Investigación interdisciplinaria busca conocer qué pasa con neuronas y glías en pacientes con ELA

Publicado en SobreCiencia.
Léelo completo en su sitio: https://www.sobreciencia.uy/investigacion-interdisciplinaria-busca-conocer-que-pasa-con-neuronas-y-glias-en-pacientes-con-ela/

Ciclo 8M Ciencia. Entrevista a Patricia Cassina.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        Patricia Cassina es doctora en Ciencias Biológicas del Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (Pedeciba) e investigadora del Departamento de Histología y Embriología de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República.

Cassina habló con SobreCiencia sobre el desafío que significa poder entender cuáles son los principales mecanismos que se desencadenan a nivel celular durante el desarrollo de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

Recordó que esta enfermedad se caracteriza por el deterioro de las motoneuronas, las células del sistema nervioso que rigen los movimientos voluntarios, que se encuentran en la corteza cerebral, en la médula espinal o en los núcleos motores del tronco encefálico.

La científica contó que su trabajo se basa en entender por qué esas neuronas comienzan a degenerarse en forma progresiva. Agregó que se están buscando respuestas en el entorno de esas neuronas, en el tejido y las células que las rodean.

Hay unas células que rodean a la neurona que se llaman glías, y que tienen un papel muy importante en mantenerlas vivas durante toda nuestra vida. Y hemos notado que cambian algunos de esos mecanismos que las sostienen, sobre todo el metabolismo y la actividad de sus mitocondrias, hay alteraciones en la función mitocondrial de esas glías. Y cuando la recomponemos y hacemos funcionar mejor la mitocondria, sostienen mejor la vida de las neuronas, y estamos tratando de ver cómo trasladar esta investigación de cultivo a modelos animales”, explicó.

Cassina, recién llegada de un congreso internacional sobre ELA en Boston (EE UU), apuntó que actualmente hay muchos laboratorios en el mundo que están estudiando la interacción entre las glías y las neuronas. Dijo que existen algunas tecnologías nuevas que podrían culminar en nuevos tratamientos para esta patología, fundamentalmente vinculados a la terapia génica.

Hay mucho interés en identificar los genes de esa enfermedad. Hay una tendencia a identificar paciente por paciente para poder entender el mecanismo de esa mutación en particular, y hacer lo que se llama ‘medicina de precisión’. Son cosas que se están haciendo, y si bien están en vías de experimentación, son novedades que pueden dar resultados interesantes. Lamentablemente en nuestro país no tenemos herramientas como para identificar el genotipo de los pacientes de ELA en particular”, detalló.

La científica contó que forma parte de un equipo multidisciplinario que trabaja en colaboración con una policlínica del Instituto de Neurología de la Udelar y la organización de pacientes y familiares de ELA en Uruguay.

Nosotros también trabajamos en colaboración con una policlínica que puso en funcionamiento el Instituto de Neurología de la Udelar, que funciona en el segundo piso del Hospital de Clínicas, que trabaja en consonancia con la organización de pacientes y familiares de ELA. Funciona los segundos martes de cada mes. Ese equipo multidisciplinario está intentando ser reconocido como centro de referencia”, dijo.

Los pacientes en nuestro país a veces no tienen la atención que tienen en los países del primer mundo, porque hay centros de referencia específicos, y hoy todavía aquí no lo tenemos. Y el trabajo conjunto de los investigadores básicos como nosotros, de los clínicos y de los familiares, es para lograr el reconocimiento de ese centro, conseguir financiación para poder desarrollar estos estudios”, agregó.

Respecto a cómo vivió en su carrera profesional desde la perspectiva de género, dijo que hay un papel social que se le atribuye a la mujer y que muchas veces atenta con el desarrollo de la profesión.

No es que haya una segregación particular a las mujeres sino que no se contempla esa otra actividad que la sociedad le encomienda a la mujer. Si el varón está trabajando y no cuida a sus hijos, no parece ser tan terrible, y esa visión de la sociedad aún es prevalente, y a la mujer le pesa también”, opinó.

Sin embargo, reconoció que últimamente se contempla un poco más este tema en la carrera científica. Hay ayuda económica a los responsables de niños que quieran asistir a congresos o la extensión del tiempo de las becas de investigación a las mujeres que tienen hijos.

Texto: Alexandra Perrone

Entrevista. Gustavo Villa


Anuncios

EVGUENIA ALECHINE. CIENTÍFICA ARGENTINA LUCHADORA ACTIVA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Publicado en Revista Persea .
Léelo completo en su sitio: https://revistapersea.com/podcast/cientifica-luchadora-contra-el-cambio-climatico/

En nuestro octavo episodio, entrevistamos a Evguenia Alechine, doctora en bioquímica por la Universidad de Buenos Aires y comunicadora de la ciencia. Evguenia trabaja con organizaciones de Estados Unidos, Europa y Asia. Durante los últimos 4 años se ha dedicado principalmente a difundir temas de salud y a formar científicos en comunicación. Recientemente fue seleccionada…

La fiebre del oro espacial

Publicado en Cosmotales .
Léelo completo en su sitio: https://cosmotales.co/2019/08/08/la-fiebre-del-oro-espacial/

18615509789_f1b9d3defa_b.jpg

La reciente noticia del descubrimiento de un nuevo asteroide de tamaño comparable al de un campo de fútbol y que se denominó 2019 OK, causo gran revuelo, después de que pasara a “escasos” 73.000 kilómetros de nuestro planeta, lo que representa una quinta parte de la distancia que nos separa de la Luna. Se estima que de haber chocado contra la Tierra hubiera liberado una energía equivalente a 30 veces la bomba que fue lanzada en la ciudad de Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial.

Este evento es considerado ya como uno de los mayores acercamientos de una de estas rocas espaciales. 2019 OK tiene una órbita elíptica con una trayectoria que atraviesa el cinturón de asteroides entre las órbitas de Marte y Júpiter y posteriormente pasa por el interior de las órbitas de la Tierra y Venus.

El cinturón de asteroides es justamente la región más conocida en nuestro sistema solar que alberga una amplia cantidad de rocas que puede alcanzar los millones de objetos de diferentes tamaños y formas irregulares. De acuerdo a su composición existen básicamente tres categorías principales para caracterizarlos: carbonáceos, silicatos o metálicos.

Estos cuerpos han sido estudiados desde hace varias décadas y uno de los principales intereses radica en el hecho de que representan vestigios de los orígenes del sistema solar, al ser restos de la formación de los planetas y lunas alrededor de un joven Sol hace 4.600 millones de años.

Un nuevo interés se centra en su riqueza mineral (oro, níquel, hierro, platino, iridio, tungsteno, magnesio, rodio) y varias empresas privadas están viendo el jugoso valor comercial de su explotación, al contener elementos escasos y difíciles de conseguir en la Tierra. En proporción, las concentraciones de estos metales en los asteroides son bastante mayores a las que hay en nuestro planeta.

Los asteroides pasaran de ser una mina de información para los científicos, a una verdadera mina de extracción de recursos que moverá muchísimo dinero. Se dice que el primer trillonario de la historia será la persona que explote los recursos naturales en los asteroides. La Nasa estima que el valor de todos los minerales almacenados en los cuerpos del cinturón de asteroides equivale a cien mil millones de dólares por cada habitante de la Tierra.

Algunos satélites ya han explorado asteroides. El más reciente fue la misión Hayabusa 2 que fue lanzada en el 2014 y en junio de este año, por segunda vez, logró posarse sobre el asteroide Ryugu para recoger muestras subterráneas, que traerá de vuelta a la Tierra el próximo año. También la misión OSIRIS-REx lanzada en el año 2016 debe traer de vuelta unos dos kilos de material del asteroide Bennu sobre el que se posará en diciembre de este año.

Comienza una carrera por ser el primero en implementar la minería de asteroides con todas las implicaciones éticas,  económicas y políticas que conlleva.

RiuNet: determina el estado hidrológico y ecológico de un río

Publicado en AcercaCiencia .
Léelo completo en su sitio: https://www.acercaciencia.com/2019/08/07/riunet-determina-el-estado-hidrologico-y-ecologico-de-un-rio/

RiuNet es una herramienta educativa interactiva que guía a cualquier persona en el diagnóstico del estado hidrológico y ecológico de un río. Al mismo tiempo, es un proyecto de Ciencia Ciudadana ya que los datos recolectados son gestionados por los investigadores del Grupo de Investigación Freshwater Ecology, Hydrology and Management (FEHMlab) del Departamento de Biología Evolutiva, […]

La entrada RiuNet: determina el estado hidrológico y ecológico de un río se publicó primero en Acerca Ciencia.

Subproductos industriales se usan para mejorar alimentos

Publicado en SobreCiencia.
Léelo completo en su sitio: https://www.sobreciencia.uy/subproductos-industriales-se-usan-para-mejorar-alimentos/

Entrevista a la ingeniera Ana Curutchet, directora de la carrera Ingeniería de Alimentos Ucudal.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       De cara al desafío que implica para la industria el etiquetado de alimentos, que será obligatorio en marzo del 2020 para todos los productos a los que se le haya agregado sodio, grasa y azúcares, es que la ciencia se plantea el aprovechamiento de subproductos con valor alimenticio.

Continuando con el ciclo 8M Ciencia, conversamos con Ana Curutchet, directora de la carrera Ingeniería de Alimentos de la Facultad de Ingeniería y Tecnologías de la Universidad Católica del Uruguay (Ucudal).

Curuchet contó a SobreCiencia que su principal línea de investigación es la revalorización de subproductos industriales como ingredientes funcionales. Agregó que además de buscar la reducción de azúcar y sodio, trabajan en otro tipo de nutrientes, como antioxidantes, fibra alimentaria y proteínas que pueden ser de utilidad.

Explicó que su trabajo abarca dos aspectos: el de investigación para publicar, que se enfoca en generar el ingrediente y estudiar qué propiedades nutricionales tiene, y el vinculado a las industrias, que necesitan saber qué ocurre al agregar ese ingrediente a un alimento, para determinar si pueden disminuir los niveles de azúcar o sodio.

Nosotros trabajamos mucho con las cáscaras de descartes de jugo, con granada, naranja, manzana y uva proveniente de bodegas. Lo que tenemos siempre son procesos simples de fácil adquisición por la industria uruguaya. Secamos, molemos, hacemos extracciones acuosas; cosas que sean de baja inversión y que realmente se puedan hacer en cualquier lado. También trabajamos con el residuo del bagazo de cervecería, lo que queda de la producción de cerveza, que es una fuente de proteína, de fibra y antioxidantes. Son muchos kilos y un problema a nivel mundial. Con ellos lo que hacemos es formular intentando reducir el sodio. De los residuos de frutas, utilizamos los azúcares propios de las frutas y reducimos el contenido del azúcar que se le agrega a un alimento”, detalló.

Curutchet señaló que el bagazo generado por la industria cervecera tiene como destino habitual las plantas de tratamiento de residuos sólidos, o cómo alimentación animal. Apuntó que actualmente están trabajando con él como un nuevo ingrediente rico en fibra y proteínas para el desarrollo de panes y hamburguesas.

En las hamburguesas de bajo precio se utilizan las proteínas de soja junto a la carne. Lo que queremos es utilizar el bagazo de cervecería como sustituto de esa proteína de soja, que es transgénica, mejorando el perfil de aminoácidos de la carne, lo que permite elaborar hamburguesas con menos sodio”, destacó.

La científica subrayó que en Uruguay el consumo de fibra alimentaria está muy por debajo de lo que se recomienda, por lo que es muy importante avanzar en este tema. Si bien puntualizó que aún no hay productos que hayan llegado a la góndola, sí hay empresas que están trabajando para llevar estos productos a nivel comercial.

Nosotros empezamos a trabajar con cáscara de naranja y arándanos. Y hay casos en que se acercan las empresas. Es un canal que está abierto, no podemos decir que el mercado uruguayo es indiferente”, aclaró.

Con respecto a cómo vivió a nivel personal el tema de género en su carrera científica, Curutchet expresó que la brecha de género en el nivel académico la siente en lo que respecta a la disponibilidad de tiempo y la organización personal.

Las mujeres dedicamos un poco más de tiempo a la vida privada y a la crianza de niños, y hacemos malabares con el tiempo laboral. Hago un mea culpa que no sé si solo nos lo asignan o si nos lo auto asignamos. Es un cambio cultural que depende de todos. A nivel de industria, sí es un poco más complejo el relacionamiento, porque en las plantas son básicamente hombres, y tenés que hacerte valer. Tenés la misma experiencia que un colega masculino. Pero no es nada insalvable. Yo no he tenido grandes dificultades en este tema”, concluyó.

Texto: Alexandra Perrone

Entrevista: Gustavo Villa