La Tierra tiene un nuevo cuasisatélite

Publicado en Primer Fotón.
Léelo completo en su sitio: http://ift.tt/28LsuuZ

2016 HO3 es el nombre de un asteroide descubierto en abril de este año y que, ahora sabemos, es un cuasisatélite de la Tierra. Se le llama cuasisatélites a objetos que orbitan en torno al Sol, y en cuyo recorrido se mantienen siempre cerca de algún planeta.

Órbitas de la Tierra y de 2016 HO3. Imagen: NASA/JPL-Caltech
Órbitas de la Tierra y de 2016 HO3. Imagen: NASA/JPL-Caltech

Este no es el primer cuasisatélite descubierto: nuestro planeta tiene una decena de satélites de este tipo, y otros planetas del Sistema Solar también poseen de estos acompañantes. Pero, asi como aparecen, también se van: por lo general los cuasisatélites duran solo algunos siglos.

¿Qué es un cuasisatélite?

Un cuasisatélite es un objeto celeste, normalmente un asteroide u objeto transneptuniano, que realiza una órbita elíptica en torno al Sol. A lo largo de su órbita, se mantiene siempre cerca de un planeta mayor. Los cuasisatélites no orbitan a su planeta, sino que lo acompañan en su trayecto alrededor del Sol.

Órbitas de la Tierra y uno de sus cuasisatélites, Cruithne. Vía Wikimedia Commons.
Órbitas de la Tierra y uno de sus cuasisatélites, Cruithne. Vía Wikimedia Commons.

Los satélites naturales comunes, como la Luna en el caso de la Tierra, se mantienen atrapados por la gravedad de su planeta y es eso lo que los mantiene orbitando a su alrededor. Los cuasisatélites se ven muy débilmente afectados por la gravedad de su planeta, ya que se encuentran a mayor distancia. Estas mismas interacciones gravitacionales con su planeta hacen que los cuasisatélites no se alejen ni se acerquen mucho a él, manteniéndose siempre dentro de un rango de distancias. Gracias a esto, los cuasisatélites no son peligrosos para el planeta al que acompañan.

Dado que la interacción gravitacional de un cuasisatélite con su planeta es muy débil, cualquier otro objeto cercano puede perturbarlo. Son también estas perturbaciones las que, originalmente, pueden llevar objetos a acercarse a un planeta y volverse un cuasisatélite. Es por eso que las órbitas de estos objetos suelen ser muy inestables, y en general los cuasisatélites duran algunos miles de años acompañando a su planeta y luego se alejan y siguen otro camino.

2016 HO3: nuestro nuevo cuasisatélite

La Tierra posee alrededor de diez cuasisatélites. Sin embargo, 2016 HO3 es el más estable descubierto hasta ahora. En su órbita, no solo se mueve alrededor del Sol, sino que también da algunas vueltas alrededor de la Tierra de vez en cuando (pero no tan cerca ni tan frecuentemente como para ser un verdadero satélite). Esta particularidad hace que los científicos de la NASA se refieran a 2016 HO3 como “el mejor ejemplo de un cuasisatélite descubierto hasta ahora”. Hubo otro asteroide que siguió una órbita similar por algunos años, 2003 YN107, pero ya se está alejando de nuestro planeta.

Un zoom a la órbita de 2016 HO3 para observar su paso alrededor de nuestro planeta. Imagen: Paul Chodas/JPL via British Astronomical Association
Un zoom a la órbita de 2016 HO3 para observar su paso alrededor de nuestro planeta. Imagen: Paul Chodas/JPL vía British Astronomical Association

No se conoce el tamaño exacto de 2016 HO3, pero se cree que tiene entre 40 y 100 metros de largo.  Su máximo acercamiento a la Tierra es de 14 millones de kilómetros, mientras que su máximo alejamiento es de casi 39 millones de kilómetros, unas 100 veces la distancia promedio entre la Tierra y la Luna. Su órbita en torno al Sol le toma 365.93 días, es decir, sólo 16.6 horas más que a nuestro planeta.

2016 HO3 fue descubierto el 27 de abril de 2016 utilizando datos del telescopio Pan-STARRS 1, en Hawaii. Este telescopio pertenece a la Universidad de Hawaii y está dedicado a detectar asteroides que podrían ser potencialmente peligrosos para la Tierra.

A partir de los cálculos de su órbita, los científicos creen que este asteroide lleva alrededor de un siglo acompañando a la Tierra, y que seguirá con nosotros por varios siglos más.

Otros cuasisatélites en el Sistema Solar

La Tierra no es el único planeta del Sistema Solar que posee cuasisatélites. Venus tiene uno conocido, el asteroide 2002 VE68, que se cree ha acompañado al planeta por miles de años pero ya está pronto a dejar su órbita. Neptuno también posee un cuasisatélite, 2007 RW10, que lo ha acompañado por más de 12.000 años y se cree que aún le queda un tiempo similar.

Además, también pueden existir cuasisatélites artificiales. Este fue el caso de la sonda espacial soviética Phobos 2, que en 1989 fue ubicada en una órbita de cuasisatélite junto al satélite natural de Marte, Phobos. La idea de esta misión era estudiar las superficies de Marte y Phobos, y habría estado en su órbita de cuasisatélite por varios meses si no fuese por un problema técnico que acortó mucho la misión.

Fuentes y links de interés

Anuncios

One thought on “La Tierra tiene un nuevo cuasisatélite

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s