UN ROMPECABEZAS MICROSCÓPICO

Publicado en Ciencia al alcance.
Léelo completo en su sitio: http://ift.tt/2jmK617

El origen de la vida ha sido un tema que a la humanidad siempre le ha apasionado. Cada cultura, y dentro de ellas prácticamente cada persona tiene una creencia sobre cómo se originó la vida (en la que el mencionado pueblos o nación juega un rol central, por supuesto). Vistas hoy día y a la luz del conocimiento científico la gran mayoría de ellas nos parecen poco racionales, cuando no claramente pintorescas. Sin embargo cada una jugó un rol importante en la cosmovisión de la humanidad.
La teoría sobre el origen de la vida que es compartida por la gran mayoría de los científicos habla de un origen en unas circunstancias muy particulares, y que luego fue evolucionando hasta la variedad y complejidad de vida que conocemos hoy.
Sin embargo esta visión tiene muchos grandes “baches” o “eslabones perdidos”, siendo uno de los primeros conocer cómo pudieron pasar los primeros organismos, simples y primitivos, a ser organismos celulares complejos. Biológicamente la vida se divide según las teorías actuales en varios grandes grupos, básicamente 3: Las procariotas (simples, principalmente las bacterias), las eucariotas (donde entran los grandes reinos animal, vegetal y fungi u hongos) y más modernamente las arqueas, que son organismos que comparten características con las dos mencionadas anteriormente.
El paso de células simples a complejas es un misterio que sigue sin solución, aunque un estudio presentado este mes procura aclarar un poco el panorama. Dicho estudio se basa en el análisis genético de células de un nuevo tipo de arqueas, que ya comparten genes con células más avanzadas del tipo eucariota. Si ya estas células comparten material genético entre ellas, es claro que en algún momento unas debieron evolucionar en las otras, dando el salto que llevaría a organismos cada vez más complejos.
LLegar a estas conclusiones no es sencillo, y el trabajo de análisis que se requiere es bastante exigente, pero al final, nos queda la satisfacción de saber que poco a poco vamos armando ese gran rompecabezas microscópico de la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s