Treinta años del telescopio espacial Hubble: fragmentación del cometa C/2019 Y4

Publicado en zemiorka.
Léelo completo en su sitio: http://zemiorka.blogspot.com/2020/04/treinta-anos-del-telescopio-espacial.html


 En estas fechas el telescopio espacial Hubble cumple nada mas y nada menos que treinta años de servicio y lo hace a lo grande. Este muy especial satélite ha definido el concepto de telescopio y revolucionado la astronomía y la astrofísica con sus observaciones. Todo venía impecable mientras se acercaba el aniversario del telescopio espacial, al mismo tiempo lo hacía la gran promesa astronómica de 2002, el cometa C/2019 Y4 (ATLAS). De acuerdo a las predicciones este cometa sería visible a simple vista en pocas semanas y sería un evento de gran magnitud. Hacía décadas que no teníamos un espectáculo de estas características. Era esperable que el cometa fuera especialmente visible desde el hemisferio norte a partir de mediados de abril hasta mitad de mayo. El cometa C/2019 Y4 había sido descubierto el 28 de diciembre de 2019, y su en ese momento era de +19.6, es decir unas cien mil veces mas brillante que las estrellas visibles en un entorno suburbano. 


 Todo parecía indicar que la rutina del confinamiento iba a ser rota por este evento astronómico de gran visibilidad. Sin embargo el 7 de abril pasado se reportaba un súbito, inesperado y desconocido descenso en el brillo del cometa: había perdido mas de media magnitud. Algo raro sucedía. No pasaron muchos días mas hasta que el 11 de abril astrónomos aficionados captaban las primeras imágenes de lo que sin dudas era la fragmentación del cometa y su inevitable desintegración. Las imágenes mostraban tres grandes piezas y no daba lugar a otra interpretación. El cometa C/2019 Y4 se está deshaciendo ante nuestros ojos, antes de alcanzar su máximo esplendor.


 El telescopio espacial Hubble, fiel a su legado, ha sido un testigo privilegiado a la hora de registrar este notable evento astronómico, proporcionando imágenes de gran calidad que han sino animadas, mostrando el proceso de desintegración del cometa.

 El cometa C/2019 Y4 captado por el Hubble el pasado 20 de abirl. Vía: Hubble Space Telescope.-

 A pesar de lo inesperado del evento, la desintegración de un cometa es un hecho frecuente pero pocas veces reportado en tiempo real. El cometa C/2019 Y4 fue detectado por el programa ATLAS (Asteroid Terrestrial-impact Last Alert System) ubicado en Hawai, Estados Unidos. ATLAS está formado por dos telescopios con espejos de medio metro de diámetro y una distancia focal muy corta que les permite abarcar un gran campo angular imposible de obtener mediante los telescopios convencionales, de unos 7,4 grados, a una definición de 110 megapíxeles. Separados a una distancia relativa muy pequeña este sistema de telescopios permite detectar el pestañeo de los pequeños asteroides y cometas que busca detectar. Esta técnica permite detectar a estos pequeños objetos de forma muy precisa y sin precedentes.
 El telescopio espacial Hubble realizó dos observaciones del cometa, detectando unas 30 piezas el 20 de abril. Para la segunda observación realizada el 23 de abril el número de fragmentos detectados era de unos 25. Claramente el cometa C/2019 Y4 se había fragmentado y estaba en pleno proceso de desintegración. Esto se produjo a una distancia de unos 145 millones de km de la Tierra, es decir por “dentro” de la órbita de Marte. Se espera que los fragmentos del malogrado cometa alcancen su punto mas cercano a nuestro Planeta el 23 de mayo, cuando la distancia con el cometa sea de unos 115 millones de kilómetros con respecto de nosotros, a unos 31 millones de kilómetros de distancia del Sol.

Imagen de los fragmentos del cometa obtenida por el telescopio Hubble el pasado 23 de abril. Vía: Hubble Space Telescope.-


 El proceso mediante el cual se desintegra un cometa es súbito e impredecible. A pesar del fiasco observacional se trata de un evento casi sin precedentes de enorme interés astronómico. El mecanismo que explica el fenómeno de fragmentación de un cometa es fisicoquímico. En el núcleo del cometa es la zona principal donde se encuentran los materiales que conforman al mismo. A medida que se acerca al Sol, los materiales presentes en el núcleo del cometa comienzan a sublimar, dando origen a la coma y la cola del cometa. Está última aparece a medida que se produce el acercamiento al Sol y está compuesta por iones, polvo y material eyectado por el núcleo. La presencia de la coma y la cola del cometa representan los aspectos mas visuales y atractivos a la hora la observación del mismo. 


 La fragmentanción de un cometa dice mucho sobre los compuestos que lo integran. En general en el núcleo de un cometa existen formaciones de hielo que experimentan las llamadas fuerzas de marea, de origen gravitatorio. El hielo presenta distintas formas alotrópicas en el núcleo de un cometa. En general, el hielo rocoso de tipo I, que es el que conocemos y usamos en nuestras casas, pasa formar hielo VI, una forma alotrópica del hielo que existe a más de 10 atmósferas. La acción de las fuerzas gravitatorias experimentadas por el cometa al acercarse al Sol y a los planetas internos del Sistema Solar genera este proceso altamente energético que compromete la cohesión del núcleo del cometa. Al igual que lo sucedido en el caso del cometa Shoemaker-Levi 9 en 1994, el cometa C/2019 Y4 se fragmentó en forma imprevista. En el caso del Shoemaker-Levi los restos del cometa impactaron en Júpiter, el escudo del Sistema Solar. Fue la primera vez que se registraba un evento de estas características. De más está decir que este evento también fue detectado por el Hubble.


 Lo sucedido con el cometa C/2019 Y4 es una oportunidad única para entender a fondo este tipo de procesos, estudiar la composición del cometa y especialmente estudiar que sucede con los restos del mismo. Los cometas y asteroides son portadores de agua y moléculas orgánicas clave para la compleja bioquímica que en algún momento de nuestro Sistema Solar originó la vida en la Tierra. 


 En el marco de sus 30 años de impecable servicio, el telescopio espacial Hublle nos permitió ser testigos privilegiados de este extraordinario evento astronómico. Que así sea, por mucho tiempo mas.










 Las imágenes y el video provienen del sitio del Hubble de la Agencia Espacial Europea.-




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s