Incubacoop abrirá en abril llamado a proyectos de emprendimiento

Publicado en SobreCiencia.
Léelo completo en su sitio: https://www.sobreciencia.uy/incubacoop-abrira-en-abril-llamado-a-proyectos-de-emprendimiento/

La incubadora de emprendimientos apuntó a propuestas intensivas en innovación y conocimiento.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  La incubadora de iniciativas en áreas intensivas en innovación y conocimiento Icubacoop abrirá en abril el llamado a proyectos. Es la cuarta generación de proyectos de la incubadora, informó en SobreCiencia el gerente ejecutivo de Incubacoop, Alfredo Belo.

En esta oportunidad se trabaja en una modalidad que da posibilidades de reformulación de proyectos a partir de evaluaciones previas, señaló Belo. Tampoco hay una competencia directa, si bien los cupos son limitados, comentó.

El gerente de Incubacoop informó que en la generación anterior de propuestas hay varias referidos a turismo. Hay un emprendimiento de 25 de Mayo y otro de Cardal, detalló.

Más información para presentar las postulaciones se puede obtener en la página web de Incubacoop.

Texto: Web Radio Uruguay

Entrevista: Gustavo Villa

 


 

 

Anuncios

Programa de Inclusión Social de la CSIC abrió llamado 2019 a proyectos

Publicado en SobreCiencia.
Léelo completo en su sitio: https://www.sobreciencia.uy/programa-de-inclusion-social-de-la-csic-abrio-llamado-2019-a-proyectos/

Tendrán prioridad las propuestas enfocadas en el Sistema de Cuidados.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         El programa de Inclusión Social de la Comisión Sectorial de Innovación Científica (CSIC) lanzó este lunes la convocaría 2019 a proyectos de investigación. En esta edición tendrán prioridad aquellas propuestas enfocadas en el Sistema Nacional Integrado de Cuidados (SNIC).

La coordinadora académica en CSIC, Judith Sutz, dijo en SobreCiencia que el objetivo del programa es aportar a la identificación de problemas en cuya solución la ciencia podría ayudar. Uno de los primeros pasos, comentó, es que esos problemas sean percibidos como de interés académico.

Se propone el enfoque sobre el Sistema de Cuidados porque es una apuesta nacional de una enorme importancia”, subrayó Sutz. La curva demográfica hace que sea esencial su desarrollo, comentó y señaló que seguramente se platearán problemas que el conocimiento puede solucionar. “Descubrir cuáles son y en qué la ciencia puede aportar no es simple”, agregó.

Lo más importante es hacerse la pregunta. Después pelearemos por encontrar la respuesta y después por implementarla. Pero lo más importante es seguir haciendo preguntas que quizá sin este programa no se habrían hecho”, dijo Sutz.

Texto: Web Radio Uruguay

Foto: universidad.edu.uy

Entrevista: Gustavo Villa

 

“Uruguay está construyendo una institucionalidad científica más ordenada”

Publicado en SobreCiencia.
Léelo completo en su sitio: https://www.sobreciencia.uy/uruguay-esta-construyendo-una-institucionalidad-cientifica-mas-ordenada/

Con David González, saliente titular de la Dirección para el Desarrollo de la Ciencia y el Conocimiento y nuevo director del Pedeciba.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      El doctor David González ingresó en febrero del 2017 a la entonces llamada Dirección de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (Dycit), hoy denominada Dirección para el Desarrollo de la Ciencia y el Conocimiento (D2C2), perteneciente al Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

En ese proceso de reformulación llevó adelante varias iniciativas con el objetivo de apoyar a jóvenes investigadores a través de programas como el Fondo Vaz Ferreira, Tocó Salir y la creación de una incubadora de sociedades científicas. Durante su gestión también se enfatizó en la importancia del reconocimiento público de los casos de éxito científico con la organización de dos jornadas de reconocimiento a la ciencia.

En las próximas horas González será el nuevo director del Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (Pedeciba), tras ser electo por los investigadores y los estudiantes del programa.

González dijo a SobreCiencia que ve a la ciencia mucho más integrada a la sociedad y agregó que la incorporación del conocimiento es fundamental para mejorar la competitividad del país.

El científico hizo referencia a la reciente presentación del Mapeo de Instituciones y Actividades de Investigación en Uruguay (GeoRef). El objetivo de este instrumento fue efectuar un relevamiento georreferenciado de todas las instituciones que realizan actividades de investigación científica y/o desarrollo tecnológico en el territorio nacional y caracterizarlas en términos de áreas del conocimiento, disciplinas y líneas de investigación.

Mirando el mapa se veía que teníamos un cero en el norte del país, en el departamento de Artigas, y teníamos un cinturón de ceros en el sur, rodeando el área metropolitana de Montevideo. En Soriano, Flores, Florida y Lavalleja no tienen ninguna unidad de investigación, no hay ningún grupo de investigación y hay solamente dos en San José, más cerca del área metropolitana.

Por otro lado veo como positivo que al norte del río Negro tenemos un desarrollo interesante, en Tacuarembó, Paysandú y Salto, que está claramente asociado al esfuerzo de la Universidad de la República y la UTEC. Se está insertando la idea de que a lo mejor para estudiar hay que desplazarse, pero no necesariamente a Montevideo”, expresó.

González remarcó que la investigación a cargo de privados es muy reducida, como también lo es en el ámbito público fuera de los institutos de investigación y de las universidades. Dijo que es un debe que la mayoría de las empresas públicas no cuenten con grupos de investigación.

Yo creo que las empresas públicas tienen que tener sus propios departamentos de investigación, con personal propio, fuerte, potente, profesionalizado, y eso yo creo que es lo que va a mover la aguja. Cuando se habla de un porcentaje del PBI dedicado a esto o aquello, no quiere decir del PBI del Estado, quiere decir que la sociedad esté invirtiendo ese porcentaje. Hoy en día tenemos ese 0,36 %, quiere decir que tenemos que triplicar para llegar al 1%. No lo podemos hacer de un día para el otro. Si hoy en día a la ciencia le triplicaran la cantidad de dinero tendría dificultades para gastarlo. Pero sí tenemos que tener una tendencia de mejora si podemos duplicar lo que tenemos en dos o tres años”, opinó.

González agregó que Uruguay es muy eficiente a la hora de generar recursos humanos calificados, pero que el problema es no poder retenerlos en el país. Dijo que la solución pasa por la creación de asociaciones y polos de desarrollo entre el sector privado, el académico y el gubernamental.

Hay una percepción cada vez más clara de que la competitividad no pasa solo por el precio del dólar y el del gasoil, sino que pasa también por tener mejores productos que incorporen más conocimiento o más factores de calidad. La industria uruguaya trata de ponerse a tiro y competir, porque el mundo está cada vez más cerquita”, remarcó.

Haciendo un balance por su tiempo a cargo de la Dirección para el Desarrollo de la Ciencia y el Conocimiento, González dijo que si bien tenía mucha inexperiencia de la gestión pública, conocía bien cuáles eran las necesidades de los investigadores “por estar del otro lado del mostrador”.
Con esa visión, y hablando el mismo idioma que los investigadores, contó que ejecutaron los recursos de una manera diferente y crearon nuevas herramientas.

Puso como ejemplo el programa de Movilidad, un programa para que estudiantes de posgrado presenten sus trabajos de investigación fuera de la ciudad donde viven, o fuera del país, que está abierto hasta el 26 de abril, y este año se amplió a toda Latinoamérica.

Salir fuera de Uruguay para presentar tu propio trabajo es para crear tus propias redes de investigación, para empezar a conocer otros ámbitos, otros laboratorios. Entonces, tiene más impacto ir a Brasil, a Chile, a Argentina, que ir por ejemplo a Australia. De esa manera, con pocos recursos, nosotros hacemos un impacto grande. Y así combatimos lo que llamamos endogamia académica, que la gente esté siempre en su laboratorio y no incorpore técnicas nuevas”, comentó.

También anunció que en pocos días se abre un nuevo llamado del Fondo Vaz Ferreria, que busca darle una oportunidad de desarrollar ideas propias a investigadores jóvenes, a los que justamente por su juventud y por su menor trayectoria les resulta más difícil competir en los proyectos de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII). Se esperan que en este 2019 sean 30 los proyectos aprobados por el Fondo Vaz Ferreira.

Respecto a cómo ve al Uruguay en materia científica González dijo que se viene construyendo una institucionalidad científica más ordenada.

Hay países que tienen su institucionalidad científica completamente definida, tienen un ministerio de ciencia y ese ministerio tiene agencias de financiación, de promoción, etc. En Uruguay hemos tenido un crecimiento desordenado y a lo largo de los años hemos tenido diversas instituciones que tomaron un rol y luego lo modificaron. Yo diría que ahora veo al Uruguay construyendo una institucionalidad científica más ordenada. Que no se va a terminar este año, pero que va a ser una tarea importante para los académicos y para el próximo gobierno”, concluyó.

 

Texto: Alexandra Perrone

Entrevista: Gustavo Villa


 

Empresa de cannabis medicinal apuesta a pequeños productores

Publicado en SobreCiencia.
Léelo completo en su sitio: https://www.sobreciencia.uy/empresa-de-cannabis-medicinal-apuesta-a-pequenos-productores/

Los productores deben formar parte de la Red de Agroecología.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        La empresa YVY, que llevan adelante un grupo de emprendedores, apuesta al cannabis medicinal que puedan producir los pequeños productores uruguayos.

Ellos aportan la genética, dan asesoramiento y compran la cosecha, pero el productor tiene que poner un capital inicial.

Según dijo Andrea Krell en SobreCiencia, para el productor puede ser un buen negocio, ya que es un mercado creciente en una industria que, sostienen, puede convertirse en la principal del país. Krell cree que Uruguay está posicionado para ser líder.

Empezamos con un productor. Estamos agregando dos más y el año siguiente estaremos con 10”, dijo. “Apuntamos a la alta calidad y a procesos que cuidan al medio ambiente”, acotó y explicó que, para trabajar con ellos, los productores deben formar parte de la Red de Agroecología.

Texto: Web Radio Uruguay.Foto proporcionada por YVY (Javier Hasse).

Entrevista: Gustavo Villa.

 


Preocupa el avance del Capín Annoni

Publicado en SobreCiencia.
Léelo completo en su sitio: https://www.sobreciencia.uy/preocupa-el-avance-del-capin-annoni/

INIA trabaja con especies nativas para combatir esta planta exótica invasora.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      Capín Annoni (Eragrostis plana) es una especie exótica invasora, una gramínea proveniente de África del Sur, introducida de forma accidental en el estado de Río Grande del Sur, Brasil, en la década del 50. Genera doble daño: uno ecológico y otro productivo en los predios que explotan ganado. Actualmente tienen mayor presencia en los departamentos de Artigas, Rivera y Cerro Largo, y su expansión preocupa.

En Uruguay, las primeras plantas fueron encontradas en la década del 80. Hoy se las puede encontrar fácilmente en las banquinas de rutas y caminos, así como en varios campos que ya están invadidos por esta especie. La doctora en biología Anaclara Guido y la ingeniera agrónoma Amparo Quiñones, del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), explicaron que se llama especies invasoras a organismos introducidos por el ser humano en lugares que están fuera de su área natural.

Una vez introducidos, estos organismos pueden establecerse en un nuevo ecosistema y lo hacen de forma rápida, ya que en su nuevo ambiente no cuentan con sus enemigos naturales. “Esa introducción por el hombre puede ser de forma accidental, por ejemplo en aguas de lastre que viene en los barcos —como pasó con el mejillón dorado— o intencional, cuando se trae una especie con algún fin determinado, como por ejemplo la rana toro en Uruguay para la producción de carne”, expresó Guido.

En el caso del Capín Annoni, fue introducida de forma accidental, pero algunos productores brasileños, promovieron su siembra de una forma intencional”, agregó.

Por su parte, Quiñones explicó que uno de los principales promotores de esta especie fue Ernesto Annoni, y de ahí deriva su nombre común: Capín Annoni.

Contó que con el pasar de los años, los productores brasileños se dieron cuenta que esas ventajas que en teoría presentaba sobre las especies nativas no eran reales, y en el año 1979 la declararon maleza prohibida.

La científica explicó que esta especie genera doble daño, uno ecológico y otro productivo a nivel ganadero. “Produce problemas porque la ganancia de peso de los animales, el desempeño productivo en un campo que tiene Capín Annoni es notoriamente inferior a un campo que tiene nuestras especies de pastizales naturales. Además, al ser una especie fibrosa de baja calidad, genera desgaste de los dientes de los animales, lo que acorta su vida productiva porque pierden sus dientes”, explicó.

Quiñones subrayó que en nuestro país esta especie no fue sembrada con la misma abundancia que en Brasil, y destacó que uno de los principales factores que inciden en la longevidad de una semilla es la profundidad en la que está enterrada. Dijo que una semilla que está a nivel de la superficie del suelo puede durar tres años, mientras que una enterrada puede durar hasta 20 años, viva y con potencial germinativo.

 

 

Respecto a la estrategia para combatir a Capín Annoni, las expertas detallaron varias estrategias. “La estrategia con esta especie tiene varias aristas, primero es conocer donde está. En ese sentido la Dirección General de Servicios Agrícolas del MGAP, hace relevamientos de rutas y caminos, y lo mapean. Y en esos resultados que ellos publican frecuentemente, muestran que en la zona norte del país; Artigas, Rivera y Cerro Largo, son los que tienen mayor presencia de Capín Annoni en rutas y caminos. Pero no son los únicos departamentos, se nota un avance en el litoral y en el último año en la zona este la estamos viendo con más frecuencia.

La segunda es concientizar y difundir la problemática, estar alertas para poder manejar esta especie. Cuanto antes se detenga la invasión, mejor. Existen herbicidas que pueden ser utilizados, pero se exige un manejo planta a planta, que debe ser reiterado en el tiempo. Ahora cuando ya está en la fase de expansión y dominio de la especie, es mucho más complejo y más caro. El problema debe ser detectado en sus etapas para poder manejarlo. Arrancar la planta es muy difícil, debido a que es fibrosa, y además se corre riego de expandir las semillas en la superficie”, explicó Quiñones.

Para combatir esta especie se utiliza el glifosato, que se aplica principalmente con mochila. Eso debe ser complementado con un manejo del pastoreo que promueva el crecimiento de las especies vegetales.

La experta anunció que desde el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) se están evaluando algunas líneas de trabajo con especies nativas, como Paspalum notatum INIA Sepé, con la que están obteniendo resultados alentadores.

Para una detección temprana de Capín Annoni, las expertas recomendaron a los productores hacer monitoreo y control en lugares como los bordes de los alambrados, los caminos, las porteras, los embarcaderos, las mangueras de trabajo o los trillos de los animales, ya que esta especie aparece de forma gradual, y este tipo de lugares son los que la planta invade primero. Otra práctica de prevención es tener en cuenta la procedencia de los animales que se compran, ya que si vienen de un campo con este tipo de planta, es probable que las semillas lleguen con los animales, ya que sobreviven en el tracto digestivo y quedan adheridas a pelos y uñas.

Trabajamos con el Plan Agropecuarios, el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca, la Facultad de Agronomía, la Facultad de Ciencias, estuvimos trabajando en seis departamentos del país, y en conjunto con varias intendencias. Vemos un cambio en la receptividad al hablar de este tema, somos muchos los que estamos trabando”, concluyó Quiñones.

Texto: Alexandra Perrone

Entrevista: Gustavo Villa