EL CONOCIMIENTO EN EL MUNDO DEL FUTURO

Publicado en Ciencia al alcance.
Léelo completo en su sitio: http://ift.tt/2d6QPOv

Modificación de un trabajo original hecho por Vojtěch Dostál (Trabajo propio) [CC BY-SA 4.0 (http://ift.tt/1biekNi)], undefined
Cada día se hace más evidente que el conocimiento será el bien más preciado en el futuro. Los países y las sociedades que lo han comprendido se preparan para instalar nuevas universidades, centros de investigación y los equivalentes a famoso “Silicon Valley” de Estados Unidos.


Pero no solamente se busca generar nuevo conocimiento y aplicaciones, hoy día se considera importante que las personas puedan estar permanentemente en un proceso de preparación y capacitación. Los sistemas educativos están siendo cuestionados en todas partes, y hay el convencimiento de que la academia tradicional no podrá responder adecuadamente a los retos de hoy y de mañana. Los mejores expertos hablan de que las personas deben adaptarse sobre la marcha y que aprender a aprender y a “desaprender” será necesario para afrontar los retos que las nuevas tecnologías y la sociedad nos impongan.


El edificio de la ciencia se está convirtiendo cada vez más en una ciudad, compleja, grande, extensa e imposible de conocer en detalle por ninguna persona. Además los grupos de investigación pueden estar distribuidos en diferentes ciudades y países, la bibliotecas y museos, antiguos templos de saber al alcance de uno pocos han evolucionado, se modernizan y son muchos los que hoy en día han colocado sus colecciones y contenidos disponibles al público en la red. Hay un fuerte movimiento de acceso abierto a las publicaciones científicas, libros y revistas, e instituciones como la NASA liberan sus contenidos para el público especializado y general. Como en ninguna otra época la información está al alcance de todos, pero la velocidad a la que aumenta el conocimiento hace imposible poder seguir su ritmo y evolución.


Definitivamente todo apunta a que en un futuro relativamente próximo tendremos que desarrollar nuestra habilidad de aprender de forma permanente, desaprender los conocimientos que queden obsoletos, ubicar la información relevante donde quiera que esté y en el caso de la ciencia, definir las áreas prioritarias a nuestro interés en la gran cantidad de conocimiento generado dia a dia.


El edificio se ha convertido en una ciudad, y si no definimos las rutas y no estamos preparados para regresar o cambiar el camino, viviremos extraviados en ella.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s