Un mundial más cerca del espacio

Publicado en Cosmotales .
Léelo completo en su sitio: https://cosmotales.co/2018/06/18/un-mundial-mas-cerca-del-espacio/

1077187956.jpg

Ha comenzado uno de los espectáculos más populares en el planeta, la Copa Mundial de Fútbol.

Desde el video promocional, el  evento ha estado adornado con iconografía de la cultura rusa, en donde la simbología del espacio es una de las más llamativas. No por nada desde hace una siglo la antigua Unión Soviética ha sido uno de los grandes protagonistas en la conquista del espacio y del desarrollo tecnológico asociado a esta aventura.

Hace pocos días tres astronautas trajeron a la Tierra el balón modelo Telstar 18 que llevaba unos cuantos meses orbitando el planeta a 27.000 kilómetros por hora en la Estación Espacial Internacional. Esta pelota podría hacer su debut en el partido inaugural de la Copa Mundial de Fútbol entre Rusia y Arabia Saudita. El primer modelo del Telstar fue usado en el mundial de México en 1970 y su nombre proviene del satélite de comunicaciones que permitió la primera transmisión de televisión entre Estados Unidos y Europa en 1962.

Pero las conexiones entre el mundial en Rusia y la tecnología espacial van más allá, y en esta oportunidad aprovecharán la atención del mundo en el fútbol para mostrar su mirada al futuro de la exploración espacial. 

Sesenta años atrás, la Unión Soviética era pionera en la exploración de la Luna, poniendo la primera sonda en orbitar nuestro satélite natural y otra más que, antes que cualquier otro artefacto hecho por el ser humano, se posaba sobre ella. Ahora la Luna vuelve a ser el objetivo, con misiones que planean alunizar cerca del polo y estudiar las posibilidades para establecer una base lunar y tenerla como una reserva de agua.

Y hablando de logros, esperamos que la Selección Colombia pueda culminar exitosamente la primera fase de la Copa Mundial jugando en un estadio con forma de gigantesca nave espacial, en uno de los lugares mas importantes para los logros espaciales. El Cosmos Arena en la mítica ciudad de Samara a orillas del Volga -río más largo de Europa-, recibirá el 28 de junio a nuestros jugadores que enfrentan al equipo de Senegal.

En Samara se diseñaron y construyeron los vehículos de lanzamiento que dieron colosales triunfos a los soviéticos, como el cohete R-7 que puso en el espacio  a Yuri Gagarin, al primer ser humano fuera de la Tierra. Uno de estos cohetes, el imponente Vostok con 60 metros de altura, se erige en posición de despegue, para recordar que allí se pusieron los cimientos de la carrera espacial que nos permitieron superar el cielo.

Anuncios

Huellas para descifar el universo

Publicado en Cosmotales .
Léelo completo en su sitio: https://cosmotales.co/2018/06/11/huellas-para-descifar-el-universo/

1499772212056_Fraunhofersche-LinienBuehnenbild2.jpg

En una calurosa tarde de verano, la débil voz de un niño se escucha pidiendo ayuda bajo una montón de escombros. Han pasado cuatro horas desde que una fábrica de cristales en Munich (Alemania) se derrumbara y el pequeño -de nombre Joseph von Fraunhofer- logra salir ileso. Había llegado allí después de quedar huérfano tres años atrás y dedicarse a aprender el oficio de pulir y tallar vidrio junto al mezquino dueño del taller que se sumía en ruinas.

Pero ese día cambiaría la vida de este niño. El futuro rey Maximiliano I , quien se pone al frente de las labores de rescate, se convierte en su mentor, costeándole estudios, dándole acceso a libros y llevándolo a trabajar a una destacada empresa de elementos ópticos.

Desde entonces el muchacho comienza una carrera vertiginosa que lo lleva rápidamente a convertirse en el mejor constructor de lentes e instrumentos ópticos del planeta a comienzos del siglo XIX y a sentar las bases que nos permitieron comenzar a descifrar el universo.

Su dedicación, ingenio y pasión fueron tan valiosos, que Alemania desplazó a Inglaterra en el campo de la industria óptica, siendo hasta el día de hoy una de las más prestigiosas a nivel mundial. Millones de lentes de cámaras fotográficas e instrumentos de laboratorio tienen el sello de calidad de la óptica alemana.

Con escasos 22 años, Fraunhofer experimenta con nuevos materiales y desarrolla un método para fabricar los mejores vidrios que harían parte de telescopios que comienzan a descubrir objetos nunca antes vistos. Sin embargo lo que realmente revolucionaria el conocimiento del universo fue cuando, jugando con prismas y rendijas por las cuales hacia pasar luz solar, descubrió que el “arco iris” tenia unas líneas oscuras. Alcanzó a contar 574 de ellas con su instrumento,  que se conoce como el espectroscopio.

Al apuntar su telescopio -al cual le había diseñado una montura especial para poder moverlo convenientemente-,  a otras estrellas y hacer pasar su luz a través del espectroscopio, encontró que las líneas que se veían eran diferentes a las del Sol. Este hecho que podría pasar inadvertido para muchos, representaba el descubrimiento de que las estrellas son diferentes entre sí.

Medio siglo más tarde se comenzó a entender como estas “huellas” en el espectro revelaban el composición de la atmósfera solar.

La tragedia, que pareció no alejarse de su vida, lo llevo a una temprana muerte el  7 de junio de 1826 a los 39 años de edad. Su corta vida marco un hito para lo que luego sería la exploración astrofísica del universo, para descubrir la composición de estrellas, atmósferas planetarias e incluso para el descubrimiento a través de los espectros de la expansión del universo.

Vida estratosférica

Publicado en Cosmotales .
Léelo completo en su sitio: https://cosmotales.co/2018/06/02/vida-estratosferica/

kosmosas.jpg

Si no fuera por la fuerza de atracción del planeta que nos obliga a permanecer sobre el suelo, llegar al espacio sería una travesía relativamente sencilla, algo que nos tomaría alrededor de una hora en nuestro vehículo particular viajando en línea recta alejándonos de la superficie.

A pesar de los obstáculos, nos elevamos grandes distancias en aviones que parecen desafiar la gravedad, pero que en realidad funcionan con principios físicos que entendemos y usamos.  Un vuelo comercial nos lleva a 10 kilómetros de altura, un lugar donde las condiciones son naturalmente extremas para la supervivencia de los seres humanos. Afortunadamente las condiciones controladas dentro de la aeronave nos permiten disfrutar de un viaje apacible.

A partir de los 10 kilómetros comienza la estratósfera, una de las capas de la atmósfera terrestre donde la temperatura desciende a 50 ºC bajo cero, unas cuatro veces más baja que la del congelador de nuestra nevera. Esto sumado a las corrientes de aire que alcanzan los 150 kilómetros por hora, la baja densidad de la atmósfera, y el ambiente seco, hacen de la estratosfera un lugar poco hospitalario, prácticamente imposible para la subsistencia de cualquier ser vivo.

No obstante varios esfuerzos se hacen para estudiar la posible vida oculta a varios kilómetros sobre nuestras cabezas. Mediante globos meteorológicos a gran altitud, investigadores escudriñan y toman muestras para determinar que formas de vida se encuentran en la atmósfera y de donde pudieron haber surgido.

Algunos de los análisis reportan la presencia de esporas bacterianas, organismos muy resistentes que son capaces de sobrevivir a temperaturas extremadamente bajas y a la alta dosis de radiación a la que están expuestos. Aún no se ha encontrado el mecanismo responsable de transferir estos microorganismos a distancias tan grandes desde la Tierra hasta la estratosfera, y varios proyectos tienen como objetivo responder a este interrogante.

La conclusión por el momento es que aun sigue siendo muy difícil determinar hasta donde llega la biosfera, es decir donde poner el límite de la región en la Tierra donde existe ecosistemas con seres vivos.

Lo que si claro es que el estudio de las condiciones de vida en ambientes extremos en nuestro planeta permite aprender sobre las posibilidades de habitabilidad en otros rincones del sistema solar.

Lo mejor de febrero 2018 en la RedLCC

Estas son las entradas más leídas en la #RedLCC durante febrero de 2018. Haz click en el título de cada entrada para leerla completa.

Venezuela será el primer país del mundo cuyos glaciares desaparezcan. Parece paradójico, pero sí. Los glaciares tropicales son particularmente especiales, únicos y sensibles. Se ubican en las regiones más cálidas del planeta y en latitudes donde las estaciones no existen, por lo que no acumulan hielo. Son relativamente pequeños y se encuentran en las cotas más altas de montañas aisladas. Por esta razón, son especialmente sensibles a los cambios climáticos y son considerados como excelentes indicadores del calentamiento global.
En este capítulo el doctor en Astrofísica y científico planetario Pablo Cuartas, el astrobiólogo Andrés Ruiz y la comunicadora social Paulina Londoño hablarán sobre la décima parte de Cosmología: Parámetros cosmológicos.

Primer Fotón: Los mejores eventos astronómicos de 2018
El 2018 ya ha comenzado y, como siempre, se viene una serie de eventos astronómicos que no te puedes perder. Para eso, una vez más les traigo esta guía con los fenómenos más importantes del año.

Cosmotales: El accidente que cambió el rumbo de la exploración espacial
Un minuto antes de la explosión el pánico se apodero de la tripulación al perder el control de la nave. Aquel 1 de febrero de 2003 el transbordador espacial Columbia y sus 7 ocupantes estaban a punto de desintegrarse en la atmósfera terrestre a su regreso a casa luego de una exitosa misión de dos semanas.

Tengo el placer de iniciar la temporada 2018 de publicaciones en el blog con esta excelente visualización sobre la transformada de Fourier. El video está elaborado por la buena gente de 3Blue1Brown, canal de Youtube dedicado a la explicación gráfica y clara de conceptos de matemática avanzada. Este material es realmente interesante y muy bien elaborado.

AficienciandoLa tragedia del Lago Cabrera y la experiencia de Villa Santa Lucía: nuevos desafíos en materia de planificación
La reciente tragedia en la Villa Santa Lucía a raíz del desprendimiento de una ladera que ocasionó un aluvión que sepultó buena parte del poblado, puso en primera plana de la peor manera (como suele suceder) el tema de las remociones en masa, un peligro muchas veces pasado por alto o incluso casi ignorado. Sin embargo, la geografía de Chile es ideal para la ocurrencia de estos fenómenos, de los que existe registro desde hace muchos años, entre ellos, uno muy singular acaecido hace más de medio siglo.

Félix Moronta: The Faces of Science (entrevista)
Entrevista (en inglés) al miembro de la red Félix Moronta, en el marco del proyecto #FacesOfScience que busca acercar a los distintos matices de las carreras científicas.

El blog de Martín MonteiroTecnomarcadores y Exocinturones de Clarke
Los biomarcadores son elementos que permiten determinar el estado biológico de un sistema. En astronomía y astrobiología se utilizan para encontrar vida (exobiología) más allá de la Tierra y en particular en algún exoplaneta.

 

Los faros cósmicos

Publicado en Cosmotales.
Léelo completo en su sitio: https://cosmotales.co/2015/05/05/los-faros-cosmicos-3/

IMAGEpulsar

Haciendo un recorrido por los objetos que encontramos allí afuera, a abrumadoras distancias en el universo, los llamados púlsares se cuentan, posiblemente, entre los más exóticos.

Corrían los años 60, en el siglo pasado; la humanidad comenzaba la conquista del espacio y se especulaba incluso sobre la posibilidad de encontrar vida en la Luna, cuando Jocelyn Bell, una joven estudiante de doctorado, detectó con un radiotelescopio una aparente señal inteligente proveniente del espacio.

Se trataba de un pulso regular al que, junto con su director de tesis, Antony Hewish, llamaron LGM (siglas en inglés de Pequeños Hombres Verdes), pues pensaron que era el ansiado primer contacto con seres extraterrestres. Pronto se descubrieron más de estas señales y se confirmó que correspondían a fenómenos naturales.

Por su participación en este hallazgo, Hewish recibió el Premio Nobel de Física en 1974, mientras que su estudiante no fue tenida en cuenta.

El termino ‘púlsares’ significa ‘estrellas pulsantes’; son estrellas de neutrones que se forman como resultado de violentas explosiones, conocidas como supernovas.

Una estrella de neutrones puede tener un tamaño como el de Bogotá, pero su densidad es tan alta que una cucharadita de este objeto podría tener varias veces la masa del monte Everest. Rotan tan rápido que si la Tierra tarda 24 horas en dar una vuelta sobre sí misma, un púlsar puede dar miles de vueltas en un segundo.

Lo que genera la emisión regular del púlsar es su intenso campo magnético, que induce chorros de radiación en los polos de la estrella; es una especie de faro cósmico que podemos detectar desde nuestro planeta cada vez que el chorro de luz (rayos X, rayos gamma u ondas de radio) está en la orientación adecuada, para que pase frente a nosotros.

Se han detectado miles de púlsares; entre los más famosos está el del centro de la Nebulosa del Cangrejo, que corresponde a los restos de una explosión de supernova en 1054.

Esta supernova fue registrada por varias culturas, entre ellas los anasazi, en América, pero solo hasta 1758 un astrónomo francés volvió a identificar con su telescopio esta región del cosmos, que pasó a ser el primer objeto de su famoso catálogo de estrellas (Catálogo de Messier).