DESMONTANDO LAS TEORÍAS DE CONSPIRACIÓN SOBRE EL COVID19 QUE CORREN COMO INCENDIOS POR LAS REDES SOCIALES

Publicado en Revista Persea .
Léelo completo en su sitio: https://revistapersea.com/ciencia-sociedad/desmontando-las-teorias-de-conspiracion-sobre-el-covid19/

Jesús Pineda Lo que llamamos caos no son más que patrones que no sabemos reconocer. Lo aleatorio no es más que un patrón que no sabemos descifrar. Si no entendemos algo, lo llamamos sinsentido. Si no sabemos leer algo, lo llamamos galimatías. No existe el libre albedrío. No existen variables.   Chuck Palahniuk – Superviviente…

Vuelo geodésico (Física “al vuelo” IV)

Publicado en el blog de Martín Monteiro .
Léelo completo en su sitio: http://fisicamartin.blogspot.com/2020/04/vuelo-geodesico-fisica-al-vuelo-iv.html

En la madrugada del sábado despegó desde Montevideo un vuelo inusual, el HFM751 operado por Hi Fly Malta, transportando a un centenar de ciudadanos australianos que habían quedado aislados en el crucero Greg Mortimer. Uno de los incontables efectos colaterales de la pandemia de coronavirus. El Airbus 340 recién despegado, con sus cuatro turbinas a máxima potencia, pasó con gran estruendo, apenas a 500 metros de mi casa, volando con dirección al sur, en su atípica ruta hacia Melbourne
Alguien conocer del mundo en el que vive podría dudar sobre esto último. ¿Pero cómo? ¿Hacía Melbourne volando con dirección al sur? ¿Por qué? Si Melbourne está al oeste de Montevideo. ¿No debería volar hacia el oeste para recorrer la mínima distancia? Pues no.
Vuelo HFM751 operado por Hi Fly Malta, con rumbo a Melbourne, a minutos de haber despegado en Montevideo, desde el Aeropuerto Internacional de Carrasco, el día 11 de abril de 2020.
Efectivamente, Melbourne está casi a la misma latitud de Montevideo (apenas 3 grados más al sur) y es por eso que los mapas parecen invitarnos a pensar que la distancia más corta para viajar de Montevideo a Melbourne se obtiene trazando una línea recta sobre ese mapa. Si fuera así, entonces efectivamente usted debería volar hacia el oeste para recorrer la menor distancia. Y para los aviones es crucial volar en la dirección de menor distancia para ahorrar tiempo y combustible.
Sin embargo el vuelo HFM751 no solo despegó hacia el sur sino que continuó volando con rumbo sur-suroeste, como se puede apreciar a través del registro histórico de vuelos de  Flightradar24:

Por supuesto que el vuelo HFM751 no perdió su tiempo ni voló con ese rumbo sur para derrochar combustible. La ruta que recorrió, por extraño que parezca, fue una ruta muy cercana a la de mínima distancia entre Montevideo y Melbourne. Lo explicación de esto radica en la geometría de la superficie de la Tierra. En el caso de la superficie de una esfera, la distancia mínima entre dos puntos se obtiene siguiendo una curva que está contenida en un círculo máximo. Un círculo máximo es el que se obtiene al cortar la esfera con un plano que pasa por el centro de la esfera. Esa curva que minimiza la distancia entre dos puntos es lo que se conoce como geodésica. Por eso en teoría todos los vuelos son geodésicos, para optimizar (minimizar) la distancia del viaje.

Para encontrar la geodésica para este caso particular lo que debemos hacer es intersectar a la Tierra con un plano que pase por tres puntos clave: 1) Montevideo, 2) Melbourne y 3) El centro de la Tierra. Esta geodésica, curva de mínima distancia, es la que muestro en la siguientes imágenes de Google Earth:

La distancia óptima entre Montevideo y Melbourne a lo largo de esta geodésica es de aproximadamente 11500 km, tal como se puede determinar utilizando las herramientas de distancia de Google Maps. También se podría calcular esta distancia com un poco de trigonometría esférica, a partir de las coordenadas geográficas de las dos ciudades.
Nótese el aspecto tan diferente que presenta esta geodésica en Google Maps. Esta es una consecuencia de las deformaciones introducidas por la proyección de la esfera en el plano.
la ruta que realizó el vuelo HFM751, se puede ver que resulta muy similar a la geodésica obtenida recién.
Se comprueba que la distancia que recorrió el avión fue aproximadamente 12300 km, que es apenas un poco mayor que la distancia ideal determinada antes. (Se deber tener en cuenta que los aviones suelen salirse de la ruta geodésica en algunos tramos debido a las condiciones atmosféricas u otras restricciones).
La distancia recorrida se puede obtener de los registros de vuelo (por ejemplo en la misma Flightradar24 ya mencionada) o de forma más artesanal con la herramienta de distancia de Google Mapsm como aquí:
Finalmente, ¿qué hubiera pasado si el avión hubiera volado hacia el oeste, tal como sugería el mapa? Pues en tal caso el avión hubiera recorrido casi 14000 km, es decir que hubiera resultado un viaje bastante más largo que el que realmente realizó.

Gracias por leerme.
Ojalá te haya gustado esta nota.
Me gustaría escucharte. No dudes en compartir tus comentarios al final de esta página.
Si te gustó, puedes compartirlo en tus redes.
¡Gracias por tu apoyo!
En este botón puedes dejarme una pequeña colaboración:


   

https://redlbc.files.wordpress.com/2020/04/573ed-fr240.png?w=300

¿Cómo puede saber dulce si no lleva azúcar? Los alimentos cero-azúcar

Publicado en AcercaCiencia .
Léelo completo en su sitio: https://www.acercaciencia.com/2020/04/08/como-puede-saber-dulce-si-no-lleva-azucar-los-alimentos-cero-azucar/

En los últimos años, la población ha comenzado a preocuparse más por el consumo de azúcar que por el de grasa, intentando reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad. A consecuencia de ello, existen en el mercado actual numerosos alimentos a los cuales se les ha eliminado el azúcar como endulzante y se […]

La entrada ¿Cómo puede saber dulce si no lleva azúcar? Los alimentos cero-azúcar se publicó primero en Acerca Ciencia.

Astrovirología ¿virus alienígenas?

Publicado en Cosmotales .
Léelo completo en su sitio: https://cosmotales.co/2020/04/07/astrovirologia-virus-alienigenas/

virus-extraterrestres-850x491.jpg

Los virus son las entidades biológicas más comunes en nuestro planeta pudiendo superar hasta 100 veces la cantidad de cualquier otro organismo celular. Cada mililitro (20 gotas) de agua de mar puede contener varios millones de virus y se calcula que si se colocaran en fila india todos los virus de nuestro planeta, un rayo de luz tardaría 10 millones de años en recorrer la distancia entre el primero y el último.

Ya ha pasado mas de un siglo desde que se descubrieron por primera vez, y aunque su papel en el origen y evolución de la vida parecen ser críticos, en parte debido a la gran diversidad en su estructura y en su secuencia genómica, su mala reputación hace que el solo hecho de oír hablar de ellos nos atemorice.

En el estudio de las condiciones óptimas para la vida, el interés incluye los ambientes más allá de nuestro planeta. Responder preguntas del tipo ¿Cómo comienza y evoluciona la vida?, ¿Existe vida en otro lugar del Universo? ¿Cuál es el futuro de la vida en la Tierra y más allá ? son parte de interés de la astrobiología desde hace algunas décadas.

Más recientemente la astrovirología, una subdivisión de la astrobiología, busca precisamente resaltar la importancia de enfocarse en los virus y en la posibilidad de que sea un virus el primer espécimen encontrado en una exploración planetaria.  Si encontramos estos agentes infecciosos en otra parte del universo, tendremos una indicación de vida, teniendo en cuenta que requieren del ADN de un ser vivo para reproducirse, introduciéndose en sus células.

Desde hace un lustro hay un gran interés en la posibilidad de tener virus fuera de las fronteras de nuestro planeta, pero muchas incógnitas sobre, por ejemplo, las consecuencias que tendrían sobre la salud humana, están aun por resolver.

El temor de una contaminación interplanetaria esta latente desde hace mas de medio siglo. En el recordado viaje de los primeros seres humanos que lograron llegar a la Luna, los astronautas volvieron a casa pero no pudieron ir directamente a celebrar y abrazar a sus seres queridos, teniendo que ingresar inmediatamente a una instalación móvil -una especie remolque -, para pasar un período de cuarentena de tres semanas, evitando cualquier posibilidad de contagio por algún agente alienígena adquirido durante la travesía.

La idea detrás de la astrovirología surge en parte por el descubrimiento en el 2012 de un grupo de virus totalmente nuevo, encontrado en lagos de ácido ardiente en Italia  (93 ºC y pH 1.5). Los virus son capaces de sobrevivir en ambientes extremos y se adaptan a los cambios. Amanecerá y veremos, pero parece que, como lo destacan algunos de los principales investigadores en el área, donde haya vida, hay virus.

Enrique Loedel recordado por el CGE La Plata

Publicado en el blog de Martín Monteiro .
Léelo completo en su sitio: http://fisicamartin.blogspot.com/2020/04/enrique-loedel-recordado-por-el-cge-la.html

Hace tiempo que entre mis actividades de divulgación vengo compartiendo algunos aspectos de la historia de física, de la física en Uruguay en particular, y en especial sobre Enrique Loedel Palumbo, el primer físico uruguayo (notas que se pueden leer aquí).

Hoy comparto una nota escrita por Agustín Bellido, de la subcomisión de cultura del Club de Gimnasia y Esgrima de La Plata, con motivo de haber encontrado entre los docuemtos de la institución, la ficha de socio de Loedel, del año 1931.

Foto y nota: Agustín Bellido

TRIPEROS ILUSTRES
La investigación de los libros de socios del periodo 1927-1932 que el Club atesora, nos permitió conocer la vida de una personalidad de la ciencia del siglo XX.
Enrique Loedel Palumbo nació en Montevideo un 29 de Junio de 1901, es considerado el Primer Físico Uruguayo de la Historia. Llegó muy joven a la ciudad, luego de estudiar dos años Ingeniería en su país, decide estudiar Física en la que en su momento fuera el centro de excelencia de toda Latinoamérica, la Facultad de Ciencias Fisicomatemáticas de la UNLP. En 1923 obtuvo el primero de sus títulos, el de Profesor en Matemática y Física, egresando en la Facultad de Humanidades; 1925 es el año bisagra en su vida: en Buenos Aires conversa con Einstein y en La Plata entrega su tesis doctoral, su tutor fue quien fuera uno de los fundadores del Instituto de Física de la UNLP, el alemán Richard Gans.
El encuentro entre Einstein y Loedel sucedió la tarde del 16 de Abril de 1925 en el marco de la sesión especial que se desarrollo en su honor en la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales en Buenos Aires, el motivo de su visita se debió a la gira mundial que estaba realizando con el fin de difundir su tan aclamada “Teoría de la Relatividad”. Las fuentes históricas coinciden en destacar la intervención “de un joven de 24 años, delgado, de ojos celestes y lentes, quien formuló una pregunta de la que Einstein se sintió impresionado”. La misma apuntaba a la existencia de una solución para un sistema de ecuaciones que describe el campo gravitacional de una masa puntual, fue tal la sorpresa del famoso alemán que Loedel, motivado, publica un trabajo sobre el tema en la revista alemana Physikalische Zeitschrift, su publicación fue la primera de un latinoamericano referida a la Teoría de la Relatividad.
Su carrera de brillante científico lo llevó en 1928 a vivir en Alemania, donde estudio Física Teórica en la Universidad de Berlín bajo la dirección de científicos de talla mundial como lo fueron Erwin Schrödinger y Max Planck, ambos Premio Nobel de Física e impulsores de la Teoría Cuántica, también trabajó junto a Hans Reichenbach, uno de los más importantes filósofos de la ciencia del siglo XX. En ese mismo año publica una obra sobre velocidad de la luz en un campo gravitacional.
Durante dos años Loedel vivió en Alemania, pero es 1930 el año de su vuelta a la Argentina. Hasta 1932, fue profesor suplente de Física General, luego comienza a dar clases en el Liceo Víctor Mercante y en el Colegio Nacional de La Plata.
Un 6 de Junio de 1931, Loedel se asocia en carácter de Socio General a la Institución. El Club pasaba por su mejor momento, mejoras en sus sedes y sendos triunfos deportivos, son testigo de ello. Su ficha de socio indica que estaba domiciliado en la calle 8 numero 1378.
Los años siguientes en su vida estuvieron marcados por una gran cantidad de publicaciones científicas.
En 1935 asiste al Congreso de Filosofía Científica en Paris.
Fue Socio fundador de la Asociación Física Argentina en 1944.
.
En el año 1949 participa del Primer Congreso Nacional de Filosofía de Argentina, vinculado al grupo de seguidores de Alejandro Korn, quien fuera también, Presidente y socio de nuestra Institución.
También fue miembro de la Academia de Ciencias de Perú, Consejero Superior de la UNLP y Vicepresidente de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires.
En 1955, el año del fallecimiento de Einstein, publica su libro “Física Relativista”. Realizó también múltiples aportes a la enseñanza pedagógica de la Relatividad en niños, los Diagramas de Loedel siguen siendo fuente de consulta al día de hoy en todas partes del mundo.
Supo ser formador de científicos argentinos como José A. Balseiro y Mario Bunge.
El 31 de Julio de 1962 fallece en la ciudad.
En el año 2016, la Sociedad Uruguaya de Física lo homenajeó nombrando su congreso nacional “Enrique Loedel Palumbo”.
Al día de hoy el Museo de Física de la UNLP conserva su colección de libros.
* Entre las fuentes consultadas para realizar el articulo se encuentran la publicación “El Einstein Uruguayo” (2018) de Jorge Frogoni Laclau y del blog de divulgación científica de Martin Monteiro.
///

Si te gustó, puedes compartirlo en tus redes.
¡Gracias por tu apoyo!
En este botón puedes dejarme una pequeña colaboración:

https://redlbc.files.wordpress.com/2020/04/d3d51-loedelesgrimat.jpg?w=300