Carne de laboratorio: ¿Es posible que sustituya a la producción convencional?

Publicado en zemiorka.
Léelo completo en su sitio: http://zemiorka.blogspot.com/2019/09/carne-de-laboratorio-es-posible-que.html



 Retomo la publicación de las columnas radiales de nanotecnología y divulgación científica por M24. Llevo tiempo con ese trabajo atrasado, de manera que la columna que publico hoy corresponde a la del 27 de abril. Prometo ponerme al día en breve.
 La columna versa sobre la carne sintética y problematiza sobre el potencial real de implantación de esta fuente de alimentación en los próximos años. Anteriormente habíamos comentado una serie de desarrollos nanotecnológicos para facilitar la producción de la carne sintética. En esta ocasión me baso en un muy interesante artículo de Juan Pascual en Naukas
 La columna se puede escuchar aquí y en la web de M24:

Anuncios

La misión del Apolo 11 en tiempo real

Publicado en zemiorka.
Léelo completo en su sitio: http://zemiorka.blogspot.com/2019/07/la-mision-del-apolo-11-en-tiempo-real.html

Así luce el panel de control de Apollo in Real Time. Casi casi como si se estuviera en el centro de Control de Houston haciendo historia.-

 Hace pocas horas despegaba el Saturno V con el Apolo XII tripulado por Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins rumbo a la Luna. La misión del Apolo 11 cumple 50 años, y es junto con la llegada del ser humano al espacio, el acontecimiento histórico más importante de la historia. La Humanidad ha demostrado que es capaz de proponerse objetivos exploratorios que hace muy poco parecían disparatados y cumplirlos. Se podría decir que desde la hazaña de Gagarin en 1961 y la de Armstrong, Aldrin y Collins en 1969, hemos salido de la cuna a explorar los confines del espacio. Así fue en 1969 cuando el 20 de julio de 1969 Armstron pronunciara su famosa frase: habíamos llegado a la Luna por primera vez. Le seguirían cinco misiones mas del programa Apolo, y lamentablemente hasta ahí llegamos. Los planes de bases tripuladas en la Luna han quedado como proyectos o sueños, de la misma manera que el anhelo de pisar nuestro satélite natural parecía delirante en momentos antes de la misión del Apolo 11.

 Hoy de mañana tuve el placer de seguir en tiempo real el despegue del Apolo 11 gracias a Apollo in Real Time, un proyecto web alucinante que reúne en una interfase gráfica interactiva todos los datos recopilados por esta histórica misión. El proyecto integra todas las filmaciones de la sala de control de Houston, las transmisiones de los astronautas y las 11.000 horas de audio intercambiados. El archivo fotográfico integrado a esta aplicación es de unas 2.000 imágenes, incluyendo datos de los experimentos realizados por la tripulación.

 Esta genial aplicación permite vivir en tiempo real todos los acontecimientos que involucraron al Apolo 11 de manera integrada, y magníficamente presentada. De aquí al próximo 20 de julio, momento en el cual Armstrong descencendiera por la escalerrilla del módulo lunar Eagle vamos a poder reconstruir momento a momento esta misión espacial histórica. La historia recién se está escribiendo, y por suerte, podemos pasar revista a sus páginas mas gloriosas.
 

El cambio climático explicado con una imagen (II): #ShowYourStripes

Publicado en zemiorka.
Léelo completo en su sitio: http://zemiorka.blogspot.com/2019/06/el-cambio-climatico-explicado-con-una.html

Barra de temperaturas para Uruguay.
 Hace un tiempo habíamos presentado el trabajo de Ed Hawkins para representar un proceso tan complejo como el cambio climático. El propósito de este científico es el de exponer en forma muy clara una de las consecuencias más notorias y perceptibles de este fenómeno: las temperatura promedio global está aumentando a media que aumenta la concentración de los gases de efecto invernadero. La relación es lineal por cierto, y el cambio climático de origen antropocéntrico genera diversos efectos a escala global que modifican el clima y de no ser revertidos podrán alterar drásticamente nuestra forma de vida.


Barra de temperaturas para Argentina.




 La temperatura ambiente y la percepción que tenemos de ella es uno de los factores más fáciles de bajar a tierra para explicar en forma clara y directa el impacto en el clima debido efecto invernadero. No existen dudas en la comunidad científica sobre la existencia, impacto y desafío que plantea el cambio climático, pero eso no significa que exista lo que se ha dado en llamar el negacionismo. Asumir la existencia de este fenómeno y comprometerse en hacer todo lo posible para cambiarlo es, por su impacto global, una tarea eminentemente política. Y como todo aspecto político debe ser convenientemente propagandeado y difundido. 


Barra de temperaturas para Brasil.



 La idea de Hawkings es bien simple: representar gráficamente el incremento global de temperaturas mediante barras de colores. De manera tal que los colores azulados representan temperaturas bajas y los colores asociados al rojo las temperaturas mas altas. Sin números, estadísticas o siquiera sin años. Cada gráfico representa la temperatura promedio anual de los últimos cien años, y muestra de forma muy intuitiva el progresivo aumento año tras año de las temperaturas promedio anual.

Barra de temperaturas para Chile.

 El año pasado la primer imagen elaborada por Hawkins dió vuelta la red. Posteriormente elaboró placas similares para las capitales y principales ciudades de Europa y América del Norte. En estas últimas semanas se ha puesto en línea la iniciativa #ShowYourStripes en la que se pueden descargar las imágenes correspondientes a casi todos los países del mundo. Era lo que estaba faltando para hacer de esta iniciativa una movida realmente global. El conjunto de datos utilizados proviene de la Berkeley Earh, y por cierto son de acceso público, como corresponde ante un tema que trasciende el aspecto estrictamente técnico y debe ser de interés global. 


Barra de temperaturas para Colombia.

 La perspectiva es realmente preocupante. En este año se han superado las 400 parte por millón de dióxido de carbono atmosférico y los últimos cinco años han sido los más calurosos desde que se tiene registro. De manera que la iniciativa de Hwkins bien merece ser ampliamente difundida. Cada capital del mundo tiene su correspondiente barra de temperaturas., y tal como lo establece el creador de estas simples pero geniales inforgrafías, es hora de hablar a fondo sobre este aspecto clave para toda la Humanidad.


 Las consultas sobre gráficos y descargas están en la web de #ShowYourStripes y la idea es que circulen mediante todos los medios posibles. Es hora de que nadie quede indiferente sobre el cambio climático y es hora de hacer lo necesario para revertirlo.


Reseña: “Einstein para perplejos” de José Edelstein y Andrés Gomberoff

Publicado en zemiorka.
Léelo completo en su sitio: http://zemiorka.blogspot.com/2019/06/resena-einstein-para-perplejos-de-jose.html

  Idioma original: castellano
  Año de publicación: 2018, 281 páginas
  Editorial: Penguin Random House


 Pocas figuras históricas han sufrido una mistificación como la de Albert Einsten. Seguramente sea la personalidad pública con mayor número de frases apócrificas, y también un lugar común a la hora de hablar de inteligencia, creatividad y actitud ante la vida. Es curioso, porque es fácil acceder al pensamiento de Einstein precisamente por sus publicaciones científicas y su labor autobiográfica profusamente editada a lo largo de todo el mundo. Existe un enorme acervo de la obra y pensamiento de Einstein, y podría parecer que ya se ha dicho todo acerca de uno de los científicos mas relevantes del siglo XX.

 El libro de Andrés Gomberoff y José Edelstein viene precisamente a demostrarnos lo contrario. Con un enfoque basado en comunicar ciencia mediante breves cuentos, Einstein para perplejos sorprende por mostrarnos en forma breve y novedosa todos los aspectos claves de la fructífera vida del físico alemán. Esto incluye a su enorme, diversa y “conocida” labor científica, pero también aspectos de su vida que parecen deliberadamente olvidados en favor del mito. El enorme favor que los autores nos hacen es, sin estridencias ni ánimos iconoclastas, pintar un Einstein de cuerpo entero. Hay una enorme admiración y devoción por el maestro y eso se percibe claramente en todo el texto. Ese cariño hacia Einstein genera el clima adecuado para conocerlo a fondo, en los distintos aspectos de su carrera.

 Cuando Stephen Hawking escribió su Breve Historia del Tiempo estableció todo un estándar en la divulgación de la ciencia. En su introducción contó que los editores del libro le dijeron que por cada ecuación que pusiera en el texto las ventas del libro se reducirían a la mitad. Hawking no se contuvo y finalmente puso la célebre ecuación de Einstein que establece la equivalencia masa-enegía. No parece haberle ido nada mal a Hawking con su libro. Según mis cuentas, aparecen dos ecuaciones a lo largo de Einstein para perplejos. Una de ellas en forma de haiku lo que, si nos atenemos al contenido estrictamente artístico del mismo, deja a este libro en pleno dominio del estándard Hawking. De manera que es deseable y esperable que esta obra tenga una aceptación al nivel del libro de Hawking.


 Voy a partir de un punto cero, pero clave para valorar esta obra.Tanto Edelstein como Gomberoff son científicos activos que además hacen divulgación y comunicación científica de gran calidad y nivel. Este aspecto es fundamental, en un tiempo en el que abundan divulgadores con gran audiencia y presencia en los medios y escaso rigor técnico. Este doble rol de los autores es también una buena y necesaria señal para aquellos científicos que detestan cordialmente a los divulgadores y popularizadores de la ciencia. Es posible entonces divulgar ciencia siendo científicos activos, sin dudas los resultados de esta fórmula son contundentes en el caso de Eistein para perplejos.

 Quiero señalar dos grandes méritos en los que el libro destaca notoriamente. En primer lugar Edelstein y Gomberoff escribieron un libro apto para absolutamente todo público. En una obra de comunicación y divulgación científica este es un mérito gigante. Muy pocas obras comparten esta característica fundamental para acercar la ciencia al gran público. Es admirable la capacidad de los autores, para en muy pocas líneas, exponer claramente los aspectos conceptuales más relevantes de las teorías y aportaciones científicas de Einstein. No hay vueltas ni textos oscuros ni mucho menos tenebrosas demostraciones matemáticas. 
 Así en muy pocas palabras y con una naturalidad expositiva envidiable los autores, nos ponen a tiro con los conceptos clave de la Relatividad Restringida y la Relatividad General, por ejemplo. Einstein fue uno de los padres de la mecánica cuántica, muy a su pesar por cierto. Esta teoría es la tumba de los cracks para cualquier físico o divulgador que intente exponer de un modo no formal. De hecho también lo es para quien intente comprenderla. A pesar de estas dificultades los autores exponen en términos breves y simples experimentos mentales extremadamente sofisticados y célebres como la paradoja EPR. Este fue uno de los sutiles y geniales argumentos impulsados por Einstein contra el fomalismo e interpretación de la cuántica que tuvo ocupado durante mucho a muchos físicos aun luego de su muerte.

 En segundo lugar el libro está perlado de referencias culturales diversas y universales. Para entender las aportaciones y labor científica de Einstein, o de cualquier científico, bastaría con exponer el contexto y relaciones con sus colegas, colaboradores y adversarios intelectuales. Sin embargo desde hace ya mucho tiempo que el eje de la cultura moderna se ha desplazado desde las artes y humanidades hacia las ciencias. El mérito de los autores reside precisamente en eso: mostrarnos las sutiles e inesperadas historias entre ciencia, música, historia, política, psicología, entre otras disciplinas más allá de la física. Por las páginas de Einstein para perplejos desfilan, por ejemplo, los Beatles, Da Vinci, Beethoven y Lacan, entre otros. De manera entonces que el libro se lee de un tirón. Esta muy trabajada esta forma expositiva, que sin detalles innecesarios, pero con historias muchas veces desconocidas, se convierte en un relato realmente disfrutable para cualquier lector.

 Muchos de estos episodios históricos no son contemporáneos a la vida de Einstein pero están perfectamente ensambladas en cada historia contada. Estos aspectos son invalorables incluso para quienes por razones técnicas estén familiarizados con los aspectos de su obra científica. No todo está en los libros de texto. Para aquellos formados en ciencias estos relatos son necesarios para valorar la vida y obra de Einstein con una sutileza realmente exquisita. Hay un notorio énfasis en mostrar el largo trayecto de las ideas, el trabajoso parto de las teorías y lo intrincado de la labor intelectual. La ciencia, la moderna ciencia no es cosa de genios, es mas bien una sinfonía bastante desafinada que al final del día encuentra su tono. Aún así, Einstein y su trayectoria como científico es excepcional, y lo es en formas que trascienden los aspectos estrictamente formales. Este libro contagia cultura, así a secas, y afortunadamente se nota.


 En mi caso desconocía la devastadora tragedia familiar que para el científico supuso el régimen nazi. Es muy sabido que Einstein,  y su obra, fue perseguido por autoridades e infames colegas al servicio del nazismo. Sin embargo es poco conocida la enorme tragedia personal que la shoa impuso a la familia del físico alemán. Está muy detallado su papel en la gestación del Proyecto Manhattan, su rol como científico luego de iniciada la era nuclear, su rol y compromiso con la paz en épocas de polarización y amenaza nuclear.

 Pero el libro es más que eso, porque muestra a Einstein en una dimensión humana que la construcción de su mito habitualmente impide apreciar. Uno de los más brillantes científicos de la humanidad fue una persona en tensión con sus mas relevantes hallazgos. Einstein no es infalible, pero es también un genio. Einstein produjo trabajos pioneros sobre la mecánica cuántica y a lo largo de su carrera sostuvo polémicas formidables con sus colegas sobre su formulación y estatus epistemológico. También abjuró de uno de sus aportes más fundamentales sobre la constante cosmológica. Los avatares del físico con su propia creación, y las consecuencias que hoy día tiene este aspecto hoy día lo muestran en tensión con sus propios hallazgos. Todo esto resulta muy contraintuitivo en la construcción mediática, e injusta, que se realiza sobre Einstein. Gomberoff y Edelstein nos recuerdan exponen brillantemente esta tragedia filosófica.
 En sus últimos años de vida estuvo aislado social y académicamente. La distiancia autoimpuesta, la excesiva solemnidad que despertaba en jóvenes científicos y los problemas para encontrar una teoría de la unificación contribuyeron a ello. Poco se recuerda esta etapa triste del otoño del patriarca.


 Por último quisiera destacar dos aspectos que sería genial estuvieran presentes en nuevas ediciones de este libro. En primer lugar se impone un necesario soporte de imágenes que complementen la riqueza del relato. Por otro lado los autores citan rigurosamente las fuentes originales de textos y trabajos científicos de Einstein. Afortunadamente existen ediciones en español sobre sus obras científicas y filosóficas fundamentales. “Einstein 1905: un año milagroso” editado por John Stachel y editado por Crítica contiene los papers originales de Einstein y han sido prologadas por Roger Penrose. Más recientemente “La Gran Ilusión, las grandes obras de Albert Einstein” editadas por el propio Stephen Hawking amplía los trabajos científicos con otras obras más generales del físico alemán. Incorporar estas fuentes al libro de Edelstein y Gomberoff ayudaría a que el lector tenga un enganche mucho más directo con el pensamiento de Einstein.


 En suma, la riqueza de las historias y la naturalidad en la que se entrelazan son un enorme valor agregado a este libro de comunicación científica. Lo hacen accesible al mayor público posible. Einstein para perplejos puede ser leído por un liceal que quiera empezar a conocer a Einstein y sin dudas por cualquier lector que se considere a distancias siderales de las complejas teorías físicas que son parte del relato del libro. En forma progresiva los autores relatan aspectos históricos del legado de Einstein, y además aproximan los últimos descubrimientos relacionados con sus teorías. Es un libro formidable, absolutamente imprescindible para acercarse sin miedos a las teorías y desubrimientos más fascinantes del siglo XX.





La primera imagen de un agujero negro

Publicado en zemiorka.
Léelo completo en su sitio: http://zemiorka.blogspot.com/2019/05/la-primera-imagen-de-un-agujero-negro.html

Sombra y anillo asimétrico del agujero negro M87*. Vía: NASA, Goddard.-
 Habitualmente en la columna radial en Intercambio por M24 nos desviamos un poco de la agenda nanotecnológica y hablamos, el pasado 12 de abril, de otras novedades del mundo físico. En este caso no podíamos dejar de pasar un evento realmente fabuloso: hablamos sobre la primera imagen de un agujero negro. Poder ser testigos de uno de los acontecimientos científicos y tecnológicos de los últimos tiempos es un privilegio, y poder contarlo más aún. Espero que la columna esté a la altura del evento.

 Dos muy buenos artículos de Daniel Marín y Francis Villatoro explican profusamente y en detalle esta noticia. La columna se puede escuchar por aquí:

El conjunto de trabajos de referencia sobre el agujero negro M87* está en un especial de The Astrophysical Journal Letters, y son de acceso abierto.