SE NOS FUE UN AÑO BASTANTE LARGO

Publicado en Ciencia al alcance.
Léelo completo en su sitio: http://ift.tt/2hHXcod

Hemos tratado el tema de los calendarios y la medición del tiempo en otras ocasiones, y hoy decidimos comenzar el año hablando de este tema.

Por acuerdos internacionales, desde el año 1972 existe la posibilidad de incorporar segundos a la medición del tiempo hecha por los relojes atómicos, con la intención de mantener la sincronización entre estos y el tiempo medido con parámetros astronómicos. El desfase se crea porque los relojes atómicos utilizan como patrón oscilaciones atómicas del cesio, que son bastante regulares, mientras que los patrones astronómicos se ven afectados por la rotación de la tierra, que depende las complejas relaciones entre atracción gravitacional entre la tierra, el sol y la luna, además de la acción de las mareas y del movimiento del núcleo terrestre, lo que hace que eventualmente haya discrepancias entre el tiempo medido astronómicamente y el que se ha medido en los relojes atómicos.

Estos segundos se conocen como “segundos intercalares”, y desde que se implementaron en el año 1972 se han incorporado 27 de ellos para hacer correcciones. En general se agregan al final del día, ya sea en el paso del 30 de junio al primero de julio o en el paso del 31 de diciembre al primero de enero del año siguiente. Estas correcciones mínimas permiten prevenir grandes diferencias en el futuro, que podrían afectar la precisión de sistemas satelitales como el GPS.

Si tomamos en cuenta que además 2016 fue un año bisiesto, incorporando un día para corregir un problema con la traslación de la tierra, tenemos que en total 2016 ha sido un año con 86401 segundos más que su predecesor 2015. Sin embargo no ha sido el año más largo que hemos tenido, ya que en 1972 se dio la circunstancia de que además de bisiesto, se añadieron dos segundos intercalares, uno en junio y otro en diciembre (ha sido el único año con dos incorporaciones de segundos intercalares).

Puede parecer poca cosa el tema de la incorporación de un segundo en todo un año, pero las correcciones en la medida del tiempo son las que nos han permitido tener calendarios cada día más exactos, y desarrollar sistemas, tecnologías y experimentos en los que un retraso o adelanto de un segundo puede tener grandes consecuencias. Por ello, en este caso cada segundo cuenta.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s