Un mar caliente, privado de tortugas marinas machos …

Publicado en Historias Cienciacionales.
Léelo completo en su sitio: http://historiascienciacionales.tumblr.com/post/169634604971

Un mar caliente,
privado de tortugas marinas machos             

/ Cada vez están
naciendo menos tortugas macho en las playas del norte de Australia.
Parece que el calentamiento global es la causa. Según un estudio
reciente, en los últimos 20 años la proporción de hembras de las
tortugas marinas cercanas a la Gran Barrera de Coral es cada vez
mayor. Puesto que el sexo de una tortuga se determina por la
temperatura a la que empollan los huevos, los investigadores autores
del estudio piensan que el aumento constante de las temperaturas del
agua del mar es la principal causa de ese desequilibrio entre los
sexos. Y alertan que es posible que la población se quede sin un
solo macho en el futuro.

Este fenómeno se
venía sospechando desde hace años, pero era difícil corroborarlo
porque es complicado enterarse del sexo de una tortuga. No son
animales que tengan rasgos sexuales claramente distinguibles entre un
sexo y otro. Para averiguar el sexo, los científicos autores del
estudio, liderados por Michael P. Jensen, de la Administración
Nacional Océanica y Atmosférica de Estados Unidos, analizaron los
niveles hormonales en la sangre de cientos de individuos, de
diferentes edades, y provenientes de diferentes zonas alrededor de la
Gran Barrera de Coral en las aguas de Australia.

Mientras que la
población al sur de la Gran Barrera mostró una proporción
ligeramente mayor de hembras, 65%, la población al norte tiene un
sesgo muy extremo: sólo una de cada 100 tortugas es macho. Lo que es
más, cuando los científicos organizaron los datos de acuerdo a la
edad, notaron una tendencia. Entre las tortugas más viejas la
proporción es de alrededor de 86.8% de hembras, pero entre las
tortugas más jóvenes la proporción es 99.1 a 99.8% . Las playas
del norte han tenido aumento de temperaturas promedio en los últimos
años, pero las del sur no tanto. Este estudio muestra que esas
temperaturas han superado en general los 29.3 °C, que es la
temperatura encima de la cual un huevo de tortuga produce una hembra.

Los investigadores,
que publicaron sus resultados esta semana en la revista Current
Biology
, alertan que el cambio climático puede conducir a tener
poblaciones enteramente conformadas de tortugas hembras, con lo que
se amenazaría la población de estas tortugas, que es la más grande
de la especie en el mundo. Y, por tanto, se podría poner en peligro
de un colapso poblacional a estas especies de reptiles o, según los
autores mencionan, llevarlas a la extinción.  

________________

En la imagen, una
cría de tortuga, en una foto tomada por Keenan Adams, y tomada de
Wikimedia Commons:
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Green_Sea_Turtle_(6215133142).jpg

Aquí puedes leer el
artículo original de Jensen y sus colegas, en inglés y de libre
acceso:
http://www.cell.com/current-biology/fulltext/S0960-9822(17)31539-7

Aquí puedes leer
algunas coberturas del estudio:
https://www.elpais.com.uy/vida-actual/estudio-revela-tortugas-verdes-australia-han-dejado-criar-machos.html

http://www.abc.es/natural/cambioclimatico/abci-norte-gran-barrera-coral-solo-nacen-hembras-tortuga-verde-201801121329_noticia.html

Anuncios

La megaestructura alienígena que se hizo polvo de…

Publicado en Historias Cienciacionales.
Léelo completo en su sitio: http://historiascienciacionales.tumblr.com/post/169484909371

La megaestructura
alienígena que se hizo polvo de misterio                            

/ En octubre de 2015,
apareció una noticia de astronomía que vigorizó los anhelos de los
aficionados a la búsqueda de inteligencias extraterrestres. Un grupo
de astrónomos llevaba estudiando meses una estrella con un
comportamiento anómalo y entre las propuestas para explicarlo estaba
la de una superestructura de una civilización alienígena. Pero a
inicios de este año, parece que esa estructura se ha hecho polvo.

El astrónomo Jason
Wright, de la Universidad Estatal de Pennsilvania, fue el que sugirió
la idea. Había variaciones inusuales en el brillo de la estrella,
llamada KIC 8462852. y que originalmente había sido identificada por
el observatorio buscaplanetas Kepler y por ciudadanos que apoyaban
voluntariamente a los astrónomos debido a la gran cantidad de datos
que el telescopio genera a diario. Normalmente, las fluctuaciones en
la luminosidad de una estrella pueden indicar la presencia de
planetas alrededor de ella. Son minúsculos eclipses que podemos
detectar a miles de años luz. Pero en los datos del Kepler había
patrones difíciles de asociar al paso de un planeta. No se trataba
de un patrón regular y periódico. Los datos sugerían, más bien,
la presencia de varios cuerpos pequeños y erráticos que eclipsaban
el brillo de la estrella. Usualmente, la posibilidad de inteligencia
extraterrestre es la última en a lista de explicaciones de los
astrónomos. Pero en esa ocasión, el investigador se arriesgó a
incluir de manera explícita la siguiente hipótesis en la lista: ¿y
si ese patrón fuera causado por una megaestructura alienígena, en
específico, por una esfera de Dyson?

La esfera de Dyson
fue una idea propuesta por el astrónomo Freeman Dyson en 1960. Él
proponía una hipotética megaestructura construida alrededor de una
estrella con el fin de cosechar la energía solar. Decía que la
evidencia de este tipo de estructuras en alguna estrellas podría
indicar la presencia de civilizaciones inteligentes en el cosmos.

Luego de que la
noticia saliera a la luz, por todo el mundo se discutió la
posibilidad de que alrededr de KIC 8462852, hubiera una esfera de
Dyson. Era difícil que el entusiasmo no exudara en los textos. Sin
embargo, los investigadores dejaron claro todo el tiempo que esa idea
se trataba sólo de una propuesta más, y, la verdad, de la última
en la lista de las posibilidades. Entre las otras opciones, había
una nube de cometas, un disco circunestelar como los que hay
alrededor de estrellas jóvenes, una estrella oblongada que causaría
órbitas extrañas en sus planetas, e incluso el paso de una segunda
estrella frente a KIC 8462852 y que arrastrara material de tamaño y
movimiento irregular.

Los científicos no
se dejaron llevar por el entusiasmo. O por lo menos no lo
demostraron. Pero sí aprovecharon el revuelo mediático para obtener
recursos y con ellos hacer análisis más detallados. La astrónoma a
cargo del proyecto inicial de observación, Tabitha Boyajian, también
de la Universidad Estatal de Pensilvania, fundó en 2016 una campaña
en Kickstarter con el fin de comprar tiempo de observación en
telescopios de todo el mundo. Mil setecientas personas donaron poco
más de 100 mil dólares al proyecto, y con esos fondos, Boyajian y
sus colegas compraron tiempo en la Red Global de Telescopios del
Observatorio Las Cumbres, que coordina observatorios de todo tipo por
todas partes del mundo. De marzo a diciembre de 2017, se recogieron
datos de la estrella. Hace algunos días, el equipo publicó sus
primeros análisis en la revista Astronomical Journal Letters y los
resultados son contundentes y despiadados. Es sumamente probable que
todo sólo se trate de polvo estelar.

El equipo de
investigadores, que suma alrededor de 200 individuos, basa sus
conclusiones en un análisis del tipo de radiación que los
observatorios captaron de la estrella. Es posible analizar el brillo
de un astro en varios fragmentos del espectro electromagnético.
Cuando un cuerpo opaco pasa enfrente de una estrella, todo tipo de
luz es bloqueado. Pero en el caso de KIC 8462852, la luz azul era
filtrada más que la luz roja. La luz azul tiene una longitud de onda
más corta que la roja, lo que implica que puede ser bloqueada por
cuerpos pequeños. Esto significa que lo que sea que está entre la
estrella y nosotros no es un cuerpo opaco. No podría ser un planeta.
Ni asteroides. Y definitivamente tampoco megaestructuras alienígenas
como una esfera de Dyson. Pero quizá sí polvo estelar.

Este estudio
disminuye hasta casi cero las probabilidades de que haya una esfera
de Dyson alrededor de esta extraña estrella, que también ha sido
llamada “la estrella de Tabby”, por el apócope de Tabitha. Sin
embargo, no deja por ello de ser una estrella interesante. Todo ese
polvo tiene que venir de algún lado, y ahora el reto es plantear las
explicaciones para ello. Este primer análisis cancela también otras
explicaciones, como la de la estrella oblonga, o el de una colisión
de planetas. Así que el mismo Jason Wright arrojó una más: un
agujero negro entre la estrella y nosotros, que acumula polvo
alrededor de él.

El equipo ha
estudiado cerca del 10% de todos los datos que obtuvieron gracias al
apoyo ciudadano. Así que la historia de KIC 8462852 no está cerca
de terminar. Lo que sí parece haber llegado a su fin es la
improbable, pero ilusionadora idea de que había indicios de una
civilización extraterrestre avanzada en ella. No deberíamos, sin
embargo, perder el interés en ella por eso. Aún sigue siendo una
estrella que debe explicarse, y quién sabe si lo que encontremos sea
más espectacular que lo que estábamos esperando.

____________________________

En la imagen, una
representación artística del anillo de polvo alrededor de la estrella de Tabby, tomada de
Wikipedia:  https://en.wikipedia.org/wiki/KIC_8462852

Aquí una nota de
prensa (en español) de los primeros reportes de la estrella:
http://www.europapress.es/ciencia/astronomia/noticia-descubierto-telescopio-kepler-megaestructura-extraterrestre-20151015191204.html

Aquí el blog de
Jason Wright (en inglés) en el que propone la idea del agujero
negro:

http://sites.psu.edu/astrowright/2016/09/01/what-could-be-going-on-with-boyajians-star-part-vi-black-holes/

Aquí el sitio de
Kickstarter de la campaña:
https://www.kickstarter.com/projects/608159144/the-most-mysterious-star-in-the-galaxy

Aquí la versión de
pre-prensa del artículo, publicado el pasado miércoles en
Astronomical Journal Letters: https://arxiv.org/abs/1801.00732

La lentísima conquista de Jamaica por un árbol australiano/ Es…

Publicado en Historias Cienciacionales.
Léelo completo en su sitio: http://historiascienciacionales.tumblr.com/post/169289345427

La lentísima
conquista de Jamaica por un árbol australiano

/ Es un día soleado
de verano. Entre el follaje del bosque tropical de las montañas de
Jamaica, un pajarillo se posa en una rama. Se acerca dando pequeños
saltos a un racimo de pequeños frutos redondos color naranja.
Picotea algunas semillas y luego se va volando. Es imposible que lo
sepa, pero con ese minúsculo gesto esta pequeña ave está
contribuyendo a la desaparición de varios de sus congéneres. Una
desaparición que, con todo, está tomando décadas. Desde el siglo
XIX para acá, los árboles que crecen de las semillas de esos
pequeños frutos naranja han invadido poco a poco los bosques
tropicales de la isla, poniendo en peligro a muchas de las especies
animales y vegetales que sólo viven en estas tierras del Caribe.

Desde hace 40 años,
un grupo de científicos de varias universidades, entre ellas las de
Bangor y Cambridge, del Reino Unido, Denver, de EU, y el Landcare
Research, de Nueva Zelanda, han estado estudiando la lenta conquista
de los bosques de Jamaica por el árbol conocido como jazmín de
Australia o pistosporo de bayas naranjas. Esta planta, que puede
llegar a crecer hasta 15 metros de alto, fue llevada a las Antillas
en la década de los 1870, para engrosar las filas del jardín
botánico Cinchona. En las laderas de las Montañas Azules, ubicadas
en el extremo oriental de la isla, se acumula suficiente humedad para
que florezca un ecosistema tropical, lo que lo convierte en un sitio
ideal para un jardín botánico. Pero también para que prosperen
especies traídas de otras tierras. Los bosques de este sitio son tan
diversos y únicos en su diversidad, que en los años 90 se
protegieron con el establecimiento del Parque Nacional Montes Blue y
John Crow, el cual fue reconocido en 2015 por la UNESCO como
Patrimonio de la Humanidad. En 2018, el grupo de investigadores,
liderados por Peter Bellingham, reportan en la revista Biological
Conservation, que el jazmín de Australia, cuyo nombre científico es
Pittosporum undulatum, está minando la diversidad de estos bosques.

Como con la gran
mayoría de las especies invasoras en todo el mundo, ha sido una
combinación de circunstancias lo que ha promovido el auge de este
árbol en las tierras de donde no es originario. En primera
instancia, fue la mano humana que llevó las semillas de una tierra a
otra, en este caso de los bosques tropicales australianos a los
jamaicanos. Luego, la especie recién llegada se aprovechó de las
costumbres y hábitos de los pobladores del ecosistema al que arribó.
Los pájaros que se alimentan de semillas encuentran en el fruto del
pistosporo una abundante ración de comida. Un sólo árbol puede
producir cerca de 40 mil semillas. Una vez que estas semillas son
procesadas por las aves, las defecan, usualmente lejos de donde las
ingirieron. Entonces entra en juego una circunstancia favorable más:
las pequeñas plantas del pitosporo son mejores que las plantas
nativas para soportar la sombra del follaje de la selva.

En una selva
tropical, es difícil que se establezcan especies invasoras. Estos
ecosistemas son despiadados para las plantas recién llegadas. Poca
luz del sol toca el suelo, y todo el tiempo se libra una lucha
encarnizada por los nutrientes y el agua. Las plantas del lugar
suelen estar muy especializadas para encontrar los más pequeños
recovecos ecológicos que les permitan subsistir en este ambiente
hostil. Trepan sobre los troncos de otras, crecen en las copas de
otros árboles, poseen hojas muy particulares que explotan la poca
luz que llega al suelo, o algunas incluso impiden el crecimiento de
las plantas circundantes. Lo único que puede llegar a romper esta
constante tensión entre especies vegetales es un desastre
inesperado, que derrumbe la normalidad de la lucha por los recursos.
Usualmente, basta con que un árbol caiga, y abra un pozo de luz
entre las copas, para que las plántulas de otras especies de árboles
comiencen una carrera hacia arriba hasta que sólo algunas cuantas
completen el hueco en el follaje. Sin embargo, si el desastre es de
dimensiones mayores, la comunidad vegetal puede incluso llegar a
tener una nueva estructura. El desastre que ayudó al jazmín de
Australia a invadir las selvas de Jamaica fue un huracán. Un huracán
que ocurrió hace casi 30 años

El huracán Gilberto
azotó en las costas del Caribe en 1988. Tuvo el récord del más
grande e intenso en su momento (hasta que lo destronó Wilma, en
2005). Además de las pérdidas humanas y materiales, los vientos
huracanados hicieron estragos en la composición de las selvas de las
Montañas Azules en la isla. Cayeron suficientes árboles como para
que toda la comunidad pasara por una reestructuración ecológica.
Todo pudo haber quedado en un simple cambio de proporciones de
especies de árboles nativos, de no ser porque las plántulas del
jazmín australiano estaban acechantes en el suelo de la selva, a la
espera de una mínima oportunidad. Crecieron más rápido que otros
árboles nativos. Y conforme iban creciendo, tapaban el sol, pues su
follaje es más denso del de muchas plantas de la isla. Pronto,
comenzaron a hacerse comunes en zonas que iban mucho más allá del
jardín botánico que les dio la bienvenida. En este estudio
reciente, el equipo de investigadores hizo un seguimiento de la
diversidad de las selvas de la reserva ecológica desde 1990 hasta
2014. Encontraron que conforme más común era el árbol invasor en
una zona, la diversidad de árboles nativos disminuía. En algunos
sitios, encontraron que uno de cada diez árboles es un pitosporo.

Si uno tiene de
frente la imagen de un pajarillo comiendo las semillas del pitosporo,
podría cuestionarse qué tan malo es que una especie de árbol
reemplace a otra. La selva se mantiene como selva, después de todo,
uno pensaría. Pero lo cierto es que las complicadas redes de
relaciones entre las especies de un ecosistema pocas veces soportan
la inclusión de una recién llegada, que, por decirlo de algún
modo, no conoce a nadie ni sabe seguir las costumbres locales. Se
puede tomar de ejemplo al zanate jamaicano. Esta ave negra,
actualmente en grave peligro de extinción, se alimenta
principalmente de los insectos que habitan los pequeños cuerpos de
agua que se forman entre las hojas de las bromeliáceas que crecen en la
corteza de los árboles nativos. No se han encontrado bromeliáceas
creciendo en la corteza de los pitosporos, y sin ellas no hay cuerpos
de agua, ni insectos que los zanates puedan comer. Este tipo de
disrupciones ecológicas, causadas por el árbol fuereño, amenaza a
la diversidad de Jamaica, en la que aproximadamente 40% de sus
especies de árbol son exclusivas de la isla.

Una planta del
pitosporo de bayas naranjas tarda de 24 a 35 años en volverse un
árbol maduro. Puede tratarse del ejército conquistador más lento
que haya existido. Pero eso lo convierte también en uno de los pocos
casos de especies invasoras para los que se está a tiempo de hacer
algo. En declaraciones recogidas en un comunicado de prensa de su
universidad, Peter Bellingham urge a las instituciones relevantes de
Jamaica a tomar medidas: hacer prioritario un programa de control
para esta especie, un programa que, dado el nivel de invasión, puede
ser simple y llanamente, una “intervención activa”. Lo cual,
según él mismo dice, sería mucho más eficaz y barato que tratar
de restaurar estos bosques caribeños en el futuro.

____________________

En la imagen,
árboles de Pittosporum undulatum, ominosos al otro lado de una cerca
en Hawaii, donde también se han vuelto una amenaza al ecosistema
nativo. Tomada de Wikimedia Commons:
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Starr_050216-4074_Pittosporum_undulatum.jpg

Aquí el comunicado
de prensa, de la Universidad Bangor:
https://www.bangor.ac.uk/news/research/scientists-call-for-action-to-tackle-the-threat-of-invasive-tree-species-to-a-global-biodiversity-hotspot-35151

Aquí el estudio
original, de acceso abierto, en inglés:
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0006320717313964

Aquí un video, del
canal de Youtube I am Mishi, de una visita al Jardín Botánico
Cinchona donde aparecen fantástica vistas de las Montañas Azules:
https://www.youtube.com/watch?v=aYCQ6m10Mxk

18 – La ciencia que nos dejó el 2017/ Como es costumbre, el…

Publicado en Historias Cienciacionales.
Léelo completo en su sitio: http://historiascienciacionales.tumblr.com/post/169211186836

18 – La ciencia
que nos dejó el 2017

/ Como es costumbre, el equipo de Historias Cienciacionales te trae un
recuento del 2017 en ciencia. Transitamos por cinco temas
principales, y tenemos dos opiniones de amigos y colegas al respecto
de qué fue para ellos lo más importante en ciencia en el año que
termina.

Acompáñanos a repasar los más grandes logros científicos del año
que se va, para inicial el que viene con las esperanzas puestas a
cien.

Menú

00:23 – Intro a lo
mejor de año

04:55 – Ondas
gravitacionales

16:57 – La opinión
de Erick de la Barrera

22:24 – Cambio
climático

35:35 –
Exploración espacial

44:37 – La opinión
de Ale Ortiz

46:30 – Edición
genética con CRISPR

59:06 –
Inteligencia artificial

1:06:43 –
Pensamientos finales y despedida

____________

Créditos musicales
completos en nuestra página de Soundcloud.

Voces y contenido:
Sofía Flores, Rodrigo Pacheco, Víctor Hernández.

Opiniones invitadas:
Erick de la Barrera y Ale Ortíz.

Edición y
producción: Víctor Hernández

Voz en la rúbrica:
Valeria Sánchez.

Número de veces que
se menciona a Elon Musk: demasiadas, quizá.

Este podcast es
producido desde un lugar no determinado de la Ciudad de México,
desde donde se ven edificios, nubes y uno que otro árbol, pero sólo
cuando la ventana está abierta.

16 – Manzanas, perros y hormigas zombis/ En este episodio…

Publicado en Historias Cienciacionales.
Léelo completo en su sitio: http://ift.tt/2iKbLe6

http://ift.tt/2B6Il0z

16 – Manzanas,
perros y hormigas zombis

/ En este episodio se
cumple lo que podríamos llamar “el sandwich noticioso”: dos
historias para causar intranquilidad, flanqueando una historia para
causar felicidad. Comentamos la noticia de manzanas genéticamente
modificadas que están a punto de salir a la venta en Estados Unidos,
cuya modificación causa que no se oxiden cuando se exponen al aire.
También hablamos de un estudio multitudinario sobre los efectos de
los perros mascota en la salud de sus humanos. Finalmente, tocamos el
siempre antojable y morboso tema de los hongos que infectan hormigas
y las vuelven zombi, porque resulta ser más sencillo de lo que
pensábamos, pero al mismo tiempo menos comprensible de lo que
creíamos.

¡Acompáñennos!

Menú

00:25 – Intro.
01:24 – Manzanas
que no se oxidan.
19:16 –  Los perros
son buenos para tu sistema cardiovascular… siempre y cuando los
saques a pasear.
33:34 – Los hongos
que zombifican hormigas no tocan su cerebro.

Créditos musicales
completos en nuestra página de Soundcloud.

Este podcast es
producido desde un lugar no determinado de México, y está hecho con
muchas manos, entre ellas las de Susana Trejo, que lo ha editado y
producido, y por lo cual ¡le agradecemos enormemente! Número de
veces que se menciona a Elon Musk: 1. Número de veces que se
menciona a Ed Yong: menos de las que Sofía quisiera.

Voces y contenido:
Sofía Flores, Rodrigo Pacheco, Víctor Hernández.
Edición y
producción: Susana Trejo.
Voz en la rúbrica:
Valeria Sánchez.

Ligas de interés

Manzanas

Una nota de hace dos
años:
http://ift.tt/2hZepzN

La página oficial:
http://ift.tt/2jRdGB8

Y aquí un texto
sobre cómo los científicos evaluan el riesgo de los cultivos
transgénicos, de Félix Moronta para la Revista Persea, amigos de la
Red Latinoamericana de Cultura Científica:
http://ift.tt/2hZex2f

Perros

El estudio original:
http://ift.tt/2ipPBOh

Nota:
http://ift.tt/2hYiCU9

Fotos de perros
felices, de la página Buzfeed:
http://ift.tt/2jRN1UQ

Nuestro episodio
sobre perros:
http://ift.tt/2hZMrUs

Hormigas zombi y
hongos

Artículo
original: http://ift.tt/2iHfYiQ

Una
nota:
http://ift.tt/2iHWOsp

Galería
de fotos del hongo infectando hormigas, de la
BBC:http://ift.tt/2jVMstf

Y nuestro episodio
sobre zombis en la naturaleza:
http://ift.tt/2hXDHOv