Políticas de ciencia, tecnología e innovación aplicadas a la inclusión social y desarrollo

Publicado en SobreCiencia.
Léelo completo en su sitio: https://www.sobreciencia.uy/politicas-de-ciencia-tecnologia-e-innovacion-aplicadas-a-la-inclusion-social-y-desarrollo/

Entrevista a la doctora Isabel Bortagaray.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        Isabel Bortagaray es socióloga y doctora en Políticas Públicas en Ciencia y Tecnología (Georgia Institute of Technology, Atlanta, Estados Unidos). Ha trabajado sobre políticas públicas de ciencia, tecnología e innovación en España, Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Panamá y Nueva Zelanda. Hoy es profesora adjunta del Instituto de Desarrollo Sostenible, Innovación e Inclusión Social (IDIIS), en el Centro Universitario de Tacuarembó de la Universidad de la República (Udelar). En los últimos años ha participado de varias investigaciones vinculadas a la relación que existe entre cultura, innovación, ciencia y tecnología en Uruguay.

Bortagaray contó a SobreCiencia que actualmente trabaja en un proyecto de investigación enfocado a cómo se percibe al sector forestal desde distintos actores de la sociedad, teniendo en cuenta el desarrollo de la industria maderera y ante el impacto que podría generar el proyecto UPM II.

Hay mucha expectativa, mucho cuestionamiento, incertidumbre”, dijo y contó que tienen un proyecto de investigación en el que observan cómo se percibe al sector forestal desde distintos públicos y actores de la sociedad, “porque tampoco es que haya una visión uniforme, no es fácil acceder a una información integral y que deje a las personas satisfechas, con una información confiable”. A su entender, es muy difícil armarse una idea cabal porque es un tema muy complejo, “hay intereses muy fuertes por detrás y problemáticas que sin duda nos van a afectar para bien o para mal, va a tener mucho impacto”, añadió.

La experta agregó que cuando se inició la industria forestal la idea de modelo era diferente, ya que abarcaba otros subproductos y dinámicas industriales que finalmente no se dieron, quedando la celulosa como el principal subsector.

Con respecto a qué modelos de políticas públicas de ciencia, tecnología e innovación son los más exitosos, Bortagaray dijo que lo importante es diseñar políticas que contemplen de antemano los efectos de la tecnología y la innovación en la sociedad, porque “no todos los efectos recaen en los grupos de la misma manera, hay colectivos que se pueden perjudicar, agregó.

Sobre los modelos que han demostrado ser eficaces en otras partes del mundo y que podrían llevarse a cabo en Uruguay, la científica señaló como ejemplo a Costa Rica, dónde hay iniciativas que conectan lo ambiental con lo sustentable.

También mencionó a Dinamarca, dónde la industria láctea ha sabido transversalizar capacidades tecnológicas a otros sectores.

En ese marco, consideró que las políticas de ciencia, tecnología e innovación pueden ser herramientas para trabajar en equidad de género y, comentó que observar la movilidad de las mujeres dentro del sistema podría ayudar a generar políticas explicitas para contemplar y equilibrar esos procesos.

Hubo todo un proceso de expansión en el interior. Yo no tengo la sensación de que por estar en el interior tenga diferencias, yo estoy en el área de ciencias sociales, que hay más mujeres”, comentó.

A su entender, el problema es tan profundo y grave que no cree que con acciones se reviertan. “Pero sin duda tienen que estar integradas porque yo creo que parte importante del problema es que nosotros hacemos muchos esfuerzos pero fragmentados”, sostuvo y acotó: “creo realmente que tiene que haber una planificación más sistémica. Y desde las políticas tiene que haber una cuestión de integración y planificación conjunta, por ejemplo, tiene que vincularse con todo el sistema educativo, desde la escuela primaria en adelante y después a nivel de ciudadanía hay mucho por hacer porque nosotros reproducimos modelos sin darnos cuenta”, concluyó.

 


 

Anuncios

Adiós al padre de los quarks

Publicado en el blog de Martín Monteiro .
Léelo completo en su sitio: http://fisicamartin.blogspot.com/2019/05/adios-al-padre-de-los-quarks.html

Murray Gell-Mann (15 de setiembre de 1929 – 24 de mayo de 2019), fue uno de los físicos teóricos más brillantes del siglo XX.
Entre muchos aportes científicos se hizo mundialmente célebre por haber sido quien propuso la existencia de los quarks, los constituyentes básicos de cientos de partículas subatómicas conocidas como hadrones, entre las que se cuentan los protones y neutrones, los elementos básicos de los núcleos de cada átomo del universo.
Este aporte genial, piedra fundamental del Modelo estándar de la física de partículas y de la cromodinámica cuántica en particular, le valió el premio Nobel de Física en 1969.


En su artículo seminal, “A schematic model of baryons and mesons,” publicado en Physics Letters en 1964, Gell-Mann menciona por primera vez los tripletes de “quarks”, como parte de su modelo para explicar la estructura de los bariones y mesones. Al final del artículo revela que el origen de la palabra quarks se encuentra en la página 383 del libro Finnegans Wake, de James Joyce, en la frase: “Three quarks for Muster Mark”.

Cabecera del artículo de 1964, donde se puede apreciar la primera mención a los quarks, en “the triplets as ‘quarks'”

Los quarks son partículas que tienen carga eléctrica fraccionaria (+-1/3 o +-2/3), que nunca han sido observadas en forma libre. Siempre aparecen confinados junto a otros quarks. Todas las partículas subatómicas formadas por quarks se denominan de forma genérica, Hadrones.
Los hadrones con número impar de quarks se denominan bariones, mientras que los hadrones con número par de quarks se denominan mesones. Ejemplos de bariones son el protón y el neutrón. Ejemplos de mesones son el pión y el kaón.
Los quarks tienen su propiedad más característica en un número cuántico denominado “carga de color” o simplemente “color” (que por supuesto no tiene nada que ver con los colores). Esta propiedad es un componente clave de la fuerza que mantiene unidos a los quarks, la interacción fuerte, un elemento clave de la cromodinámica cuántica que explica y predice el comportamiento de los quarks y de todas las partículas formadas por quarks (o sea, los hadrones).
Existen seis tipos de quarks identificados como u, d, c, s, b y t. Los quarks u (up, arriba) y d (down, abajo), son los constituyentes de protones (p) y neutrones (n), de este modo: p = uud, n = udd.
Como el quark u tiene carga eléctrica +2/3, mientras que el quark d tiene carga eléctrica -1/3, resulta que el protón tiene carga eléctrica +2/3+2/3-1/3 = +1. Mientras que el neutrón tiene carga eléctrica +2/3-1/3-1/3 = 0.

Referencia:

Murray Gell-Mann,
“A schematic model of baryons and mesons”
Physics Letters, Vol. 8, February 1, 1964, p. 214.

Partículas integrantes del Modelo Estándar.
Son los “ladrillos” básicos con los que se construye toda la materia conocida.

Si te ha gustado esta nota puedes dejar un comentario al final de esta página, o compartirla en tus redes o dejar una bienvenida donación del valor de una taza de café. ¡Gracias por leerme!
DONACIÓN:
Buy Me a Coffee at ko-fi.com
Gracias por el apoyo

https://redlbc.files.wordpress.com/2019/05/0c1cf-murraygellmann2019.jpg?w=214

Las bacterias mutantes del espacio

Publicado en Cosmotales .
Léelo completo en su sitio: https://cosmotales.co/2019/05/24/las-bacterias-mutantes-del-espacio/

iss-espacio.jpeg

Tras dos décadas de funcionamiento de nuestro pequeño habitáculo en el espacio, la Estación Espacial Internacional, se siguen descubriendo cosas sorprendentes. Estudios recientes confirmaron que los astronautas que viven allí, a 400 kilómetros sobre la superficie terrestre, no están solos.  La no muy grata compañía corresponde a bacterias que han logrado adaptarse a las condiciones de ingravidez y los altos niveles de radiación.

A comienzos de la era espacial, hace más de medio siglo, no se tenían especiales cuidados y asepsia con los instrumentos y naves enviadas al espacio, de tal manera que esos primeros intentos por conquistar el espacio llevaron consigo a innumerables microorganismos.  Esto planteó un problema nada trivial y es que la búsqueda de vida fuera de nuestro planeta podría verse afectada por el posible transporte de organismos desde la Tierra a otras zonas del sistema solar. 

Surgió entonces la necesidad de controlar de manera precisa las condiciones de la instrumentación, y se desarrollaron salas limpias para hacer la integración y ensamble de todos los componentes de naves y satélites. En estos espacios, se controlan los niveles de contaminación y se establecen protocolos para todas las personas acceden a ellos. De allí surgieron también los modernos quirófanos usados en medicina en cirugías.

Aun con todos los cuidados que actualmente se tienen, se han descubierto bacterias que se escabullen a los estrictos controles y logran llegar al espacio. Una de ellas es la Bacillus safensis que resistió a las labores de descontaminación y es posible que haya llegado a Marte en las misiones enviadas en el 2004. En posteriores experimentos en la Estación Espacial Internacional se concluyo que  esta bacteria, de apenas medio micrómetro de tamaño, crece un 60% mejor allí que en la Tierra. ¡No solo se adapta a ese ambiente, sino que además lo prefiere!  Se esta estudiando que las hace tan especiales desde el punto de vista genómico.

Esta es sin duda una buena noticia para los defensores de la exogénesis, la hipótesis según la cual la vida pudo llegar a la Tierra proveniente del espacio gracias a microorganismos viajeros traídos por cometas que impactaron sobre nuestro planeta. A partir de entonces se abría desarrollado toda la vida que conocemos.

ANA ZAMBRANA: INCLUIR TODAS LAS POSIBILIDADES ES LO QUE NUTRE AL CONOCIMIENTO

Publicado en Revista Persea .
Léelo completo en su sitio: https://revistapersea.com/mujeres-en-ciencias/ana-zambrana/

En este episodio entrevistamos a Ana Zambrana, bioquímica uruguaya. Ana hizo la licenciatura y maestría en la Universidad de la República y su tesis de maestría la hizo en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH), Suiza. Es miembro de la Academia de Ciencias del Tercer Mundo (TWAS)/UNESCO y desde allí se dedica a promocionar…

Un renovado Sistema Internacional de Unidades

Publicado en el blog de Martín Monteiro .
Léelo completo en su sitio: http://fisicamartin.blogspot.com/2019/05/un-renovado-sistema-internacional-de.html

Siete constantes para siete unidades,
siete unidades para un solo sistema,
un sistema para medirlo todo
y ponernos a todos de acuerdo.
El 20 de mayo de 2019 entra en vigencia una renovada definición del Sistema Internacional de Unidades, un día cumbre en el desarrollo de la ciencia y la tecnología, las cuales están permanentemente entrelazadas y empujándose adelante una a la otra. El mundo seguirá funcionando igual que siempre, un kilogramo de tomates seguirá siendo lo mismo de siempre, las balanzas seguirán midiendo del mismo modo que hasta ahora, pero por primera vez en la historia las 7 unidades básicas de medida serán todas completamente independientes de objetos específicos y en su lugar pasan a depender íntegramente de 7 números definidos de forma exacta. Esto tiene como principal consecuencia que se aumenta la autonomía de cada país y de cada laboratorio al momento de establecer y calibrar sus instrumentos de medición.

Antiguamente las medidas se realizaban con unidades diferentes en cada región, en cada comarca, haciendo que la comunicación fuera muy complicada. El comercio, entre otras actividades, motivó el uso de unidades comunes para establecer el intercambio de mercaderías. Pero fue la ciencia moderna quien tomo el verdadero protagonismo del asunto. Fue así que a fines del siglo XVIII, durante la revolución francesa, nació un nuevo sistema de unidades basado en los principios de la lógica y las ciencias naturales que por largo tiempo se conoció como Sistema Métrico. Fue en 1960, con nuevas y mejoradas definiciones, cuando se transformo en lo que hoy conocemos como el Sistema Internacional de Unidades (SI).

Las primeras definiciones del sistema métrico de la Revolución francesa definían el metro como la diez millonésima parte de la distancia del polo norte al ecuador y el kilogramo como la milésima parte de la masa de un metro cúbico de agua (o sea, la masa de un litro de agua). Más tarde se crearían el kilogramo patrón (un cilindro de un kilogramo de masa) y el metro patrón (una barra de un metro de largo). Estos objetos requerían custodia especial para que no se modificaran y además complejizaba la reproducibilidad de esas unidades en el resto del mundo. Cada país y cada laboratorio debía contar con copias lo más exactas posibles de esos patrones para calibrar sus propios instrumentos de medida, con todo lo que ello implica en imprecisión durante la copia y en la variabilidad de los objetos a lo largo del tiempo.
En 1960 se dio un gran paso adelante. El metro dejó de ser una barra para pasar a definirse mediante la longitud de onda de cierto tipo específico de luz. El segundo dejó de estar definido mediante la rotación de la Tierra y pasó a definirse a partir de la frecuencia de cierto tipo específico de luz.
Hoy en día todas las magnitudes físicas se basan en 7 unidades básicas y a partir de este 20 de mayo de 2019, las 7 unidades básicas están basadas en 7 números exactos, algunos de los cuales son constantes físicas universales. Estos 7 números permiten que en cualquier laboratorio de cualquier país se puedan calibrar los instrumentos de medida, eliminando de ese modo la dependencia de compararlos con instrumentos o patrones de medida de otros laboratorios.
Las 7 unidades básicas del SI son las siguientes:
TIEMPO: Segundo (s)
LONGITUD: Metro (m)
MASA: Kilogramo (kg)
INTENSIDAD DE CORRIENTE ELÉCTRICA: Ampere (A)
TEMPERATURA: Kelvin (K)
CANTIDAD DE SUSTANCIA: Mol (mol)
INTENSIDAD LUMINOSA: Candela (cd)
Para definir estas 7 unidades básicas, pasan a definirse de forma exacta los siguientes siete números, que pasan a ser las piedras angulares de la ciencia moderna:
Frecuencia de la transición hiperfina del estado base del átomo de Cesio-133: 
\[ Δν_{Cs} = 9192631770 1/s \]
Velocidad de la luz:
\[c = 299792458 m/s\]
Constante de Planck:
\[h = 6,62607015 × 10^{−34} kg⋅m^2/s\]
Carga elemental:
\[e = 1.602176634×10−19 A⋅s\]
Constante de Boltzmann:
\[k = 1.380649×10−23 kg⋅m^2/(K⋅s^2)\]
Número de Avogadro:
\[N_A = 6.02214076×1023 1/mol\]
Eficacia luminosa de la luz monocromática de \( 540 × 10^{12} Hz \):
\[K_{cd} = 683 cd⋅sr⋅s^3/(kg⋅m^2)\]
En otras notas entraré en detalle sobre cómo se define cada una de las unidades básicas, en particular la más interesante de todas que el el kilogramo, basada en la balanza de Kibble (o balanza watt), que asocia la constante de Planck a la definición de la unidad de masa. De momento comparto dos diagramas muy extendidos que muestran de qué constantes dependen cada una de las 7 unidades básicas y cómo se relacionan las unidades entre sí. El primer diagrama corresponde a las unidades tal como quedaron definidas a partir de la convención de 1983. El segundo es el esquema según la definición acordada en 2018 y que entra en vigencia el 20 de mayo de 2019.
El SI de 1983:
En el SI de 1983 (vigente hasta el 19 de mayo de 2019), solo el metro y el segundo estaban definidos a partir de constantes exactas.

El SI de 2019:

En el SI de 2019 (vigente a partir del 20 de mayo de 2019), las 7 unidades básicas quedan definidas a partir de 7 constantes exactas y de ciertas relaciones específicas entre las unidades.
En próximas (siete) notas detallaremos la historia de cada una de las siete unidades y la formas en que se definen.
Si te ha gustado esta nota puedes dejar un comentario al final de esta página, o compartirla en tus redes o dejar una bienvenida donación del valor de una taza de café. ¡Gracias por leerme!
DONACIÓN:
Buy Me a Coffee at ko-fi.com
Gracias por el apoyo

https://redlbc.files.wordpress.com/2019/05/42348-si-2019.png?w=300