LAS PSEUDOCIENCIAS

Publicado en Ciencia al alcance.
Léelo completo en su sitio: http://ift.tt/2zx7xNk

De Trekky0623 de Wikipedia en inglés ("I made this map myself") - Transferido desde en.wikipedia a Commons por MathiasRav., Dominio público, http://ift.tt/2zx9j0U

Se conocen como pseudociencias ciertas ideas que se presentan al público bajo un aspecto aparentemente científico, pero que en realidad no han sido validadas de forma rigurosa por el método científico. A pesar de sus carencias, en algunos casos han alcanzado notoriedad consiguiendo seguidores que terminan creyendo sus afirmaciones de una forma más cercana a la fe que a la racionalidad, por lo que al final no son capaces de discutir y argumentar sus ideas si no como afirmaciones absolutas y sin respaldo.

Traemos a colación este tema porque en la semana que pasó nos encontramos dos veces con ideas que se pueden tildar al menos de “poco serias”. En primer lugar un estadounidense que construyó un cohete con sus propios recursos (y los de los patrocinantes) para hacer un vuelo suborbital, a 550 metros de altura. Nos parecería una hazaña digna de un mejor comentario, si el principal patrocinante no fuera el proyecto “Investigación de la Tierra Plana”. Si, existen personas que en pleno siglo XXI y con toda la evidencia directa e indirecta que hemos acumulado con los años, siguen creyendo que la tierra es plana. Inclusive existe una llamada “Sociedad de la Tierra Plana” que postula que nuestro planeta es un disco plano, centrado en el polo norte y rodeado por una pared de hielo (que sería el polo sur). Lo que pudo ser una demostración de iniciativa e inventiva, se convierte así en la antítesis del progreso, postulando contra toda lógica y evidencia una verdad que ya debía estar superada en todo el mundo.
El otro encuentro con la pseudociencia fue en una librería, donde un libro promociona la “Psicoastrología infantil” como el mejor medio para conocer a nuestros hijos, sus potencialidades e intereses. El libro en cuestión promociona la “carta astral” como una efectiva vía para conocer a los niños y hacer proyecciones sobre su futuro. Su autora asegura haber estudiado esta “ciencia” en Inglaterra y España. Siempre nos ha llamado la atención que los horóscopos sigan siendo parte importante del día a día de muchas personas, y que los programas de variedades en la TV matutina suelan incluir segmentos con astrólogos e interpretadores de cartas de tarot. Pero querer revestirla de ciencia basada en una conexión entre astrología y psicología es uno de los movimientos más atrevidos que hemos visto.
Asombroso como en la era de la información todavía este tipo de ideas prospere. Quizás son un refugio para algunos que desean respuestas sobrenaturales que los llenen de ilusión, aunque no tengan base ni sentido. En últimas creemos que el papel de la enseñanza científica es abrir la mente de las personas, para que no se dejen engañar por estas falacias. No todos deben ser científicos, pero el público en general debería tener una formación que le permitiera discernir entre conocimiento sólido y comprobado y la simple “habladuría bien maquillada”. Porque aunque se vista de seda, la mona, mona se queda.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s