Las lunas del Sistema Solar a escala

Publicado en zemiorka.
Léelo completo en su sitio: http://zemiorka.blogspot.com/2018/09/las-lunas-del-sistema-solar-escala.html



Ampliar para ver en detalle.-




 En esta infografía se muestran a escala las lunas mas grandes de todos los planetas de nuestro Sistema Solar. Algunas pequeñas lunas ocupan solo un pixel y aquellas a cuyo tamaño no amerita ser representada por un punto han sido omitidas. Aún así podemos consultar la lista completa de satélites de cada planta del Sistema Solar. En algunos casos no hay sorpresas, nuestro planeta tiene a la Luna y nada mas, pero en el caso de los gigantes gaseosos la lista de satélites naturales está permanentemente actualizada. Solo para tener idea Saturno posee unas 62 mientras que Júpiter unas 64. Como siempre, todo es una cuestión de tamaño.




 El crédito de la imagen corresponde a Kevin Gill.-

Anuncios

20 años no es nada: estos son todos los asteroides cercanos a la Tierra

Publicado en zemiorka.
Léelo completo en su sitio: http://zemiorka.blogspot.com/2018/09/20-anos-no-es-nada-estos-son-todos-los.html


  El 11 de marzo de 1998 bien podría pasar a la historia como el día en el que vivimos en peligro. En esa fecha se anunciaba el descubrimiento de un asteroide que, según los cálculos iniciales, se estrellaría con nuestro planeta en 2028. Dos cosas importantes tenemos claras hoy día: aún faltan diez años para esa fatídica fecha, y, lo más importante por cierto, es que ese evento no se producirá por lo menos en los próximos doscientos años.


  En aquel momento la noticia trascendió el estrecho circulo de astrónomos y tuvo una obvia y desmedida difusión mediática. En definitiva y a pesar de lo dramático, a todo el mundo le gustaría anunciar el fin del mundo. El asteroide 1997 XF11 tenía lo necesario para ser la roca del juicio final: con un diámetro aproximado de medio kilómetro sus dimensiones y trayectoria orbital lo convertían en un objeto peligroso para nuestro planeta. Luego de analizar en detalle los elementos orbitales del 1997 XF11, se concluyó que para 2018 el asteroide pasará a una distancia equivalente a dos veces y media la distancia Tierra-Luna. Un millón de km de distancia, es en términos astronómicos una distancia insignificante, pero aún así, segura para nuestro planeta. 


 El impacto mediático de esta noticia determinó que la NASA estableciera un programa específico para el estudio de los asteroides próximos a la Tierra (en inglés NEOs: Near Earth Objects). El programa tenía como objetivo la detección y estudio de las caracerísticas básicas del 90 por cierto de los NEOs mayores a un kilómetro de diámetro. Los asteroides próximos a la Tierra son un conjunto de rocas que se encuentran dispersas en dos grandes zonas. Los más lejanos están ubicados en el Sistema Solar interno, a unos 195 millones de km del Sol, entre las órbitas de Marte y nuestro Planeta. Los objetos más cercanos están entre el sol y la órbita de la Tierra, a una distancia máxima de unos 50 millones de km.


 Así entonces, el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA inició el NEO Observation Program inició sus labores en el verano de 1998. En 2016 el programa se rebautiza como CNEOS (Center for Near-Earth Object Studies), de manera que en estos 20 años transcurridos se han podido determinar el 95% de los NEOs que se estima existen. En concreto se trata de unos 18.000 objetos del tipo asteroides o cometas que tienen un diámetro aproximado de entre 140 a 1.000 metros. 


Una rápida vista al formidable trabajo realizado por el CNEOS desde su creación. En rojo se destacan los asteroides mas grandes, de diámetros mayores a 1km, mientras que en naranja se detallan los objetos mayores a 140 metros. En azul se representa el total acumulado de estos 18.000 objetos descubiertos en los últimos 20 años.





 El aspecto clave para determinar el riesgo de impacto por un meteorito, reside en determinar si su órbita se cruzará en algún momento con la de nuestro Planeta, y a qué distancia se produciría el encuentro. El registro de estos objetos es anterior a la existencia del programa CNEOS, pero recibió un extraordinario impulso a partir de la creación del mismo. Se estima que la frecuencia de descubrimiento de estos objetos ha sido de unos 40 por semana desde el comienzo del mismo. El CNEOS dispone de un programa, denominado Sentry, que incluye información detallada y actualizada de los objetos detectados. A medida que se detectan objetos con una posible trayectoria de impacto, se generan tablas de riesgo. 

 A medida que se mejoran los datos obtenidos, es posible determinar con mayor precisión el comportamiento futuro de las órbitas. En la mayoría de los casos, a medida que aumentan los datos obtenidos se dan de baja de la tabla de riesgo a los objetos en cuestión. A pesar de que, por ejemplo, el reciente impacto del meteorito en Cheliábinsk (Rusia) tomó a todo el mundo por sorpresa, si se pudo prever con gran precisión el más reciente ingreso de un meteoro producido sobre el cielo de Botswana el pasado 3 de junio.


 Los objetivos iniciales del programa CNEOS fueron superados con creces, de manera que se han trazado nuevos desafíos destinados a detectar a los objetos menores a los 140 metros. El Congreso de los EUA dispuso recursos específicos para esta tarea que permitirá afinar las bases de datos existentes. Si bien los objetos menores a 140 metros no representan riesgos de carácter global, si lo tienen desde el punto de vista regional. De manera que determinar con precisión estas órbitas a futuro es un desafío realmente importante y sobretodo, posible desde el punto de vista técnico.

 Hoy sabemos mucho sobre la dinámica de estos objetos y de su importancia para nuestro Planeta. El permanente impacto de estos pequeños objetos ha sido clave en el surgimiento de la vida en la Tierra. Portadores de carbono, aminoácidos y otras moléculas orgánicas, el estudio de este proceso ha permitido entender el carácter sistémico de los procesos que dieron lugar a las condiciones de vida conocidas. Así entonces el entorno de nuestro Sistema Solar no solo es clave para los aspectos estrictamente biológicos del surgimiento de la vida en la Tierra, sino además para su relativa seguridad. Tenemos la certeza de que Júpiter juega un rol muy importante manteniendo a raya el riesgo de impacto con asteroides  y cometas grandes. El planeta más grande de nuestro Sistema Solar es de alguna forma un formidable y eficiente guardaespaldas. Entender cómo el Sistema Solar generó condiciones favorables para el surgimiento de la vida, es clave para el estudio de los exoplanetas conocidos y afinar la búsqueda de aquellos candidatos a poseer condiciones de habitabilidad.






 Vía: JPL.-

Pecha Kucha Montevideo: la charla

Publicado en zemiorka.
Léelo completo en su sitio: http://zemiorka.blogspot.com/2018/08/pecha-kucha-montevideo-la-charla.html

 Finalmente se publicaron los videos de la decimotercera edición del Pecha Kucha Montevideo. Es duro verse a sí mismo, lo reconozco. El proceso lo conté por acá, pero ahora que veo los resultados de la charla voy a decir lo obvio: lo haría distinto. Me fuí del formato, para empezar y obviamente estaba más nervioso de lo que pensé que iba a estar. La experiencia fue bestial, de las mejores que me pasaron, sin dudas.

 En el canal de Youtube de Pecha Kucha Montevideo están disponibles las diez charlas de los speakers y en esta lista que armé.

 Espero la disfruten tanto como yo!:

“Todo es naneable”, entrevista en Dobcast

Publicado en zemiorka.
Léelo completo en su sitio: http://zemiorka.blogspot.com/2018/08/todo-es-naneable-entrevista-en-dobcast.html

 Ayer tuve el placer de ser entrevistado por Miguel Ángel Dobrich para su proyecto Dobcast. El resultado de esa fascinante charla está aquí, en iTunes y en Soundclud, entre otras plataformas. Fue un gusto compartir esa tarde con Migue, y creo que se escucha claramente.
Vaya entonces mi enorme agradecimiento por esta genial charla, espero la disfruten tanto como yo.-

Pecha Kucha Montevideo

Publicado en zemiorka.
Léelo completo en su sitio: http://zemiorka.blogspot.com/2018/07/pecha-kucha-montevideo.html





 El pasado 17 de julio tuve el privilegio de participar como orador en la decimotercer edición del Pecha Kucha Montevideo. Luego de un proceso de dos meses de preparación, llegaron esos seis minutos y cuarenta segundos, en los que uno tiene que desarrollar una idea apoyado en veinte imágenes. Debo confesar que inicialmente la propuesta de Silvana Bergson y Eduardo Mangarelli me pareció una locura. Sin embargo, luego de conversar me quedó claro que había algo pechakucheable. Poder exponer sobre el trabajo que uno hace en un evento de esas características es un privilegio enorme, y le agradezco enormemente a los organizadores por la propuesta.

 La idea de exponer sobre nanotecnología en un formato tan estricto y breve me hizo ver un desafío bien complejo que exigió al máximo mi amateur capacidad de divulgador. Si bien inicialmente no me costó concebir el esquema general de la presentación, rápidamente me encontré con dificultades a la hora de trabajar con las veinte imágenes. De las charlas con amigos y gente interesada y por mi breve experiencia divulgativa, tengo bien claro que el primer desafío al hablar sobre nanotecnología está en las primeras cuatro letras. Poner la escala nanométrica en perspectiva mediante comparaciones adecuadas es parada obligada y previa para introducir los conceptos siguientes que hacen a la magia de la nanotecnología. Afortunadamente con un adecuado soporte de imágnes es posible poner en perspectiva comparada la nanoescala y fijar ideas rápidamente. El viejo y menospreciado truco de comparar se torna en la mejor herramienta divulgativa para exponer las ideas básicas que hacen a la nanoescala.

 Bajo ningún concepto quería recurrir a la idea de caja negra. En un sentido estricto, cualquier material que sea nanoestructurado presenta propiedades nuevas, y en el uso tecnológico de las mismas es lo que se da en llamar nanotecnología. Exponiendo esos conceptos se fueron las primeras cuatro imágenes. Además, había que dejar claro que el impacto de estos nuevos materiales y sus aplicaciones abarca a todas las tencologías conocidas, independientemente del grado de madurez de las mismas. Inexorablemente luego de esta necesaria e imprescindible introducción es necesario hablar de ejemplos. De no ser así las cosas pueden quedar mucho mas en el aire de lo que ya están. Además lo más interesante es qué cosas pueden hacer estas tecnologías y cómo van a incidir en nuestras vidas. Así entonces hablé sobre las nanopartículas de plata y su uso como esterilizantes, de los nanotubos de carbono y sus potenciales aplicaciones y, claro que si, de los nanorobots y nanomáquinas para tratamientos contra el cáncer. El último conjunto de ejemplos fueron nanopartículas para minimizar el efecto invernadero y mejorar la calidad del aire.

 Creo que esos desarollos mencionados resumen muy bien la diversidad de usos y el potencial de impacto de la nanotecnología. Opté por esos casos no solo por su evidente interés, sino especialmente por ser desarrollos nanotecnológicos, que aún en etapa de prototipo o prueba de concepto, poseen un nivel de desarrollo avanzado y suficientemente documentado. Otro objetivo que me propuse es jamás utilizar el concepto de innovación distuptiva, por su notorio desgaste y mal uso. Pero especialmente porque ese tipo de cosas no pasan en la innovación en general, mucho menos en la nanotecnología. De acuerdo al nivel global del desarrollo técnico y productivo de la nanotecnología, estamos muy lejos de experimentar un tipo de efecto explosivo en cuanto a su impacto y usos extensivos. Por otro lado, toda exposición sobre la nanotecnología choca con un muro inevitable y es la pregunta de “y esto para cuándo?”. Es más que razonable esta cuestión, todos queremos vivir en el futuro. En este punto hay que ser delicado en el manejo de expectativas de todo tipo.

 Es ahí entonces donde viene el necesario baldazo de agua de los problemas de escalado y producción masiva a la que se enfrentan la mayoría de los nanomateriales desarrollados. En general la mayoría de los usos nanotecnológicos se encuentran en etapas de desarrollo, prueba de concepto o prototipado. Pero además existe una barrera técnica de primer orden aún pendiente de superación que refiere al conjunto de problemas que la producción masiva de nanomateriales plantea. Hay que explicar eso claramente, mas allá que, por ejemplo en el caso de las aplicaciones biomédicas de la nanotecnología, los tiempos de desarrollo son similares a los de la industria farmacéutica convencional.


 Luego de ese breve paréntesis introduje a los nano y aerogeles, materiales especialmente interesantes por su vasto espectro de aplicaciones. Ahí también había una buena historia: en un sentido estricto son los primeros nanomateriales “no descubiertos”. Es decir, su hallazgo surgió mucho antes que la nanotecnología e incluso los modernos sistemas de caracterización física que progresivamente se introdujeron en las últimas décadas. Por si fuera poco el descubrimiento de este tipo de materiales fue producto de la apuesta entre dos físicos. De ahí pasé a desarrollar los aspectos más básicos del proyecto de desarrollo de prototipos en el que estoy involucrado.


 Creo
en eventos como los Pecha Kucha, asisití a muchos de ellos y siempre me
pareció un formato interesante y útil. Es muy difícil seguir el hilo de
numerosos presentadores por más de veinte minutos, casi una tortura en
muchos casos. No sé porqué se siguen organizando instancias tan pesadas y
poco amigables con los asistentes. En un evento PK se puede tomar
contacto con diferentes presentadores e ideas en un lapso de tiempo más
que suficiente como para mantener el interés y llevarse un buen bagaje
de ideas para pensar más tarde. Esta vez me tocó estar arriba del
escenario y ser parte del evento como presentador. Todo el proceso lo disfruté de punta a punta salvo un pico de estrés, nervios y miedo el fin de semana previo al evento. Cómo salió esta presentación lo dirá el video de la misma, apenas se publique lo compartiré por aquí. Reconozco que me da curiosidad verme en esos breves minutos. Espero ser lo suficientemente implacable con la crítica de la misma a efectos de perfecccionar el difícil arte de ser concreto, breve y aún así mantener el contenido de lo dicho.



 Concebir esa charla fue todo un desafío, y por cierto hacerla ante 2.000 personas en el Auditorio Nacional del SODRE una de las experiencias más intensas que me tocó vivir. Sin la ayuda de los organizadores la presentación hubises sido más pesada de lo que fue. Si la tuviera que hacer ahora probablemente cambiaría muchas cosas: demasiadas y muy densas imágenes técnicas, haría mucho mas suave la presentación de los detalles más técnicos y por cierto tendría menos nervios.

 En suma, la experiencia estubo bestial, aprendí mucho y espero apovechar todo ese nuevo bagaje en próximos desafíos.