NIHON VES: EL JARDÍN DE CONOCIMIENTOS DE LA DIÁSPORA VENEZOLANA EN JAPÓN

Publicado en Revista Persea.
Léelo completo en su sitio: https://www.revistapersea.com/ciencia-sociedad/nihon-ves-venezolanos-en-japon

José Álvarez-Cornett

12/4/2018

En primavera, flores de cerezo;  

en verano el cuclillo.  

La luna en otoño; y en invierno  

la nieve clara, fría.

Dogen Kigen (1200-1253)

Este fue el poema con el cual el novelista japonés Yunichiro Kawabata (1899-1972) dio inicio a su discurso de recepción del Premio Nobel en Literatura (1968) titulado  “Japan, the Beautiful and Myself”. La traducción al castellano del poema es del escritor venezolano Enodio Quintero.  

 Ilustración de Ada Peña. 

Ilustración de Ada Peña. 

«Un bello, fragante y oculto jardín de cerezos y orquídeas» es la metáfora  con la que nos referimos a los vínculos tecnocientíficos entre Venezuela y Japón en nuestro artículo anterior  NIHON VES: Los aportes de la inmigración científica japonesa en Venezuela y Japón y las colaboraciones tecnocientíficas entre Venezuela y Japón . En aquella ocasión, exploramos el tema de la presencia de varios científicos japoneses inmigrantes en Venezuela. En esta entrega, discutiremos el otro aspecto del jardín de conocimientos: la presencia de científicos e ingenieros venezolanos en Japón.

¿Quién habrá sido el primer venezolano en observar la floración del sakura?

4036506322_d1659969d6_o.gif

La orquídea (Cattleya mossiae ) es la flor oficial de Venezuela. En Japón, la flor oficial y símbolo nacional es el crisantemo (Chrysanthemum morifolium). Sin embargo, es la flor del cerezo (Prunus serrulata ), sakura en japonés, la flor favorita del pueblo japonés.

En Japón, entre los meses de marzo y mayo, ocurre un bello espectáculo natural:  el avance de la floración de los cerezos que en japonés tiene el sonoro nombre de sakura zensen. La floración se inicia a fines de marzo, en el sur de Japón, en la isla de Kyushu, y se mueve hacia el norte, hacia la isla de Hokkaido, a donde llega en el mes de mayo.

Toda la nación nipona queda atenta al avance de la efímera floración del sakura.  Por su importancia en la cultura japonesa, el día de floración que marca el inicio del sakura zensen es predicho desde 1951 por la Agencia de Meteorología de Japón.

 Foto de la floración del cerezo en Mount Kurama,  Kyoto, el 13 de marzo del 2014, tomada por  Muza-chan .

Foto de la floración del cerezo en Mount Kurama,  Kyoto, el 13 de marzo del 2014, tomada por Muza-chan.

  Tercera predicción del Sakura Senzen, 2018  de acuerdo a la Agencia de Meteorología de Japón.

Tercera predicción del Sakura Senzen, 2018 de acuerdo a la Agencia de Meteorología de Japón.

No sabemos con certeza quién fue el primer venezolano que presenció el sakura zensen. Lo que sí creemos saber es quién fue el primer venezolano que se lo perdió. El primer embajador de Venezuela en Japón, Francisco Fraino Mirabal, arribó a Japón en noviembre de 1930,  pero, para enero de 1931, había fallecido de apendicitis en el Hospital de San Lucas, Tokio. Su reemplazo fue el Embajador Carlos Rodríguez Jiménez (1899-1995), nacido en Upata, estado Bolívar, graduado en Farmacia, Derecho y Ciencias Políticas por la Universidad Central de Venezuela, quien fue por muchos años el representante diplomático de Venezuela en Japón. Este embajador tiene un historial que va esbozando la naturaleza de la relación diplomática entre ambos países.

 Foto: Embajador Carlos Rodríguez Jiménez.

Foto: Embajador Carlos Rodríguez Jiménez.

El embajador Rodríguez Jiménez, quien era francmasón, fue la persona que se encargó de hacer que los ciudadanos japoneses pudiesen entrar en la cofradía masónica. La fracmasonería llegó al Japón con el comodoro y masón estadounidense Matthew Calbraith Perry (1794 – 1858) pero solo los extranjeros en suelo japonés podían ser miembros. En virtud de que el embajador venezolano logró que se admitieran a los japoneses en su propia logia masónica, fue nombrado G.M. (Grand Master) de la Gran Logia de Japón (Grand Lodge of Japan), la primera logia masónica japonesa.

El Embajador Carlos Rodríguez Jiménez también pasó por momentos difíciles. El 31 de diciembre de 1941, a causa de la entrada de Japón en la Segunda Guerra Mundial, Venezuela rompió relaciones diplomáticas con Japón. Posteriormente, las relaciones diplomáticas fueron reestablecidas en el año 1952.

No podemos responder a la interrogante planteada sobre el primer venezolano en observar el sakura zensen porque la presencia de los venezolanos en el Japón es un tema que al parecer no ha sido estudiado (no hemos encontrado referencias). Esa pregunta nos atañe ahora porque nos interesa  la formación en Japón de centenares de científicos e ingenieros venezolanos, financiados, principalmente, por medio de las becas Monbukagakushō Shōgakukin del gobierno japonés, conocidas por el nombre corto de becas Monbukagakushō o anteriormente Monbushō.

Monbukagakushō es el nombre en japonés del Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología de Japón, institución que otorga las becas. Estas son administradas por una unidad dedicada de este ministerio llamada JASSO (Japan Student Services Organization). Según el profesor Nobert Molina Medina,  «para fines de 2006, Japón venía financiando la presencia de 715 becarios venezolanos» en instituciones niponas.

“Orquídeas de conocimiento” en tierras niponas: Los éxitos de la diáspora científica venezolana en Japón

Para quien escribe ha sido una  grata sorpresa descubrir que desde principios de los años ochenta del siglo XX, un pequeño grupo de científicos e ingenieros venezolanos se ha ido asentando en tierras niponas logrando conquistar cargos importantes en centros japoneses de investigación científica y tecnológica. Desde Japón, ellos han hecho aportes importantes a la ciencia y la tecnología, principalmente, en física, ingeniería y ciencias de los materiales. Entre estos venezolanos hay profesores universitarios, otros investigan en empresas y universidades, otros dirigen grupos de investigación, y también hay estudiantes que han realizado pasantías de investigación de un año y otros que son o han sido estudiantes de maestrías y doctorados.

David Miguel Lanza Medina: velocímetro para monitoreo de los ríos

David Lanza es un buen ejemplo de un estudiante venezolano que ha contribuido con el desarrollo de la tecnociencia nipona. Hace aproximadamente nueve años era un joven estudiante en la Universidad Simón Bolívar aspirante al título de Ingeniero Mecánico. Durante su tesis de pregrado, que defendió en el año 2008, trabajó en el diseño y construcción de un instrumento de última generación, llamado velocímetro de anillo, que permite el monitoreo de cauces fluviales.  David Lanza desarrolló el proyecto de investigación enmarcado en esta tesis en Nagaoka, Japón, financiado por la empresa petrolera Teikoku Oil de Venezuela y presumiblemente bajo el convenio que existe entre la Universidad Tecnológica de Nagaoka y la Universidad Simón Bolívar,  bajo la tutoría de los profesores TAKAHASHI, Tsutomu y SHIRAKASHI, Masataka. 

Las primeras líneas del resúmen de la tesis nos aclaran el propósito del proyecto de investigación:

Debido a los incalculables desastres naturales y pérdidas humanas como materiales causadas por el desborde de los ríos en Japón, es necesario desarrollar un eficiente, económico y confiable instrumento capaz de monitorear y predecir el comportamiento de los ríos.

David Lanza se graduó en el 2008 y, hoy en día, trabaja para la oficina de Venezuela de Mitsubishi Corporation.

María Leonor Pacheco: investigación sobre redes en situaciones de emergencia en Japón

María Leonor Pacheco es estudiante doctoral en Ciencias de la Computación en Purdue University. En el 2013,  egresó de la Universidad Simón Bolívar en Ingeniería de la Computación. Entre el 15-09-2011 y el 30-07-2012, financiada por JASSO, realizó una pasantía como estudiante visitante de investigación en la Universidad Tecnológica de Nagaoka en el “Knowledge Systems Laboratory” del Profesor Yukawa Takashi donde realizó un proyecto para extraer información de tweets durante grandes emergencias para el alivio de desastres en Japón.

Pedro Celis: nuevos materiales

Otro caso interesante es el del ingeniero de materiales Pedro Celis quien a mediados de los años ochenta obtuvo el título de pregrado en la Universidad Simón Bolívar en Ingeniería de Materiales con una tesis sobre fatiga en aceros nitrurados. En 1986, recibió una beca Monbushō y mientras estudiaba japonés para entrar en el posgrado, pasó un año como estudiante de investigación en Universidad Tecnológica de Nagaoka investigando en el campo de materiales cerámicos. Posteriormente, en esa misma universidad, Pedro Celis realizó una maestría y doctorado en ciencias de los materiales bajo la tutoría del Profesor Kozo Ishizaki, quien para ese entonces ya se había regresado a Japón después de más de una década viviendo en Venezuela desempeñándose, en la Universidad Central de Venezuela y la Universidad Simón Bolívar, como profesor de ciencias de los materiales. 

Junto con su tutor Ishizaki y otros autores japoneses, Pedro Celis publicó seis trabajos en revistas arbitradas en el campo de procesos de manufactura de nuevos materiales (cerámicos y metálicos). En 1992, la Universidad Tecnológica de Nagaoka le otorgó a Pedro Celis el doctorado en Ingeniería de Materiales. El Prof. Kozo Ishizaki, fue Vicepresidente de la Universidad Tecnológica de Nagaoka y hoy es Profesor Honorario de la Universidad Simón Bolívar.

En términos generales, el convenio entre la Universidad Tecnológica de Nagaoka y la Universidad Simón Bolívar ha enviado a docenas de estudiantes a Japón.

El jardín de conocimientos de venezolanos en Japón también incluye los casos de varios profesores de ciencias, ingeniería y humanidades. En el área de las humanidades destaca el crítico literario Gregory Zambrano, doctor en Literatura Hispanoamericana por El Colegio de México y experto en la vida y obra del escritor japonés Kobo Abe (1924-1993). El Prof. Zambrano, luego de jubilarse de la Universidad de los Andes (Mérida, Venezuela), aceptó un cargo como profesor e investigador en la División de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Tokio.

A continuación resaltamos algunos casos relevantes en la áreas tecnocientíficas.

El Profesor Manuel E. Brito: una carrera profesional en Japón

 Profesor Manuel Brito Salazar.

Profesor Manuel Brito Salazar.

Manuel  Brito es un científico venezolano, egresado de la Universidad Simón Bolívar con el título de Ingeniero de  Materiales (1982) que ha desarrollado toda su carrera profesional en Japón. Después de graduarse en Venezuela,  Manuel Brito viajó a tierras niponas en donde realizó la maestría (1986) y el doctorado (1989) en Ciencias de los Materiales en la Universidad Tecnológica de Nagaoka.

Entre 1989 y 1990, Manuel Brito fue Profesor Asistente en la Universidad Tecnológica de Nagaoka, y luego, entre 1990 y 1992, realizó un posdoctorado en el National Institute for Inorganic Materials (NIRIM), que pertenece a la Agencia de Ciencia y Tecnología de Japón (Science and Technology Agency).

Posteriormente, en 1992, Manuel Brito ingresó a trabajar como investigador (Senior Research Scientist) en el “National  Industrial Research Institute of Nagoya” (NIRIN), una institución que perteneció a la Agencia de Ciencia y Tecnología Industriales.  En el año 2000, NIRIN experimentó una reorganización administrativa y pasó a ser llamada National  Institute of  Advanced Industrial  Science and Technology (AIST). Manuel Brito trabajó para esta nueva organización desde el año 2000 hasta el 2013 llegando a obtener el cargo de Científico en Jefe. Desde el año 2013, es profesor en la Universidad de Yamanashi, en Kofu, Prefectura de Yamanashi, al suroeste de Tokio, y está afiliado con el Clean Energy Research Center (Centro de investigación en energías limpias) de esa universidad.  

El Profesor Brito está interesado en el análisis microestructural de materiales usando microscopía electrónica, el estudio de las interfases entre materiales disímiles, ingeniería de borde de granos, fenómenos de difusión en el estado sólido, entre otras líneas de investigación puntales de la ciencia de los materiales.

Gustavo Alberto Rosales-Sosa: el descubridor de los vidrios superfuertes

En nuestro artículo anterior presentamos al profesor de ciencias de los materiales Dr. Joaquín Lira-Olivares (Universidad Simón Bolívar), un antiguo estudiante del Dr. Lira-Olivares es otro ejemplo de un tecnocientífico venezolano que está dando la pauta en Tokio con el descubrimiento de los vidrios superfuertes. Su nombre es Gustavo Alberto Rosales-Sosa.

 Gustavo Rosales en el laboratorio en la Universidad de Tokio. Foto créditos: Portal de noticias USB.

Gustavo Rosales en el laboratorio en la Universidad de Tokio. Foto créditos: Portal de noticias USB.

En Venezuela, Rosales-Sosa canalizó sus intereses en la investigación en ciencia de materiales en un convenio de cinco años (2007-2012) de la Universidad Simón Bolívar con la Universitát Jaume I, en Castellón de la Plana, Valencia, España, lo que le permitió realizar en ese país las investigaciones para sus trabajos de grado de licenciatura, (2007) y maestría, (2012).

Durante el 2011, Gustavo Rosales-Sosa obtuvo un apoyo de JASSO para asistir como estudiante de intercambio en investigación a la Universidad Tecnológica de Nagaoka, y, posteriormente,  recibió una beca Monbukagakushō  para hacer el doctorado en Ciencia del Vidrio (Glass Science) en el Departamento de Ingeniería de Materiales de la Universidad de Tokio.

 Noticia del descubrimiento de vidrios superfuertes recogida por el blog Phys.org.

Noticia del descubrimiento de vidrios superfuertes recogida por el blog Phys.org.

El objetivo de su proyecto de tesis doctoral era tratar de comprender las relaciones entre la estructura y la propiedad mecánica de una nueva clases de vidrios fabricados mediante la levitación aerodinámica. En el estudio encontraron un nuevo tipo de vidrios, tan rígidos como el acero, pero nítidos y transparentes como el vidrio común. El nuevo vidrio producido se obtuvo al usar en la mezcla óxido de aluminio y óxido de tántalo bajo  la técnica de levitación aerodinámica que utiliza un gas para impedir la cristalización instantánea de la mezcla. La revista Scientific Reports publicó los trabajos asociados a este descubrimiento. Desde enero 2017, Gustavo Rosales trabaja como investigador para la empresa Nippon Electric Glass en Shiga, Japón.

Denise Zujur: ingeniería de tejidos y regeneración del tejido óseo

Otro ejemplo más de venezolanos que han contribuido al desarrollo de la ciencia y tecnología en Japón es la esposa de Gustavo Rosales-Sosa, Denise Zujur, también egresada de la Universidad Simón Bolívar en Ingeniería de Materiales tanto de pregrado (2009) como de maestría (2013). En la actualidad Denise Zujur cursa el doctorado en Bioingeniería en la Universidad de Tokio; y recientemente la prestigiosa revista Science publicó una de sus investigaciones las cuales están relacionadas con ingeniería de tejidos y regeneración del tejido óseo utilizando células madres.

Franco Nori: un físico venezolano de talla mundial en Japón

 Profesor Franco Nori.

Profesor Franco Nori.

Por último, presentamos el caso del Profesor Franco Nori quién está entre los físicos egresados de universidades venezolanas con mayor prestigio y reconocimiento internacional. En 1982, el Prof. Nori egresó de la Universidad Simón Bolívar como Licenciado en Física, y ya tiene 35 años fuera de Venezuela. Hoy en día, Franco Nori es Director del  Quantum Condensed Matter Research Group, CEMS (Grupo de Investigación en Materia Condensada Cuántica) del RIKEN Center for Emergent Matter Science, en Saitama, Japón y al mismo tiempo es Profesor Titular de Física en la Universidad de Michigan, en Ann Harbor, EE. UU.

Franco Nori es un físico teórico de la materia condensada especializado en computación cuántica, óptica cuántica y nanociencia  y tiene una copiosa lista de publicaciones. Su formación de posgrado la obtuvo en la University of Illinois, Urbana-Champaign (M.Sc.,1983; Ph.D., 1987). En el año 2014, ganó el premio Matsuo Research Award (Japón) siendo el primer extranjero en recibirlo y, en el 2013, recibió el Premio de Ciencia y Tecnología otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología de Japón. En el 2015, el Profesor Nori fue elegido Fellow de la Optical Society of America (Sociedad Óptica de América). También ha sido electo Fellow de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (EE. UU., 2007), del Instituto de Física (Reino Unido, 2003) y de la Sociedad Americana de Física  (EE. UU., 2002).

Conclusión inconclusa

Las relaciones en ciencia e ingeniería entre Japón y Venezuela han sido provechosas para ambos países. Consideramos sumamente relevante para el entendimiento del vínculo tecnocientífico entre Venezuela y Japón, y en general para la comprensión de nuestra historia y de la evolución de nuestras sociedades en el siglo XXI, la investigación profunda sobre estos y otros científicos venezolanos que han trabajado y trabajan en investigación en instituciones niponas. Es una tarea que continuamos desarrollando con mucha pasión a través del proyecto NIHON VES.

Para saber más

  1. Para mayor información sobre estos científicos japoneses y conocer otros detalles de la nueva línea de investigación del Proyecto VES referimos al lector al trabajo NIHON VES: Relaciones provechosas en ciencia e ingeniería entre Japón y Venezuela.
  2. Para el tema de las relaciones diplomáticas con Japón se puede consultar a: Molina Medina, N. (2012). Historia de las relaciones diplomáticas Venezuela-Japón:(1938-2008). Centro de Estudios de África, Asia y Diásporas Latinoamericanas y Caribeñas José Manuel Briceño Monzillo, Universidad de los Andes.
  3. Sobre los vidrios superfuertes, los artículos publicados en  Scientific Reports son: Rosales-Sosa, G. et al., (2015). High Elastic Moduli of a 54Al2O3- 46Ta2O5 Glass Fabricated via Containerless Processing.  Nature. Scientific Reports. 5(15233), doi:10.1038/srep15233; Rosales-Sosa,G., et al. (2016). Crack-resistant Al2O3–SiO2 glasses. Nature. Scientific Reports. 6(23620), doi:10.1038/srep23620.
  4.  Para saber sobre la ciencia detrás de la predicción de la floración y avance del cerezo ver Cherry blossom front.

 

Perfil.jpg

José Álvarez-Cornett es Licenciado en Física (Universidad Central de Venezuela (UCV), 1981) con posgrados en Geociencias (Universidad de California, Berkeley) y Negocios (MBA, University of Southern California, 2000). Es geofísico petrolero, especializado en planificación estratégica y negocios Asia-Pacífico que también estudió mandarín y cultura china en el Beijing Language and Cultural University (1992-1995). Ensayista, especialista en curaduría de contenidos – web information advisory – y estrategias de infoatención, profesor universitario (UCV) de historia de la ciencia y la tecnología, colaborador invitado en el Laboratorio de Historia de la Ciencia y la Tecnología del Centro de Estudios de la Ciencia del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) e investigador principal del Proyecto VES. Además de la historia de la ciencia y la tecnología, está interesado en la cultura y culinaria asiática, el desarrollo sostenible, la prospectiva tecnológica y los futuros personales. Está en Twitter: @Chegoyo 

Anuncios

CALENDARIO ABRIL 2018: HÉROES CIENTÍFICOS LATINOAMERICANOS

Publicado en Revista Persea.
Léelo completo en su sitio: https://www.revistapersea.com/calendario2018/abril-colombia

Hemos creado un calendario 2018 para descargar con el tema Héroes Científicos Latinoamericanos. Elegimos a 12 grandes científicos: 6 héroes y 6 heroínas que representan a 12 países de América Latina. Cada mes revelaremos un héroe o heroína.

Abril: Ángela Restrepo Moreno, Colombia. Microbióloga, autoridad mundial en el estudio del hongo Paracoccidioides brasiliensis. Directora científica de la Corporación para las Investigaciones Biológicas, Medellín, Colombia, hasta 2015.

 Ilustración de Ada Peña.

Ilustración de Ada Peña.

 

Texto: Jesús Pineda

29/4/2018

Descarga tu calendario en A4 y pégalo en la pared de tu oficina o espacio favorito. Archivo con fondo original: Abril2018.jpg . Versión para impresión económica fondo blanco: Abril con fondo blanco

Texto de Jesús Pineda en PDF.

 Diseño gráfico: Ada Peña. 

Diseño gráfico: Ada Peña. 

La Dra. Ángela Restrepo es una medellinense para el mundo. Dos objetos dorados, una balanza y un microscopio, propiedad de su abuelo paterno (uno de los primeros médicos graduados en Colombia a finales del siglo XIX), fueron los que dispararon su curiosidad desde muy pequeña. Esa experiencia la llevaría a preguntarse sobre esas “cosas chiquitas” que enferman a la gente y que su abuelo ayudaba a combatir y cómo ayudar a curar a quienes enferman por esos pequeños organismos que escapan a nuestra vista.

La falta de opciones para estudiar microbiología en su ciudad y su preocupación acerca del cuidado de sus padres le hicieron difícil continuar su camino. Sin embargo, la fortuna no la abandonó en sus ilusiones: en 1951, la Universidad Femenina, Colegio Mayor de Antioquia, abrió la carrera de Tecnología Médica, donde comenzaría sus estudios en la línea profesional tan deseada por ella. Luego, logró continuar sus estudios de Magíster y Doctorado gracias a un acuerdo entre la Universidad de Antioquia en Colombia y la Universidad de Tulane en New Orleans, EE. UU.

Su esfuerzo y dedicación por la micología la han convertido en una de las autoridades mundiales en el hongo Paracoccidioides brasiliensis que produce infecciones pulmonares y úlceras en la nariz, boca y tracto intestinal, principalmente en personas de bajos recursos que están en contacto constante con tierra.

Además de su dedicación a la actividad científica para el mejoramiento humano, la Dra. Restrepo también se ha esforzado por ser la mentora de decenas de médicos y microbiólogos que impulsan la ciencia en Colombia y el resto del mundo. Todavía hoy se la puede ver incansable en los pasillos de la Corporación de Investigaciones Biológicas que ayudó a formar y de la que fue directora científica hasta 2015.

Su brillantez y trabajo constante la han hecho merecedora de varios premios nacionales e internacionales, entre muchos otros resaltamos la distinción del Sr. Alcalde Medellín al nombrar un colegio público con el nombre de Institución Educativa Ángela Restrepo Moreno en la población de San Antonio de Prado, Antioquia, 2007. Reconocimiento de la Asociación Colombiana de Infectología (ACIN) por una vida dedicada a la investigación médica de Colombia, Bogotá, 2016; y el Premio Escolar de Micología Médica, Filadelfia, 2009, que otorga la Sociedad de Micología Médica de las Américas, por contribuciones científicas sobresalientes y sostenidas en el área.  

A continuación reproducimos algunas ideas que la Dra. Restrepo generosamente ha compartido con nuestro equipo editorial, acerca de su carrera, su vida e inspiración científica.

Revista Persea: ¿Qué o quién inspira o ha inspirado su trabajo, tanto científica como personalmente?

Dra. Ángela Restrepo: Se deben mencionar 4 personas o circunstancias que fueron inspiradoras, como sigue:Los primeros recuerdos: Mi abuelo paterno fue uno de los primeros médicos graduados en Colombia (1892) para luego estudiar un tiempo en París. Él, como muchos otros médicos de la época, tenía una pequeña farmacia donde preparaba sus recetas magistrales dado que eran pocos los medicamentos que ya se encontraban listos para ser prescritos a los pacientes. Conocí a mi abuelo cuando él era un dulce anciano ya enfermo de cuidado y yo contaba con escasos 5-6 años. Cuando íbamos a visitarlo con mis padres, yo miraba con curiosidad a través de la vidriera de su farmacia donde me llamaban la atención dos objetos dorados los que, de acuerdo con las tías, eran un microscopio y una balanza. Era poca la información que lograba obtener sobre el servicio que prestaban tales objetos, sin embargo, se me dijo que el microscopio servía para ver “cosas chiquitas” que uno no alcanzaba a distinguir a simple vista. Ante mi pregunta sobre qué eran esas “cosas chiquitas” se me respondía que eran microbios que enfermaban a la gente y que mi abuelo combatía con sus remedios.

Encuentro con el libro de Paul de Kruiff: Pasaron muchos años hasta que comenzara mis estudios de bachillerato en 1948 y me reencontrara con los microbios en las clases de Fisiología e Higiene. Por ese entonces, conseguí un libro Cazadores de Microbios de Paul de Kruiff, en el cual se narraban las historias de hombres dedicados a la búsqueda de agentes causales de enfermedades terribles, cuya lectura influyó grandemente en mi escogencia de carrera. Fue entonces que sentí que quería dedicarme al estudio de la microbiología. 

Prácticas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia en Medellín. Fue allí donde tuve la oportunidad de empezar a trabajar con microbios aislados de pacientes con infecciones, a quienes se les hacían cultivos para identificar el agente causal. El estar ya involucrada más seriamente con estos microorganismos y de participar en las prácticas para estudiantes de medicina, me permitió seguir considerando a los microbios como dignos de mayor estudio. 

El acuerdo Universidad de Antioquia – Universidad de Tulane: Ese mayor estudio se vio propiciado por la visita del Jefe del Departamento de microbiología de esta universidad del Sur de Estados Unidos, a quien le manifesté mi deseo de seguir estudiando en el área de la microbiología. Fue gracias a su cooperación que se logró mi admisión a los programas de estudio de Magíster y, posteriormente, de Doctorado.

 

RP: ¿Cómo cree que su trabajo inspira a otros, a sus colegas, estudiantes, comunidades?

AR: La inspiración que lleva a alumnos y colaboradores cercanos a emprender un camino en el área de la propia influencia nace del gusto, de la pasión con uno trabaja. Y ello no es difícil puesto que, cuando se ama lo que hace, en lugar de ver obstáculos en las dificultades, se las considera como oportunidades para introducir cambios, casi siempre buscando sistemas más simples y expeditos.

Trabajar en investigación en países en vías de desarrollo no es fácil, todo se demora más, el cambio de la moneda regional por el dólar o el euro hace que los presupuestos iniciales de todo proyecto de investigación que se presente a las pocas agencias auspiciadoras, se queden cortos. No obstante el investigador es, por naturaleza, terco y no cede ante los obstáculos que se presentan para llevar a cabo su trabajo exploratorio. 

En cuanto a las comunidades, si se trabaja en salud los resultados directos de las investigaciones no siempre suelen ser aplicables de inmediato, ya que su carácter básico hace que entre el entendimiento de un fenómeno y su aplicación en beneficio de las gentes pasen muchos años. No obstante, es la investigación básica la que permite comprender el fenómeno y, al hacerlo, ofrece la única posibilidad de remediar problemas relacionados con la salud a un más largo plazo.

 

RP: ¿Cuál es la lección más importante que ha aprendido en su vida profesional o qué obstáculo muy difícil ha tenido que vencer?

AR: Las lecciones serían:

  1. Ser paciente, estar convencido que el obtener resultados – digamos positivos – en un trabajo de investigación requieren de esta virtud, la paciencia.

  2. Ser respetuoso y saber que el progreso — juzgado en términos de relaciones interpersonales e institucionales – necesita de las buenas maneras, de la estima por colegas, alumnos, pacientes y personal administrativo.

  3. Conocer las reglas que rigen el trabajo en equipo porque al presente y, a pesar de los grandes avances en el conocimiento y en las técnicas de investigación, prima el definir los roles que jugarán los varios investigadores, universitarios y personal de apoyo del proyecto en cuestión, de tal manera que haya armonía en el equipo.

Los obstáculos a vencer:

  1. La incomprensión de aquellos que, al no querer trabajar un poco más, estorban al avance de los planes de trabajo.

  2. La falta de recursos para la investigación, que suele derrotar a muchos.

  3. La incapacidad para retener personal de trayectoria que lleve a buen término los proyectos de investigación. Es frecuente que un individuo joven y promisorio tenga que aceptar dos y hasta tres posiciones diferentes para atender a los gastos familiares cuando la institución en la cual se trabaja debería tener en mente esta pérdida de un valioso recurso humano.

 

Sencilla, de trato amable y temple ligero, pero de extraordinaria inteligencia y tenacidad, la Dra. Ángela Restrepo es sin duda alguna una verdadera heroína de la ciencia latinoamericana.

Selección de efemérides de abril

 

1/4/1776  Nace Marie S. Germain,  matemática francesa que hizo importantes contribuciones a la teoría de números y a la teoría de la elasticidad.

7/4  Día Mundial de la Salud.

12/4/1961 Yuri Gagarin es lanzado al espacio, convirtiéndose en el primer humano en salir al espacio exitosamente.

15/4/1452 Nace el pintor y científico renacentista Leonardo da Vinci.

17/4/1946 Nace el inmunólogo alemán Georges Kohler.

22.  Día de la Tierra.

23/4/1856 Nace el inventor afroamericano Granville T. Woods, autodidacta, obtuvo más de 50 patentes entre otras cosas importantes es inventor del telégrafo multiplex que permitió la comunicación entre las estaciones de tren y los trenes en movimiento.   

24/4/1990 Lanzamiento del Telescopio Espacial Hubble.

25/4/1953 Watson y Crick publican la estructura molecular del ADN. 

Molecular Structure of Nucleic Acids: A Structure for Deoxyribose Nucleic Acid, in which they described a double helix structure for DNA. https://www.nature.com/articles/171737a0

26/4/1986 Ocurre el accidente en la planta nuclear de Chernóbil, Ucrania, URSS.

28/4/1854 Nace la física e inventora Hertha A. Marcas.

30/4/1777 Nace el gran matemático Carl Friedrich Gauss.

 

 

 

ASTROCONCIERTOS, DONDE LA CIENCIA Y LA MÚSICA SE ENCUENTRAN

Publicado en Revista Persea.
Léelo completo en su sitio: https://www.revistapersea.com/editorial/astroconciertos-ciencia-y-musica

Félix Moronta

22/3/2018

Revista Persea - Astroconcert.jpg

Angelina es pianista y compositora musical egresada del Conservatorio Nacional de Kazajistán, su país natal. Es también especialista en dirección de orquestas sinfónicas y corales. Después de formarse en música clásica, Angelina se transfirió a Italia para estudiar música electrónica en el Conservatorio Santa Cecilia de Roma.

Stefano es astrónomo y divulgador científico italiano. Estudió Astronomía en la Universidad de Boloña y Comunicación de la Ciencia en la Escuela Internacional de Estudios Avanzados de Trieste. Ambas ramas de su formación las conjuga en el Museo Astronómico y Planetario de Roma.

La vibrante Roma sirvió de catalizador para que las pasiones de Angelina y Stefano se fusionaran para crear un proyecto original y único. Lo han llamado AStroconcert.

AStroconcert es un proyecto que combina la experiencia envolvente de la música electrónica con la narrativa emocionante de la divulgación científica. Han producido seis conciertos distintos que exploran distintas facetas de la astronomía: Aurora borealis, Ecos cósmicos, Vibraciones estelares, Acordes del Voyager, Destino infinito y Rosa helada 67P

Tuve la dicha de ir al espectáculo Rosa helada 67P el 15 de febrero de 2018 en Trieste, Italia, y todavía no supero la sorpresa y la emoción que sentí. Este concierto astronómico está dedicado a la exploración de los cometas y a la fascinación que han despertado desde los albores de la humanidad, en particular a la misión Rosetta.

 

 Rosetta y Philae, concepto artístico. Crédito de la imagen: Agencia Espacial Europea–C. Carreau/ATG medialab.   

Rosetta y Philae, concepto artístico. Crédito de la imagen: Agencia Espacial Europea–C. Carreau/ATG medialab.   

Rosetta fue una sonda de la Agencia Espacial Europea que entre 2014 y 2015 orbitó al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko o simplemente 67P. Además de estudiar al cometa desde su órbita, Rosetta envió a su superficie un módulo de aterrizaje llamado Philae. Como si se tratase de una nave nodriza y de su mininave de exploracion, Rosetta y Philae fueron usados para conocer la composición del cometa y así obtener pistas sobre la formación del sistema solar.

 

 Acometizaje del módulo Philae, concepto artístico. Crédito de la imagen: Agencia Espacial Alemana. 

Acometizaje del módulo Philae, concepto artístico. Crédito de la imagen: Agencia Espacial Alemana. 

Los cometas son vestigios del sistema solar primitivo, ya que han sufrido poca o ninguna modificación desde su formación hace 4600 millones de años, aproximadamente. El estudio de los cometas ayuda a responder cómo se formó el sistema solar, de dónde llegó el agua a nuestro planeta o incluso cuál es el origen de la vida.

 

 Cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Fotografía tomada por la cámara a bordo de Rosetta (NavCam) el 19 de septiembre de 2014,  a 28.6 km del cometa.  Crédito de la imagen: Agencia Espacial Europea/Rosetta/NAVCAM

Cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Fotografía tomada por la cámara a bordo de Rosetta (NavCam) el 19 de septiembre de 2014,  a 28.6 km del cometa.  Crédito de la imagen: Agencia Espacial Europea/Rosetta/NAVCAM

Así como la Piedra de Rosetta fue clave para la comprensión moderna de los jeroglifos egipcios, y el obelisco en la ciudad de File fue clave para complementar el descifrado de la piedra, la sonda Rosetta y el módulo Philae (nombres, desde luego, inspirados en la historia egipcia) fue una tarea prioritaria para la ciencia que ha ayudado a entender la formación del sistema solar. Y el show Rosa helada 67P es un homenaje de AStroconcert a este hito.

El AStroconcert sacudió la perspectiva cósmica que tengo sobre los astros. Paseé por la historia y la mitología que ha rodeado a los cometas. Contemplé la metamorfosis del significado cultural de ellos y de nuestra forma de mirarlos. Me maravillé con la idea de considerarlos portadores de vida.

Fue una experiencia hipnótica. La envolvente música electrónica con piano, theremin y mezclas de Angelina, las imágenes y animaciones en alta definición en pantalla gigante y la cautivadora narrativa científica de Stefano me llevaron a una órbita interplanetaria sin levantarme de la silla. Esa aleación entre arte y ciencia creó un material que me asombró y me emocionó.

AStroconcert es un formato único y maravilloso de divulgación científica. Para que tengan alguna idea, sería como ver un episodio de Cosmos en pantalla gigante, musicalizado y narrado en vivo. Es un espectáculo que merece ser más conocido y popularizado, y por qué no, emulado por músicos y científicos de América Latina.

 

 Poster del anuncio del AStroconcert Rosa helada 67P.

Poster del anuncio del AStroconcert Rosa helada 67P.

En este video pueden disfrutar de un aperitivo, que no reemplaza a la experiencia en vivo, por supuesto.

Uploaded by AStroconcert on 2017-06-02.

Para más información: www.astroconcert.com

MACURO: UN CASO LATINOAMERICANO DE ÉXITO EN LA CONSERVACIÓN DE TORTUGAS MARINAS, AHORA EN CRISIS

Publicado en Revista Persea.
Léelo completo en su sitio: https://www.revistapersea.com/ambiente-1/un-caso-de-conservacion-de-tortugas-marinas-ahora-en-crisis

 

Macuro es la  población situada más al este de Venezuela; es también desde hace 15 años la sede de un programa  para la conservación de las tortugas marinas. Desde 2014 una de sus playas fue alterada por la instalación de un gasoducto y en la temporada 2017 sufrió un derrame de petróleo en la zona, pero aún se mantiene el esfuerzo. ¿Qué pasará en 2018?

 

Clemente Balladares

Fotos: Luis Cova, Nelson Sánchez, Daniel Llavaneras

15/3/2018

 Ilustración de Ada Peña.

Ilustración de Ada Peña.

Muchos proyectos del Ministerio del Ambiente Venezolano transcurren sin mucha notoriedad por diferentes circunstancias. Es el caso de uno de gran impacto, éxito y beneficio para algunos sectores al oriente del país, en particular para la región pariana, conocido como Programa de Conservación de Tortugas Marinas en el Golfo de Paria.

La Oficina Nacional de Diversidad Biológica, adscrita al Ministerio, atendió en el año 2001 una denuncia sobre comercio ilegal de tortugas marinas, especies en peligro de extinción, en la ciudad de Guiria, la última ciudad hasta donde se puede llegar por carretera en el estado Sucre (noreste de Venezuela). Agustín Quijada, funcionario adscrito a la oficina, y yo visitamos el mercado, los muelles y sus alrededores. Como resultado de la inspección no encontramos pruebas directas del tráfico de tortugas, pero sí indicios por el testimonio que logramos obtener de los pobladores a través de entrevistas, que apuntaban a la práctica de comercio ilegal. Las declaraciones sugerían que debíamos investigar  el pueblo de Macuro y sus adyacencias.


Paya de Macuro.

Paya de Macuro.


Pueblo de Macuro.

Pueblo de Macuro.


Ubicación de Macuro, mapas de Google.

Ubicación de Macuro, mapas de Google.

Luego de obtener los fondos y planificar la logística, en febrero de 2002 comenzamos a visitar ese poblado para conversar con los lugareños y los pescadores, y para investigar las playas de anidación cercanas. Cuando llegamos a Macuro, el panorama no podía ser más desolador: montículos de arena de los nidos saqueados, cáscaras de huevos rotos y vacíos; y lo peor, algunos caparazones y cabezas de tortugas muertas. Planificamos salidas más largas, con el presupuesto necesario aportado por el Ministerio y la logística requerida para iniciar un proyecto de conservación.

El programa implicó experiencias agridulces: viajar doce horas por carretera desde Caracas hasta Guiria, luego navegar dos horas en lancha hasta Macuro y alojarse en posadas o casas alquiladas, en las que se puede dormir, comer, asearse y guardar materiales de trabajo; además de disfrutar de la comida pariana como escabeche de pargo, mero en leche de coco, domplinas, “flota” y otras delicias al curry picante.

Nuestro primer lanchero fue el Sr. Gustavo Marcano, conocido en la zona como Chanicó a quien le rentábamos su bote y servicios. Es un hombre adusto pero extremadamente atento, su hijo César era el acompañante. Años más tarde ese joven sería uno de nuestros ayudantes de campo.

En marzo de 2003, ya estábamos haciendo salidas de campo regulares a los sitios de desove. Hicimos estadías nocturnas en playa Los Garzos, el principal lugar de anidación, a diez minutos en lancha de Macuro, ya que no hay carreteras en todas esas siempre verdes y empinadas montañas de la Península de Paria. En junio del mismo año, vimos el primer desove de tortuga carey (Eretmochelys imbricada), que es la más abundante en el Golfo de Paria y una de las especies más buscadas por su hermoso caparazón usado para elaborar artesanías.

  Tortuga Eretmochelys imbricada

Tortuga Eretmochelys imbricada

Para el año 2005 decidimos entrenar más ayudantes que supieran medir correctamente los especímenes y así saber las tallas que representan la edad aproximada de la población de tortugas. También necesitábamos hacer marcaje, registrar los desoves, rescatar las nidadas y contabilizar una estadística básica para conocer el estatus del recurso. De un grupo de 35 lugareños seleccionamos cuatro jóvenes muy prometedores, entre ellos estaba Nesvic Mata, hijo del guarda parques, Nestor Mata.

El guarda parques Mata se había incorporado al proyecto en 2004 como ayuda del Instituto Nacional de Parques, cuyas embarcaciones se sumaban al esfuerzo conservacionista en el Parque Nacional Península de Paria bajo su responsabilidad (Macuro está afuera del área protegida pero Los Garzos y otras playas sí están dentro). Don Nestor es oriundo de Uquire al norte de Macuro y vive en Rió Caribe desde 1998. Él y su hijo conocen Paria como los mejores pescadores del lugar.

 


Entrenamiento en conservación de tortugas.

Entrenamiento en conservación de tortugas.


Voluntarios de Imparques.

Voluntarios de Imparques.


Limpiando las playas.

Limpiando las playas.

En 2006 aumentamos las guardias nocturnas de ocasionales a continuas; desde marzo, cuando empieza la temporada de desove con la tortuga cardon (Dermochelys coriacea), de casi dos metros, y la verde (Chelonia mydas); siguiendo en junio con el carey (Eretmochelys imbricata), hasta que desova la última hembra de esta especie en septiembre. de cada año.

Ese mismo año la petrolera Conoco-Phillips nos ayudó con $ 25,000 dólares que invertimos en construir un nidario o vivero para resguardar nidos trasplantados desde las playas originales y así proteger más la descendencia de las tortugas de los depredadores naturales como zorros y especialmente los cazadores furtivos. Esto fue el principio de un proyecto de conservación que ha continuado hasta hoy.


Cardón al mar.

Cardón al mar.


El autor en playa los Garzos.

El autor en playa los Garzos.


Tortuga Carey.

Tortuga Carey.


careyMacuroXconVibe.jpg


HPIM3585.JPG


IMGP4407.JPG

 

Tras casi 15 años de labores abundan los logros. Redujimos los saqueos de nidos (de 88% a 0.91%). Aumentó el número de desoves a más de 160 por temporada con 6000 tortuguillos en promedio criados y posteriormente liberados. Limpiamos las playas de anidación con participación comunitaria. Hicimos educación ambiental para los pobladores locales y adyacentes. Consolidamos la presencia y respeto hacia el proyecto y la institución. Establecimos convenios con las fuerzas armadas, gobiernos locales y empresas. Y, finalmente pero no menos importante, generamos empleo fijo para dos personas locales, y temporal para cuatro asistentes.

A pesar de que desde 2009 atravesamos una merma de recursos financieros hemos salido adelante con el esfuerzo y voluntad de todos: el Ministerio de Ecosocialismo y Aguas, Inparques, la Guardia Nacional y la Armada han brindado siempre su apoyo. En 2010 la petrolera PetroSucre S.A. nos donó un motor 225HP para nuestra embarcación y aceite suficiente para cada mes de labores. Pero sobre todo hemos contado con la solidaridad de los macureños.

El proyecto de conservación de las tortugas marinas del Golfo de Paria mira hacia el futuro. Tenemos deseos de seguir adelante y de una mejor manera. Construimos un nidario más amplio en 2012 con aportes de PDVSA, mientras la petrolera comenzaba sus trabajos del gasoducto que atravesaba el istmo de Obispo (Cuarta playa de desoves que atendemos en importancia según densidad anidamientos, y actualmente afectada por esa deforestación y escorrentías sobre su arena).

También hemos logrado que más gente e instituciones participen como el biólogo Saúl Gutiérrez (QEPD) quien donó dinero, sin que deseara se conocieran sus aportes. Hemos querido establecer un campamento más sólido en playa Los Garzos pero no se ha logrado, sin embargo, mantenemos la aspiración y hasta tenemos un boceto arquitectónico. Proyectamos tener otra lancha ya que en 2010 se perdió la nuestra, más equipos de tecnología. Ahora tenemos dos trabajadores locales fijos en la nómina del Ministerio, pero necesitamos otros dos asistentes más de la población de Macuro y que todos se sientan orgullosos de conservar ese recurso marino que tienen los venezolanos.

liberacionCardoncitos.jpg

Finalmente muchos voluntarios de campo ayudan en cada temporada costéandose todos sus gastos para un viaje tan largo. El último logro ha sido el aporte de la empresa Timberland Venezuela desde 2016, que consolida su labor de compromiso ambiental con el país integrándose a la preservación de especies en peligro.

Los logros que hemos obtenido hasta ahora bastan para calificar a Macuro como un caso de éxito en la conservación de las especies. Sin embargo, una realidad dolorosa del quehacer de la conservación es que los proyectos realmente no tienen fin; el futuro es incierto. En la temporada de 2017, desapareció la tortuga cardón y hubo una reducción a la mitad de los desoves del carey; también perdimos el nidario y fuimos testigos de la destrucción del pueblo Obispo. Creemos que la causa de esta catástrofe ambiental son los derrames de petróleo en la vecina Trinidad.

TotalAnidadas.png

Liberados.png

Encima, la situación nacional económica y social nos alcanzó: el futuro financiero del proyecto se ve muy difícil.

A pesar de las dificultades, no perdemos la esperanza. Confiamos en volver a ver la continuidad de este trabajo con otro buen ciclo de recuperación. Y ya hay buenos indicios. A mediados de enero de este nuevo año recibimos la buena noticia que Timberland cubrirá la mayoría de las necesidades de esta nueva temporada reproductiva de estas especies en peligro de extinción.

Para saber más

  1.  Balladares, C. y E. Dubois. (2014). Saqueo y depredación de nidadas de tortugas marinas, durante las temporadas 2003 a 2012, en seis playas del Golfo de Paria, Venezuela. Research J. Costa Rican Education Univ. 6(2): 239-243.
  2. Balladares, C. y L. Cova. (2013). Macuro. Tierra de Tortugas marinas. Revista Río Verde, número 12. Caracas. Venezuela.
  3. Balladares, C.; L. Cova. & N. Mata. 2010. Heridas causadas por depredadores naturales e interacciones humanas sobre tortugas marinas anidantes en Playa Los Garzos, Venezuela. Bol. Inst. Oceanogr. Vnzla. 49(2):123-128

ParaBiojpeg.jpeg

Clemente Balladares es Biólogo Marino, Universidad de Oriente de Cumaná (1991) con maestría en España (1994) y el Reino Unido.  Desde el 2000 trabaja con el Ministerio del Ambiente de Venezuela en contingencias y conservación de fauna marina. Desde 2005 coordina el Programa de Conservación de Tortugas Marinas en el Golfo de Paria. Actualmente es estudiante del Doctorado en Ecología en la Universidad Central de Venezuela.

MANGLARES: RIÑONES ECOLÓGICOS AL SERVICIO DEL FILTRADO DEL AMBIENTE

Publicado en Revista Persea.
Léelo completo en su sitio: https://www.revistapersea.com/ambiente-1/manglares-filtros-del-ambiente

 

Arturo Barrios

01/3/2018

 Ilustración de Ada Peña.

Ilustración de Ada Peña.

Pulmón natural es un término que ha sido utilizado para referirse a aquellos espacios naturales ricos en vegetación que reciben el dióxido de carbono de las ciudades y lo transforman en oxígeno, favoreciendo la salud ambiental. Sin embargo, los espacios verdes de las ciudades no son los únicos con cualidades para el bienestar de las personas.

Los ecosistemas de manglar también poseen procesos ecológicos de altísima importancia, funcionando como un gigantesco riñón. Los ríos actúan como venas continentales y los manglares actúan como filtros capaces de capturar sedimentos arrastrados por las corrientes. De esta manera, el ecosistema de manglar recicla los  desechos, mantiene los nutrientes dentro del sistema y provee  recursos naturales, tales como agua y productos alimenticios; de los cuales se pretende sacar el mayor provecho posible de forma continua .

 

 Manglares del Parque Nacional Laguna de la Restinga, Isla Margarita, Venezuela. Crédito de la foto: Enzo861 para Wikipedia.  

Manglares del Parque Nacional Laguna de la Restinga, Isla Margarita, Venezuela. Crédito de la foto: Enzo861 para Wikipedia.  

Pero, ¿qué diferencias tienen estos ecosistemas de otros? o ¿cuáles son las características predominantes en estos ecosistemas? Por una parte, las condiciones de humedad son producto de los aportes del mar, la tierra y aguas continentales y, principalmente, el tipo de vegetación que predomina y otorga su nombre: el mangle. Los mangles son un grupo de árboles con características únicas entre las que se pueden destacar sus extravagantes raíces. Ellas forman una intrincada red que amortigua la fuerza de las olas, controla la erosión y mantiene los recursos dentro de los espacios del manglar. Al mismo tiempo, ofrecen gran diversidad de nichos, como áreas de refugio y crianza, a su fauna asociada; que incluye diversas especies de invertebrados y peces. Esta fauna, a su vez, constituye el alimento y la fuente de ingresos de pescadores en estas regiones. 

De igual manera, estos ecosistemas son capaces de mantener un equilibrio ecológico importante. Desde la producción de materia vegetal, pasando por la captura y reciclaje de nutrientes, hasta llegar a la formación del suelo. La colaboración de diferentes animales herbívoros, carnívoros y detritívoros (estos últimos se encargan de reducir los desechos a fragmentos de menor tamaño, lo que contribuye a la descomposición y al reciclado de los nutrientes) es vital en este equilibrio. Por ejemplo, los cangrejos (detritívoros) recolectan las hojas de los mangles y las transportan a sus madrigueras, esto transforma y mejora las condiciones del suelo, lo que favorece la limpieza del agua y el mantenimiento de los nutrientes dentro del ambiente.

Un ejemplo de esta maravilla ecológica se ubica en Venezuela. Situada en la costa oriental del estado Miranda, entre los municipios Páez y Pedro Gual, encontramos el Parque Nacional Laguna de Tacarigua (PNLT) con una superficie de 18.400 ha, longitud de 28 km, anchura máxima de 5 km, y separado del mar por una barra arenosa de 28,8 km de largo y 300 – 1000 m de ancho. El PNLT es soporte de una rica población de plantas y animales, además de ser considerado como el lugar ideal para la ejecución de una serie de actividades humanas que van desde la pesca de róbalos, sábalos y camarones, hasta el desarrollo de diversas actividades turísticas que incluye varias posadas que aprovechan las bellezas naturales del parque nacional.


Parque Nacional Laguna de Tacarigua.

Parque Nacional Laguna de Tacarigua.


Ubicación según los mapas de Google.

Ubicación según los mapas de Google.

A pesar de ser considerada como un ambiente fértil por el dinamismo de sus aguas y la naturaleza compleja que se encuentran presentes en ellas, dentro de la laguna también se genera un gran impacto negativo. La laguna de Tacarigua recibe aportes de aguas dulces desde distintos ríos, caños y quebradas, los cuales reciben vertidos domésticos y agrícolas que alteran finalmente las condiciones químicas y físicas de la laguna.

Durante el período húmedo (mayo – diciembre) la laguna se nutre del agua de las lluvias, pero durante el periodo de sequía (enero – abril) los afluentes de la laguna disminuyen considerablemente sus cauces. Esto último provoca la acumulacion de sedimentos y la obturación de la boca (que comunica a la laguna con el mar), lo que trae como consecuencia el incremento de la salinidad de las aguas.

Sumado a esto, está el efecto de las actividades humanas que convierte muchos cuerpos de agua en receptores de contaminantes, alterándose el delicado ciclo ecológico que permite a las especies su alimentación y reproducción. Esto representa una seria amenaza en la conservación de la diversidad biológica, así como de los recursos naturales.

La riqueza de los recursos naturales presentes en este ecosistema lagunar y al ser un humedal de excepcional importancia como reservorio de recursos alimenticios y de biodiversidad, en un intento de preservar y proteger a largo plazo,  fue decretado Parque Nacional en el año 1974 y sitio Ramsar en 1996, sumándose así al Convenio para Uso Racional y a la Lista de Humedales de Importancia Internacional. Siendo incluido dentro del marco legal que protege los Ecosistemas de Manglar en Venezuela, por el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica De Los Espacios Acuáticos y la Ley de Zonas Costeras.

Cada día cobra más importancia la necesidad de sumar esfuerzos e implementar medidas tendentes a asegurar la existencia y la salud ambiental del parque, tales como una mejor planificación y organización, el resguardo de sus aguas, flora y fauna y, en general, el mantenimiento del orden ecológico de la laguna. La preservación de este y de todos los parques nacionales fortalecerá la ardua y noble labor de cumplir los objetivos de desarrollo sostenible, y también ayudará a mitigar los efectos del calentamiento global. La salud de nuestro planeta dependerá, en parte, del bienestar de estos riñones ecológicos.

 

Para saber más

  1. Ezcurra, E., Aburto, O. y Rosenzweig, L. (2009). Los riñones del mundo: porqué debemos proteger los manglares de México. Investigación ambiental ciencia y política pública. 1 (2). 202 – 206.
  2. González R, E.J., Malaver, N. y Naveda S., J.A. (2015). Los ecosistemas acuáticos y su conservación. Capítulo 6. Agua en Venezuela: Una Riqueza Escasa. Fundación Empresas Polar. Caracas – Venezuela. ISBN 978-980-379-354-8.
  3. Lugo, A. E. y Snedaker, S. C. (1974). The Ecology of Mangroves. Annual Review of Ecology and Systematics. 5(1) 39-64.

 

Arturo Barrios es licenciado en Biología, Universidad Central de Venezuela (2011). Actualmente es estudiante de educación de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad Central de Venezuela.