y luego de un importante consenso global y político resumido en el Protocolo de Montreal, este problema ambiental ha comenzado a solucionarse. El acuerdo político alcanzado no solo ha sido clave para solucionar un problema muy específico, sino que además es un ejemplo excepcional de amplia aceptación mundial de compromisos basados en aspectos técnicos. Por ciero, a la luz de otros desafíos globales tan complejos como el calentamiento global un buen ejemplo a seguir, y una esperanza realista para comenzar a revertir los efectos del calentamiento global. Pocos acuerdos internacionales alcanzaron un nivel de éxito técnico y a la vez político.

El agujero de la capa de ozono ha comenzado a cerrarse. Hemos escuchado varias veces esta noticia a lo largo de los últimos tres años, y eso se debe a varios factores. En primer lugar porque si bien aún no se ha completado el cierre de esta enorme agujero, el proceso de recuperación de las concentraciones normales de ozono ha sido claramente demostrado. Por otro lado la dinámica de esta enorme estructura atmosférica está sujeta a diversas variables que modifican la misma. La actividad volcánica y los efectos del calentamiento global influyen significativamente en la estructura del agujero y deben ser convenientemente determinados. El primero de estos factores tiende a disminuir la concentración de ozono atmosférico, mientras que la expansión de la atmósfera debido al calentamiento globlal tiende a disminuir el tamaño del agujero.
 El ozono, una forma alotrópica del oxígeno, se encuentra distribuido entre los 15 y 50 km de altura y su presencia en la atmósfera es clave para la depuración de la atmósfera y absorción de radiaciones de altas energías y rayos ultravioletas. La llamada capa de ozono es la franja de la estratosfera en la que se concentra el 90% del ozono gaseoso. Esta capa forma parte de los delicados elementos imprescindibles para el surgimiento y sustento de la vida en nuestro planeta. El incremento en el uso de los cloroflurocarbonos (CFC) es el principal responsable de la disminución de la concentración del ozono atmosférico. Esta familia de gases fue ampliamente utilizada en la industria de la refrigeración y de envases de aerosol, y son altamente persistentes en la atmósfera.
Variación de la supericie del agujero de ozono antártico en el último año. Fuente: ESA.-
 Los primeros indicios de la disminución de la concentración de ozono atmosférico debido al incremento de los CFC datan de finales de los años 70′. A mediados de los años 80′ el problema de la capa de ozono estaba plenamente instalado en la agenda pública, y probablemente se trate del primer caso de toma de consciencia global sobre la problemática ambiental. Este tema, junto con la deforestación de la Amazonia, la lluvia ácida y el accidente nuclear de Chernóbil fueron los temas ambientales que impactaron decididamente en nuestra visión global de nuestro Planeta. La percepción de nuestro lugar en el mundo y el impacto de nuestra forma de vida cambió drásticamente a partir de estos años.
 El Protocolo de Montreal fue la clave para comenzar a disminuir el consumo de los CFC, y establecer programas de monitoreo exhaustivos de la concentración de ozono atmosférico. La implementación de este tratado internacional es probablemente uno de los mejores ejemplos de colaboración internacional, ya que no hay estado alguno que no lo haya suscrito en sus términos originales. Es sin dudas un precedente más que importante para el abordaje de otros desafíos ambientales globales que inexorablemente requieren de compromisos internacionales decididos y de largo aliento.

Variación anual de la superficie del agujero de la capa de ozono para los años 2013 a 2019. La línea naranja corresponde a las predicciones para el año siguiente. El proceso de recuperación de la capa de ozono es evidente y sostenido. Vía: ESA.-

 La recuperación de la capa de ozono es un proceso complejo, que se inicia con la disminución de la tasa de degradación del gas ozono, seguido por una nivelación de la concentración y un progresivo y lento proceso de recuperación de las concentraciones atmosféricas normales. Desde el año 2000 la recuperación del ozono atmosférico se ha realizado a una tasa promedio de 1 a 3% anual. Hacia 2008 se reportaba lo que se dió en llamar la primera etapa de recuperación del ozono atmosférico. En 2011 una evaluación de la World Meteorological Organization publicaba los primeros indicios de recuperación de la capa de ozono a gran altitud, en las regiones medias y las capas inferiores de la misma.

 El estado actual del agujero de la capa de ozono de la Antártida es de unos 10 millones kilómetros cuadrados, menos de la mitad de la superficie que tenía en los 80, según los modelos utilizados por la Agencia Espacial Europea, si el ritmo de recuperación se mantiene es de esperar que los niveles normales de ozono se recuperen completamente en 2030 para el hemisferio norte y 2050 para el hemisferio sur. Se estima que para 2060 el agujero de las zonas polares haya desaparecido, que es equivalente a decir que la recuperación completa de los valores normales de ozono se habrá completado en esos años.

 Además de la actividad antropogénica, la dinámica de la capa de ozono tiene una variación estacional y es afectada por las emisiones de aerosoles de origen volcánico. Con respecto al agujero del Polo Sur, es en octubre donde se registra la menor concentración anual de ozono. Esta variación estacional permite establecer este mes como indicador clave de la dinámica de la capa de ozono. La gran actividad volcánica de la cordillera andina es responsable de bajas puntuales en la concentración de ozono. Típicamente las erupciones de los volcanes Puyehue en 2011 y Calbuco en 2015 han incidido y directamente correlacionadas con disminuciones del ozono. La contribución de los gases y aerosoles volcánicos puede representar un 30 a 50% de la baja del ozono, aspecto que depende directamente de las temperaturas, presión y dinámica de arrastre de las capas superiores de la atmósfera.

 Es necesario mantener y respetar los acuerdos del Protocolo de Montreal a efectos de sostener este lento proceso de recuperación de la capa de ozono. Es sin dudas una noticia muy esperanzadora: somos capaces de asumir el impacto que la actividad ha realizado sobe nuestro planeta y tomar medidas exitosas para mitigarlo e incluso revertirlo. Que ejemplo cunda y se logre emular para resolver problemas globales extremadamente complejos y acuciantes como el cambio climático. El primer escollo en este caso es claramente político: requerirá aislar y reducir la influencia de las posiciones negacionistas y anticientíficas. En plena era de postverdad ramplona y omnipresente el desafío es muy superior a las capacidades tecnológicas que requiere un compromiso de estas características. La ciencia y el enfoque racional de problemas ofrece conocimiento, soluciones y muy especialmente, un camino positivo y posible de esperanzas. Plantearnos este objetivo como Humanidad es entonces un imperativo ético al cual no podemos fallar.

  Referencias: Nature, Science.

  Vía: ESA.-

Un experimento sobre la polarización de la luz y la ley de Malus usando teléfonos inteligentes

Publicado en el blog de Martín Monteiro .
Léelo completo en su sitio: http://fisicamartin.blogspot.com/2019/11/un-experimento-sobre-la-polarizacion-de.html

Artículo publicado en la revista Educación en Física, de la Asociación de Profesores de Física del Uruguay.

Martín Monteiro, Cecilia Stari, Cecilia Cabeza, Arturo C. Martí (2019).
“Un experimento sobre la polarización de la luz y la ley de Malus usando teléfonos inteligentes”
Revista Educación en Física Nº 38, 17-22.

Leer el artículo completo en PDF (en este enlace o más abajo en esta misma página):

Notas relacionadas:

The Polarization of Light and Malus’ Law Using Smartphones

Más física con smartphones:

SmarterPhysics: http://smarterphysics.blogspot.com

Más todavía: http://fisicamartin.blogspot.com/search/label/SmarterPhysics

Me gustaría escucharte. No dudes en compartir tus comentarios al final de esta página.

Si te gustó este artículo, puedes compartirlo en tus redes.

¡Gracias por tu apoyo!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com


https://redlbc.files.wordpress.com/2019/11/69f00-20191105_190513.jpg?w=300

El tránsito de Mercurio, un evento que no se repetirá hasta el año 2032

Publicado en Cosmotales .
Léelo completo en su sitio: https://cosmotales.co/2019/11/12/el-transito-de-mercurio-un-evento-que-no-se-repetira-hasta-el-ano-2032/

images (3).jpeg

Hay fenómenos celestes bastante conocidos y que no pasan desapercibidos. El más célebre por su espectacularidad es tal vez el eclipse de Sol, en donde la Luna se interpone entre la estrella y nosotros, bloqueando su luz parcial o totalmente.

Entre los eventos menos populares están los tránsitos planetarios, que podemos observar desde la Tierra  cuando un planeta del sistema solar es el que se interpone entre nuestro planeta y el Sol.  Esto solo sucede con los planetas interiores, es decir Mercurio y Venus, y requiere una perfecta alineación entre el Sol, la Tierra y alguno de los dos planetas.

Justamente el 11 de noviembre desde varias regiones del mundo se pudo disfrutar de la observación de Mercurio, el planeta rocoso menos explorado del sistema solar, pasando frente al imponente disco solar. El llamado tránsito de Mercurio es un evento poco frecuente, dado que aunque Mercurio pasa entre la Tierra y el Sol al menos tres veces al año, su órbita se encuentra inclinada y no es fácil que se produzca la perfecta alineación. Los tránsitos de Mercurio solo ocurren unas 13 veces por siglo, en intervalos que oscilan entre 3,5 años como mínimo y 13 años como máximo.

Históricamente, estos tránsitos han sido de gran importancia ya que han ayudado a calcular las dimensiones del sistema solar, entre ellas la unidad astronómica, nombre con el que se designa a la distancia media entre la Tierra y el Sol, equivalente a unos 150 millones de kilómetros. Uno de los más reconocidos astrónomos, Edmund Halley – el mismo que calculó la órbita del famoso cometa que lleva su nombre – fue el primero que se dio cuenta de las posibilidades de estas observaciones para comenzar a darle dimensiones a nuestro vecindario cósmico. Un tránsito de Venus en 1761, por su parte, permitió observar un arco de luz rodeando a Venus, lo que significó el descubrimiento de la atmósfera de ese planeta.

Durante los tránsitos, al igual que en los eclipses, hay varias fases denominadas contactos. En el más reciente el primer contacto de Mercurio y el Sol se dio a las 7:35 am, y el último a la 1:04 pm, lo que significa que durante 5 horas, 29 minutos y 12 segundos se pudo observar al pequeño planeta danzando frente al Sol, aunque únicamente podia ser visto con telescopios o binoculares potentes, equipados con un filtro solar. No está de más recordar que siempre hay que protegerse la vista al observar estos fenómenos igual que cuando se observa un eclipse, y que no sirven las radiografías, gafas oscuras, vidrios ahumados, CDs, y otros elementos caseros.

 Si te perdiste la oportunidad de verlo, tendrás que esperar hasta el 13 de noviembre de 2032. Y los siguientes serán el 7 de noviembre de 2039 y el 7 de mayo de 2049.

Tránsito de Mercurio 2019

Publicado en el blog de Martín Monteiro .
Léelo completo en su sitio: http://fisicamartin.blogspot.com/2019/11/transito-de-mercurio-2019.html

Este lunes 11 de noviembre de 2019 tendremos la oportunidad de apreciar un tránsito de Mercurio que será visible desde toda América.
Un tránsito astronómico es el paso de un astro por delante de otro, ocultándolo parcialmente. Los eclipses son casos especiales de tránsitos. Desde la Tierra son posibles solamente dos tránsitos planetarios por delante del Sol, el tránsito de Mercurio y el tránsito de Venus. Los demás planetas son exteriores a la órbita de la Tierra y por lo tanto no pueden interponerse nunca entre la Tierra y el Sol.
Mercurio es el planeta más pequeño del Sistema Solar y el más cercano al Sol, esto hace que los tránsitos de Mercurio no sean tan notables como los de Venus, ya que Venus tiene mayor tamaño y está más cerca de la Tierra. Sin embargo los tránsitos de Venus son muy raros, tanto que en el siglo XX no hubo ninguno. Los últimos tránsitos de Venus ocurrieron en el 2004 y en el 2012 y no volverán a ocurrir hasta los años 2117 y 2125.
Los tránsitos de Mercurio ocurren con mayor frecuencia que los de Venus. Durante el siglo XXI habrá 14 tránsitos. Sin embargo después de este evento del 11 de noviembre no habrá otro hasta el año 2032, y desde nuestro continente habrá que esperar 30 años para volver a observar otro tránsito de Mercurio. Es decir que esta será una oportunidad única, en décadas, para observar este fenómeno desde esta parte del mundo.

Cómo observar el tránsito de Mercurio:

1. NUNCA DE MIRAR DE FORMA DIRECTA AL SOL.
2. NUNCA mirar al Sol a través de telescopios o binoculares
3. Se puede observar en forma directa el Sol, únicamente si se cuenta con filtros solares especiales. (Los lentes de Sol NO sirven de protección.)
4. Una forma segura de observar el Sol en general y el tránsito de Mercurio en particular, consiste en proyectar la imagen generada por un telescopio sobre una pantalla.

Cuándo:

Hay cinco momentos especiales en un tránsito:
El primer contacto: cuando el planeta comienza a ingresar en el disco solar.
El segundo contacto: cuando el planeta está completamente dentro del disco solar.
El máximo: que es el momento en que pasa más cerca del centro del disco solar.
El tercer contacto: cuando el planeta comienza a salir del disco solar.
El cuarto contacto: cuando el planeta salió completamente del disco solar.

Entre el primer y el segundo contacto hay aproximadamente un minuto y medio. Algo similar entre el tercer y el cuarto contacto.

Los horarios para el tránsito de Mercurio del 11 de noviembre de 2019, son los siguientes:

Horario de Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay: Comenzará a las 9:35 h, tendrá su máximo a las 12:20 h y terminará a las 15:04 h.

Horario de Bolivia, Venezuela, República Dominicana y Puerto Rico:  8:35 h / 11:20 h / 14:04 h.

Horario de Perú, Ecuador, Colombia, Panamá y Cuba: 7:35 h / 10:20 h / 13:04 h.

Horario de México, Guatemala, Honduras, El Salvado, Nicaragua y Costa Rica: 6:35 h / 9:20 h / 12:04 h.

Más información: 2019 Transit of Mercury by Fred Espenak

Acercamiento del tránsito de Mercurio del año 2006, obtenido por uno de los telescopios de las Islas Canarias.
Nunca se debe mirar el Sol a través de un telescopio. Esto le pasó a este filtro solar cuando un estudiante los colocó detrás del ocular de un telescopio. Imagina lo que podría ocurrir con el ojo en esa misma situación.
Estos filtros son seguros para mirar el Sol, pero deben utilizarse sin ningún instrumento.
Una forma segura de observar el Sol y el tránsito de Mercurio es proyectar la imagen de un telescopio en una pantalla.

https://redlbc.files.wordpress.com/2019/11/4714b-mercurysun2019.jpg?w=300

Olimpiada Latinoamericana de Astronomía y Astronáutica 2019

Publicado en el blog de Martín Monteiro .

Léelo completo en su sitio: http://fisicamartin.blogspot.com/2019/11/olimpiada-latinoamericana-de-astronomia.html

Desde el año 2008 y en forma ininterrumpida  integro el comité organizador de la Olimpiada Uruguaya de Astronomía (OUA)Desde entonces Uruguay ha estado presente en todas las Olimpiadas Latinoamericanas de Astronomía y Astronáutica (OLAA), con excelentes actuaciones. Este año tuve el honor de acompañar a los olímpicos de astronomía que representaron a Uruguay en la XI OLAA 2019, que se desarrolló en Puebla, México, entre el 20 y el 25 de octubre.

La delegación uruguaya estuvo integrada por Rodrigo Cabral (obtuvo medalla de oro), Mateo Fernández (medalla de bronce y mejor prueba teórica grupal), Milagros Segovia (medalla de bronce), Marcos Alzugaray (medalla de bronce) y Constanza Flores (mención honorífica). Estos talentosos jóvenes se ganaron el derecho de representar a Uruguay luego de recorrer un extenso y exigente camino olímpico. El ciclo que culminó en esta OLAA 2019 comenzó un año antes con la primera prueba de la XI Olimpiada Uruguaya de Astronomía 2018/2019, a la que le siguieron varias pruebas más y finalmente un curso intensivo de preparación para cubrir el extenso temario de la Olimpiada Latinoamericana.

La exitosa participación de Uruguay fue posible en primer lugar gracias a los excelentes profesores de astronomía que a lo largo y ancho del país motivan a sus estudiantes el gusto por la ciencia y por la astronomía en particular y los invitan a dar un paso más y animarse a participar en la olimpiada nacional. Otro factor fundamental son los estudiantes y docentes de secundaria y facultad de ciencias que colaboran con la Olimpiada Uruguaya de Astronomía, que dedican tiempo y esfuerzo durante meses en los cursos de preparación de cada ciclo olímpico. La olimpiada no sería posible tampoco sin las instituciones que cada año sostienen y organizan la OUA: Sociedad Uruguaya de Astronomía, Departamento de Astronomía de la Facultad de Ciencias, Inspección de Astronomía del Consejo de Educación Secundaria, Planetario de Montevideo, Observatorio Astronómico Los Molinos y Ex-Olímpicos de Astronomía. Finalmente, la participación de Uruguay en esta OLAA 2019 no hubiera sido posible sin el apoyo económico de todas las instituciones que materializaron este sueño olímpico: LATU, ANEP, PEDECIBA, MEC – D2C2, MEC – Dirección de Educación e Intendencia de Lavalleja.

 

De izquierda a derecha: al mi lado Mateo Fernández, Marcos Alzugaray, Milagros Segovia, Rodrigo Cabral y Constanza Flores.

La Olimpiada Latinoamericana de Astronomía y Astronáutica se fundó en Montevideo el 10 de octubre de 2008, más exactamente en el Instituto de Física de la Facultad de Ciencias. La iniciativa surgió de los organizadores de la Olimpiada Brasileña de Astronomía, con la idea de que la primera OLAA fuera uno de los eventos importantes del Año Internacional de la Astronomía 2009. El acta fundacional estuvo firmada por representantes de 6 países latinoamericanos: Brasil, Chile, Colombia. México, Paraguay y Uruguay. Con el tiempo se sumarían más países. Por ejemplo, en el año 2014, cuando en Uruguay nos tocó organizar la sexta OLAA, ya se habían sumado Argentina y Bolivia, siendo para entonces un total de 8 países participantes. Pasada una década desde su primera edición, en esta decimoprimera OLAA 2019 participaron 54 estudiantes de educación media, representando a 11 países latinoamericanos: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay. Se hubiera llegado a la cifra record de 12 países si no fuera porque a último momento Ecuador debió faltar a la cita como consecuencia de la grave situación social por la que estaba atravesando ese país durante las últimas semanas.

La OLAA es una experiencia maravillosa para todos, especialmente para los estudiantes que regresan a sus países más motivados y plenos de experiencias y amigos nuevos de toda América. Entre los valores más importantes de estas actividades se encuentra el estímulo de jóvenes talentos, así como la integración con otros estudiantes, tomando contacto con realidades diferentes y encontrándose con otros chicos de edades similares que comparten el mismo gusto por la ciencia en general y por la astronomía en particular.

En cuanto a la competencia, los estudiantes debieron enfrentar cuatro pruebas diferentes a lo largo de cuatro días: 1º) Prueba teórica individual (25 puntos), 2º) Prueba teórica grupal (30 puntos), 3º) Prueba observacional (individual) (20 puntos) y 4º) Prueba de cohetería (grupal) (25 puntos). Es decir que dos de las pruebas son teóricas y dos son prácticas, mientras que dos son individuales y dos son grupales. Algo para resaltar es que en las pruebas grupales los equipos son mixtos, cada uno integrado por tres estudiantes de países diferentes, enfatizando algo que caracteriza a la OLAA, la integración y el trabajo en colaboración. La suma de las cuatro pruebas constituye el puntaje total de cada estudiante. Los estudiantes que obtienen un puntaje superior al 90% del mejor puntaje ganan medalla de oro. Quienes superan el 78% ganan plata, por encima de 65%, bronce y sobre 50% consiguen mención honorífica.
Los delegados, por nuestra parte, tuvimos la responsabilidad de apoyar a los organizadores locales, discutir las pruebas teóricas propuestas por el comité organizador, supervisar las correcciones de las pruebas, elaborar las pruebas observacionales, controlar las demás actividades como la prueba de cohetería y proponer cambios y actualizaciones en los reglamentos y estatutos de la Olimpiada.
 
 
Las pruebas:
La prueba teórica individual contó con cuatro problemas: 1) Telescopios espaciales. 2) Cohete. 3) Científicos extrasolares. 4) Sombrero UV. Estos problemas junto con sus soluciones se pueden acceder en el siguiente enlace (ver prueba teórica individual con soluciones).
La prueba teórica grupal, por su parte, tuvo tres problemas: 1) Detección de exoplanetas. 2) La astronomía y los mayas. 3) Materia oscura en una galaxia. En el siguiente enlace se puede acceder a los problemas con sus soluciones (ver prueba teórica grupal con soluciones).
La prueba observacional debió realizarse bajo techo debido a la falta de cielo despejado. Se elaboró entonces una prueba alternativa con varias etapas: 1) Reconocimiento de objetos. 2) Terminador lunar, 3) Carta estelar, 4) Manejo de telescopio y 5) Reconocimiento de objetos en planetario. En este enlace se puede acceder a las primeras tres partes de la prueba observacional (ver parte escrita de la prueba observacional) y en el siguiente se puede acceder a las imágenes que se proyectaron para las dos primeras partes (ver imágenes proyectadas para la prueba observacional). La prueba de manejo de telescopio consistió en apuntar el telescopio a un objeto de referencia y determinar su declinación y su ángulo horario. La prueba de planetario se realizó en el INAOE, y allí los estudiantes debieron identificar cinco objetos del cielo de Puebla que se iban señalando. Estos fueron: la estrella Zubeneschamali (beta de la constelación de Libra), la estrella Altair (alfa de la constelación del Águila), la constelación de Acuario, la constelación del Cisne y la nebulosa del anillo (M57).
La prueba de cohetería se desarrolló en un campo deportivo, donde cada equipo tuvo dos oportunidades para lanzar lo más lejos posible su cohete de agua y aire comprimido, que durante los tres días anteriores habían estado desarrollando junto con su base de lanzamiento.
Los premios:
Además de las medallas, se otorgaron premios algunos premios especiales:
Mejor prueba observacional: Bismark Ramos (Brasil).
Mejor prueba teórica individual: Caio Nascimento (Brasil)
Mejores pruebas teóricas grupales:
Equipo #6, Juan Recoaro (Argentina), Tahía Arruez (Chile) y Roberto Sánchez (Paraguay).
Equipo #17, Jean Louys (Argentina), Sarah Melo (Brasil) y Mateo Fernández (Uruguay).
Mejor prueba de cohetería:
Equipo #13, Juan Recoaro (Argentina), Ibeth Wang (Panamá) y José Pinho (Paraguay).
Medallero en orden alfabético:
La organización:
La organización de esta Olimpiada Latinoamericana estuvo liderada por el Dr. Eduardo Mendoza, astrónomo investigador del INAOE, Daniela Reyes, coordinadora de logística con el apoyo de Eduardo Valadez. El comité de problemas estuvo integrado por Mariana Juárez Gamma, David Godos Valencia y Geraldine Laneli Ponce, bajo la supervision del Dr. Lino Héctor Rodríguez. A todos ellos les agradecemos por su gran hospitalidad y una maravillosa olimpiada.
Este cuadro corresponde a la organización de la olimpiada nacional mexicana de 2017, pero allí figuran la mayoría de las personas que participaron en la organización de esta Olimpiada Latinoamericana 2019.

 

Equipo de organizadores de la OLAA 2019
LA OLAA 2019 EN IMÁGENES:
Día 0: Viaje y llegada a Puebla. (Domingo 20)
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
Día 1: Inauguración y prueba teórica. (Lunes 21)

 

 

 

 

 

 

 

 

Primera reunión de delegados para revisar las propuestas para las pruebas

 

 

 

Plaza del zócalo de Puebla
Día 2: Prueba teórica grupal y primeras partes de la prueba observacional. (Martes 22)

 

Uno de los tres talleres de cohetería.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Día 3: Prueba observacional en planetario y visita al INAOE (Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica). (Miércoles 23)

 

 

 

 

Exhibición de antiguos instrumentos científicos del INAOE

 

 

Gran cámara Schmidt del INAOE

 

 

 

 

 

Arriba a la derecha, domo donde se realizó la prueba de planetario

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tradicionales tacos mexicanos

 

Delegados revisando pruebas

 

 

 

 

Día 4: Prueba de cohetería y visita a la gran pirámide de Cholula. (Jueves 24)

 

El equipo de cohetería de Mateo

 

El equipo de cohetería de Milagros

 

 

 

 

 

Maqueta de la gran pirámide de Cholula. La más grande del mundo, pero en gran mayoría bajo tierra. En la cima la catedral de Cholula. La parte frontal es casi lo único visible de la gran pirámide.

 

 

 

 

Túneles interiores de la gran pirámide de Cholula.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Casi el único fragmento visible de la gran pirámide de Cholula. (Ver la maqueta anterior). En la cima, a lo lejos, se aprecia la catedral de Cholula.

 

Catedral de Cholula sobre la gran pirámide.

 

Día 5: Clausura y premiación. (Viernes 25)
Asamblea de delegados

 

 

Decoración de las mesas de la gala de clausura

 

 

 

Las medallas de la OLAA

 

Argentina

 

Panamá

 

Chile

 

Bolivia y Colombia

 

Paraguay

 

Brasil

 

Guatemala

 

México

 

Perú

 

Recuerdos de la OLAA

 

 

Mateo con su equipo recibiendo el premio a mejor prueba teórica grupal

 

 

Constanza recibiendo la mención honorífica

 

Milagros, Marcos y Mateo recibiendo medalla de bronce

 

 

 

 

Rodrigo recibiendo medalla de oro
VIDEO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con Daniela Reyes, Eduardo Mendoza y Eduardo Valadez del comité organizador. Atrás Oscar Angulo, delegado de México.

 

Con Julio Klafke y Eugenio Reis, delegados de Brasil. Atrás Eduardo Mendoza, presidente del comité organizador.

 

Con Víctor Vera y Madeleine Rojas, delegados de Perú y Panamá, respectivamente.

 

Con Eugenio Reis, de Brasil y Mónica Oddone y Martín Leiva, delegados de Argentina.
Con Miguel Volpe, delegado de Paraguay.
Con Iván Núñez, delegado de Paraguay.
Con Mirko Raljevic, delegado de Bolivia.

 

Con Giannina Dalle Mese, delegada de México
Con Cristian Goez, delegado de Colombia

 

Feliz con estos chicos. Feliz por ellos. Orgulloso no solo por los premios que obtuvieron sino mucho más porque son un grupo genial, uno de los mejores que me ha tocado acompañar.

 

Delegación de Uruguay cenando con Daniela Reyes y Eduardo Valadez, coordinadores de logística de la Olimpiada.

 

 

 

 

 

Milagros y Mateo con sus diplomas de los premios especiales votados y entregados entre todos los estudiantes que participaron de la olimpiada.
Día 6: Despedida y regreso. (Sábado 26)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Despegando de México

 

 

La bahía de Montevideo al amanecer, pocos minutos antes de aterrizar

 

Sobrevolando el estadio centenario

 

Las familias recibiendo a sus olímpicos con pancartas

 

 

 

 

Familias y olímpicos felices.
La remera de la hermana de Milagros, al lado de la bandera, dice:
“Mi hermana es mi ídola. Y la mejor astrónoma.”


Entrevistas y notas:
Desde su regreso a Montevideo varios medios se han hecho eco de la participación de los olímpicos en la Olimpiada Latinoamericana. Aquí algunas de las notas que se han publicado (se puede acceder a las notas haciendo click en cada uno de los medios):

Prensa:
La República, 29 de octubre
El País, 2 de noviembre
La Diaria, 5 de noviembre

Web:
Olimpiada Uruguaya de Astronomía, 26 de octubre
Portal del Consejo de Educación Secundaria, 29 de octubre
Metropolitano, 30 de octubre

Radio:
SobreCiencia, Radio Uruguay. 29 de octubre
El Desembarco, Metropolitano Radio. 2 de noviembre
La Canoa, Radiomundo. 6 de noviembre

TV:
Telenoche, Canal 4 de Montevideo. 2 de noviembre

 

 

 

 

 

 

 

https://platform.twitter.com/widgets.js

 

Me gustaría escucharte. No dudes en compartir tus comentarios al final de esta página.
Si te gustó este artículo, puedes compartirlo en tus redes.
¡Gracias por tu apoyo!
Buy Me a Coffee at ko-fi.com


https://redlbc.files.wordpress.com/2019/11/21558-20191025_2010512bbanner.jpg?w=300