100 años de Isaac Asimov

Publicado en el blog de Martín Monteiro .
Léelo completo en su sitio: http://fisicamartin.blogspot.com/2020/01/100-anos-de-isaac-asimov.html

Nacido el 2 de enero de 1920 en Rusia, pero criado y educado en los Estados Unidos, Isaac Asimov fue sin ningún lugar a dudas uno de los intelectuales más influyentes del siglo XX.
Célebre como autor de más de 500 libros de las más diversas áreas, principalmente ficción, historia y divulgación. Es tal vez el escritor más famoso de ciencia ficción. Pero también fue un divulgador científico consumado, doctor en química, conocedor de la ciencia de su tiempo, profundo amante de la historia y explorador del futuro. Humanista, defensor del conocimiento, de la alfabetización científica y de la razón como motor del progreso, en contra de toda superstición. Una mente genial. Un aniversario para celebrar. 
“El antiintelectualismo es el culto a la ignorancia. Ha sido una constante en nuestra historia política y cultural, promovida por la falsa idea de que la democracia consiste en que ‘mi ignorancia es tan válida como tu conocimiento’ .” 
Isaac Asimov, Newsweek, 21 de enero de 1980.

Algunos de mis libros de este amado autor
















UN CULTO A LA IGNORANCIA
(Columna de Isaac Asimov, en la revista Newsweek, 21 de enero de 1980. Traducción: Alexis Condori)

Es difícil discrepar con esa vieja sentencia que justifica la libertad de prensa: «la gente de Estados Unidos tiene derecho a saber». Casi parece una crueldad tener la ingenuidad de preguntar «¿Derecho a saber qué? ¿ciencias?¿matemáticas?¿economía?¿lenguas extranjeras?».
Nada de lo mencionado, por supuesto. De hecho, uno bien podría suponer que el sentir popular es que los estadounidenses están mucho mejor sin esas menudencias.
En Estados Unidos hay un culto a la ignorancia, y siempre lo ha habido. El antiintelectualismo ha sido esa constante que ha ido permeando nuestra vida política y cultural, amparado por la falsa premisa de que democracia quiere decir que «mi ignorancia vale tanto como tu saber».
Habitualmente, los políticos se han esmerado en hablar la lengua de Shakespeare y Milton lo más antigramaticalmente que han podido, tratando así de evitar ofender a sus oyentes dándoles la impresión de haber ido al colegio. Así, Adlai Stevenson, que inocentemente dejó entrever cierta cultura e inteligencia en sus discursos, vio como el rebaño de los estadounidenses afluía hacia un candidato a la presidencia que inventó su particular versión de la lengua inglesa y que, desde entonces, no da tregua a los cómicos que lo imitan.
George Wallace, en sus discursos, solía hacer leña del «intelectual relamido», y era digno de ver con qué clamores de aprobación respondía a esa expresión su relamido público.
Expresiones muy usadas: Ahora los oscurantistas tienen una nueva consigna: «¡No confíes en los expertos!». Hace diez años era «No confíes en nadie que tenga más de 30 años». Pero los que aireaban tal consigna vieron que la alquimia inevitable del calendario los acabó volviendo a ellos unos treintañeros indignos de confianza, y parece que decidieron no volver a cometer ese error jamás. «¡No confíes en los expertos!» es algo que se puede decir sin ningún peligro. Nada, ni el paso del tiempo ni la exposición a la información, los convertirá en expertos en nada de provecho.
También está en boga otra palabra con la que se da nombre a todo aquel que admira la aptitud, el conocimiento, la cultura y la capacidad, y que desea que se extiendan. De ese tipo de gente decimos que son «elitistas». Es la palabra más jocosa jamás inventada, ya que los que no pertenecen a la élite intelectual no saben qué es un «elitista» o cómo se pronuncia la palabra.(1) No bien alguien grita «elitista» se hace evidente que dentro de esa persona se esconde un elitista que siente remordimiento por haber ido al colegio.
De acuerdo, olvidémonos de mi ingenua pregunta. Cuando decimos que la gente de Estados Unidos tiene derecho a saber, no nos referimos a cosas elitistas. Lo que tiene derecho a saber es, vagamente, algo así como «lo que pasa». La gente de Estados Unidos tiene derecho a saber «lo que pasa» en los tribunales, en el Parlamento, en la Casa Blanca, en los consejos industriales, en las agencias reguladoras, en los sindicatos; ahí donde tienen asiento los poderosos.
Muy bien, estoy de acuerdo. ¿Pero cómo se va a conseguir que la gente sepa todo eso?
Si nos dan libertad de prensa y nos dan periodistas que quieran investigar, que sean independientes y valientes; no cabe duda de que, cuando haya algo importante que saber, la gente lo sabrá.
Claro, ¡siempre y cuando la gente sepa leer!
Resulta que el leer es una de esas cosas elitistas a las que me refería; y una mayoría de estadounidenses, desconfiando como desconfían de los expertos y despreciando como desprecian a los intelectuales relamidos, no sabe leer y no lee.
Naturalmente, el estadounidense medio sabe trazar su firma de una forma más o menos eficaz y entiende los titulares de las noticias deportivas, pero ¿cuántos estadounidenses no elitistas podrían leer, sin excesiva dificultad, unas mil palabras consecutivas en letra menuda, algunas de las cuales podrían llegar a tener tres sílabas?
Es más, la situación empeora. La habilidad lectora está paulatinamente a la baja en los colegios. Las señales de tráfico de las carreteras, que solían ser lecciones prácticas de lectura para principiantes, poco a poco son reemplazadas por pequeños dibujos que tratan de hacerlas más legibles internacionalmente a la vez que sirven de ayuda a los que saben conducir un vehículo pero que, al no ser intelectuales relamidos, no saben leer.
Por otra parte, en los anuncios de televisión se muestran con frecuencia mensajes escritos. Si presta atención, descubrirá que ningún anunciante tiene la menor confianza en que sean leídos por mucha más gente aparte de algún ocasional elitista. Para asegurarse de que el mensaje lo recibe no solo esa minoría culturizada, en el anuncio se repite en voz alta cada palabra escrita.
Sincero esfuerzo: Siendo así, ¿de qué manera los estadounidenses ejercemos nuestro derecho a saber? Admitiendo que hay publicaciones que hacen esfuerzos sinceros por contarle al público lo que debe saber, preguntémonos cuántas personas realmente las leen.
Hay doscientos millones de estadounidenses que han pisado las aulas en algún momento de sus vidas y que admitirían saber leer (siempre que se proteja su identidad y no se los ponga en evidencia ante sus convecinos), pero la mayoría de publicaciones periódicas decentes consideraría un logro extraordinario alcanzar cifras de circulación de medio millón. Pudiera ser que solo un uno por ciento, o menos, de los estadounidenses tratase de hacer algo con su derecho a saber. Y el que lo intentase podría ser acusado de elitismo.
Sostengo que la frase «los estadounidenses tienen derecho a saber» está vacía de contenido si tenemos una población ignorante, donde el papel que habría de jugar la prensa libre se reduce prácticamente a la nada desde el momento en que apenas hay quién lea.
¿Y qué vamos a hacer?
Podríamos empezar preguntándonos si, después de todo, la ignorancia es tan maravillosa y si tiene algún sentido condenar el «elitismo».
Creo que cualquier ser humano en posesión de un cerebro físicamente normal es capaz de aprender muchísimo y puede resultar sorprendentemente intelectual. Creo que lo que necesitamos con urgencia es que cultivarse tenga la aprobación y el incentivo de la sociedad.
Todos nosotros podemos formar parte de la elite intelectual. Solo entonces una frase como «derecho a saber» y cualquier idea de democracia genuina tendrán algún significado.

///

Artículo original en inglés:

Me gustaría escucharte. No dudes en compartir tus comentarios al final de esta página.
Si te gustó este artículo, puedes compartirlo en tus redes.
¡Gracias por tu apoyo!

https://redlbc.files.wordpress.com/2020/01/4af18-20200102_174819.jpg?w=300

Los mejores eventos astronómicos de 2020

Publicado en Primer Fotón.
Léelo completo en su sitio: http://primerfoton.cl/2020/01/01/los-mejores-eventos-astronomicos-de-2020/

Una vez más les traigo los mejores eventos astronómicos que se vienen para este 2020 que comienza. Tendremos otro eclipse solar total en el país, además de una serie de lluvias de estrellas con excelente condiciones de observación. Como todos los años, está disponible un Google Calendar que puedes agregar a tus calendarios personales. También puedes inscribirte […]

Primeros docentes uruguayos en cursos del CERN

Publicado en el blog de Martín Monteiro .
Léelo completo en su sitio: http://fisicamartin.blogspot.com/2019/12/primeros-docentes-uruguayos-en-cursos.html

Este 2019 tres docentes fueron los primeros uruguayos en participar de los cursos que el CERN, el mayor laboratorio de física de partículas del mundo, ofrece a profesores de ciencias y tecnología de educación secundaria.

Si bien Uruguay no integra formalmente el CERN, el vinculo académico existe desde hace años a través de investigadores del área de altas energías, como el Dr. Gabriel González-Sprinberg, entre otros. En  el año 2018 se realizaron algunas actividades a distancia y otras presenciales aquí en Uruguay, gracias a la visita de los investigadores del experimento Atlas del CERN, Reina Camacho y Carlos Sandoval, quienes estuvieron ofreciendo una serie de conferencias y talleres. Se puede leer más sobre estas actividades en la nota: “El CERN visita Uruguay”.
El CERN, como inmensa organización científica que es, desarrolla innumerables actividades académicas, educativas y divulgativas a nivel global. Unas de esas actividades relacionados con educación son los Programas para Profesores (Teacher Programmes) que se desarrollan en diferentes momentos del año y en diferentes idiomas. Cada país miembro del CERN cuenta con su propio programa para profesores. Es el caso de España. Sin embargo los organizadores españoles han querido que su programa para profesores sea más que un programa nacional, para extenderlo a un programa para profesores de habla hispana en general. Este es un hecho notable, siendo que los países latinoamericanos no son miembros del CERN y por lo tanto no cuentan con sus propios programas para profesores, tienen, a través del programa español, la posibilidad de participar. Con este fin es que el programa español invita cada año a profesores de países latinoamericanos para sumarse a sus cursos.
El Programa para profesores consta de conferencias, sesiones de discusión, talleres prácticos (cámara de niebla, análisis de datos de CMS, rayos cósmicos, etc.) y visitas a instalaciones del CERN. Según los organizadores, “el principal objetivo es llevar la ciencia moderna a las aulas para contribuir a la cultura científica y fomentar los estudios en los campos asociados. Se espera que, tras participar en el programa, los profesores seleccionados compartan sus experiencias con los estudiantes, con sus colegas y con el público en general, actuando como embajadores de la ciencia y la ingeniería y, más en particular, de la física de partículas y del CERN.”
Foto: Cinthia Dávila
Por sugerencia de José Edelstein, fue que a fines del año 2018 establecimos contacto con el profesor Francisco Barradas Solas, coordinador del Programa español del CERN para profesores y estudiantes preuniversitarios. Fue así como surgió la invitación que a principio del 2019 comenzamos a difundir entre los docentes y las instituciones educativas de nuestro país.
Lo profesores uruguayos interesados en participar del Programa debieron registrarse antes del 7 de abril, para luego esperar a quedar entre los seleccionados. Para la selección de los participantes, los organizadores tuvieron en cuenta el currículo de los candidatos y las posibles contribuciones que podrían hacer tras participar del Programa.
Es importante resaltar que aunque el Programa para profesores es totalmente gratis (es decir el CERN no cobra por las visitas ni los cursos), cada profesor debe cubrir sus gastos de viaje, alojamiento y alimentación.
Cinthia Dávila, María Noel Maldonado y Gustavo Romero en el auditorio principal del CERN.
Foto: Francisco Barradas.
Los seleccionados por Uruguay fueron Gustavo Romero Gómez, profesor de informática de Montevideo, María Noel Maldonado Pinczak, profesora de física de Salto y Cinthia Dávila Lacoste, profesora de química de Carmelo. Ellos participaron junto a colegas de Argentina, Colombia, México y España, del programa que se desarrolló en el CERN, entre el 28 de julio y el 2 de agosto de 2019.
Foto: CERN
En el siguiente enlace se puede acceder al cronograma de actividades de esa semana, así como a los materiales de los cursoshttps://indico.cern.ch/event/748690/timetable/ 
A continuación, María Noel, Gustavo y Cinthia nos cuentan un poco sobre su experiencia a través de algunas preguntas que tuvieron la amabilidad de responder.
María Noel Maldonado, Cinthia Dávila y Gustavo Romero en la terraza del CERN.
Foto: Francisco Barradas.
Antes de viajar ¿Qué conocían acerca del CERN y sobre la ciencia y la física involucrada?
María Noel: Antes de viajar sabía de la existencia del CERN pero creía que era imposible pensar en trabajar ahí, sólo los genios podían hacerlo. También pensaba que la única posibilidad de visitarlo era como turista. Con respecto a sus investigaciones, sabía sobre el acelerador pero no tenía mucho conocimiento sobre la física de partículas. Cuando informaron sobre el bosón de Higgs me enteré, como todos creo, e indagué al respecto. Cada vez que publicaban alguna información sobre el CERN las leía pero consideraba que era muy lejano para nosotros.
Gustavo: Como la mayoría leí muchos artículos sobre el bosón de Higgs, aceleradores de partículas, detectores y el CERN en general.
Cinthia: Conocía lo justo y necesario pero hacía unos meses ya que por interés propio me había involucrado más en la física de partículas. Digamos que leí un libro que despertó mi interés en todo esto, se llama “Siete breves lecciones de física” de Carlo Rovelli, es un libro de pocas página pero cada una de ellas vale, creo que es una linda manera de ingresar a la física de partículas, y te dejará con muchas preguntas que te harán querer investigar y saber más sobre el tema.
¿Por qué decidiste inscribirte?
M: Lo pensé mucho y lo conversé con mi esposo, luego de idas y venidas decidí presentarme pero nunca imaginé que tenía posibilidades de quedar pero no perdía nada intentándolo. Recuerdo que completé el formulario una noche y de estar hablando con mi esposo y él me dijo “no te desilusiones si no quedas, sabes que es muy difícil, no? Eres joven, puedes seguir estudiando y presentarte otra vez”.
G: Para alguien que se dedica a la ciencia y a la divulgación era una oportunidad única de ir a uno de los más importantes centros de investigación del mundo.
C: Soy muy curiosa e inquieta, me gusta y creo que es importantísimo continuar formándose en esta profesión.
¿Qué pensaste cuando quedaste seleccionada y qué consideraciones tuviste que hacer como para decidirte a realizar este viaje?
M: Recuerdo que fue un domingo de tardecita que recibí el mail, me desperté de la siesta y tenía el mail de Francisco, lo leía y no podía creer. Esperé a que mi esposo se despertara y le comenté, recuerdo que me preguntó qué tan importante era para mí. Él es psicólogo por lo que le dije “es como que te tomes un café con Freud” y me dijo “entonces responde que vas y vemos lo del dinero”.
G: Realmente me pareció genial quedar seleccionado.
C: Me emocioné, sin duda. Tuve que considerar los gastos, esa fue la mayor preocupación, ya que nadie nos pagó nada. Otras universidades enviaron a sus docentes con todo pago, no fue el caso de nosotros, los uruguayos.
¿Qué expectativas tenías sobre la visita al CERN y el curso?
M: Pensé que iba a conocer sus instalaciones y aprendería sobre la física de las partículas. Asimismo consideraba que iba a conocer a docentes de otras partes del mundo y compartir experiencias y conocimientos. Le escribí a Francisco consultándole si debía estudiar algo y el me envió los materiales del año anterior por lo que me dio una idea de lo que haríamos.
G: Muchas. Era ir a un lugar soñado.
C: Sabía que iba a ser algo especial, de esas cosas que nunca olvidas y te marcan. Las instalaciones, todo lo que pudimos ver, son increíbles. Asimismo, los cursos fueron dados por profesionales y gente que trabaja en el CERN. Profesionales, científicos, con los que pudimos hablar, gente cordial y humilde, a veces uno no espera encontrar eso en gente que trabaja en proyectos tan importantes.
¿Algo te sorprendió?
M: Todo. Fue magnífico. Pero si tuviera que decir una cosa es que todos tenemos posibilidades de estudiar o trabajar ahí, que no es sólo para genios. Asimismo la disponibilidad y amabilidad de los ponentes, nos explicaban todo con mucha dedicación y cuidado, se notaba que planificaron sus presentaciones.
G: Todo. Lo que mas me sorprendió es la humildad de personas que son los número uno en su área y tienen una gran humildad, la austeridad con que hacen todo y la humildad de todos es una gran lección. En cuanto a las instalaciones es genial todo.
C: Creo que lo respondí en la anterior.
¿Algo te defraudó?
M: No, pero me hubiese gustado que fuera más tiempo, porque la agenda era muy restringida por lo que si utilizábamos más tiempo en realizar preguntas a los ponentes implicaba que perdíamos tiempo de otras cosas.
G: No, nada, superó todo lo que podía imaginar.
C: No. Todo fue tan bueno, incluso mejor de lo que imaginaba.
¿Cómo fue la experiencia en general, la convivencia, los cursos, los profesores, las instalaciones?
M: Al principio asustaba el tema del tamaño, tenía una aplicación para encontrar los edificios y la puntualidad era extrema, más allá de los nervios normales de algo nuevo. Pero como que todo se iba adaptando y lo disfrutas. En la habitación estaba sola pero todos los participantes nos integramos muy bien, hasta ahora estamos en contacto pensando en diferentes proyectos para realizar. A Gustavo y a Cinthia tampoco los conocía pero nos pusimos en contacto para comprar los pasajes por lo que viajamos juntos. Las ponencias fueron todas espectaculares, nos explicaban muy bien y estaban muy dispuestos, fueron todos muy amables. El tema del francés fue otra historia, no sé nada de francés, pero cuando intentaba comunicarme con alguien que no entendía español si había alguien cerca que te entendía se acercaba y te ayudaba.
G: Fue excelente, intercambiar con otros docentes con los cuales sigo en contacto para realizar colaboraciones (ya tenemos varias en proceso). Los cursos dictados por números uno en su área, las instalaciones, como decía, austero y enfocado en el trabajo.
C: La experiencia en general fue muy buena. Compartimos una semana con profesores de otros países, en este caso México, Colombia, Argentina y España, gente muy amable y con muchas ganas de aprender. Los profesores muy amenos, se mostraban muy abiertos y simpáticos, siempre dispuestos a responder nuestras preguntas. Las instalaciones por dentro cómodas y agradables, en lo que respecta al hotel y cafetería. Lo demás, ¡impresionante!
¿Qué cosas aprendiste, qué cosas te motivaron, qué cosas intentarías repetir o replicar?
M: Aprendí sobre la importancia y un primer acercamiento a la física de partículas como una opción de Maestría, justo estoy pensando en eso. Igual me traje libros para estudiar al respecto y en vacaciones me gustaría comenzar a interiorizarme más. Intento incluir en mis clases algo para que no se queden sólo con el protón, el neutrón y el electrón. Asimismo quiero compartir con toda persona que puedo que se puede ir al CERN, son accesibles, a pesar de no ser un país miembro, es posible realizar algún posgrado de alguna manera, siempre hay un camino. Me gustaría profundizar en inglés, que hace años que no estudio, sólo leo investigaciones y algunos libros, para poder presentarme en el programa internacional que tienen. Además, como lo mencioné antes, estamos pensando en proyectos con los participantes de otros países y con Cinthia también.
G: Aprendí con mucho detalle cómo funcionan las instalaciones, que podemos esperar para el futuro y realmente es una gran motivación. Voy a dictar una masterclass (en simultáneo con otros docentes del extranjero) sobre uso de datos públicos del CERN. Y además a realizar una serie de videos en mi canal de youtube mostrando lo vivido en el CERN.
C: Bueno, yo creo que uno aprende desde el momento que pisa el avión. Aprendí muchas cosas y varias de ellas aún las estoy procesando pero creo que que nos mostraron un panorama general y nos acercaron esas “cosas” que vemos lejanas. Creo que el mensaje más claro fue que no es fácil pero tampoco imposible.
¿Qué consideras que te aportó en lo personal? ¿Aportó algo para tu actividad docente? ¿Aplicaste algo o lo hablaste con tus estudiantes?
M: Lo hablé con todos mis estudiantes, les conté mi experiencia y estoy planificando unas presentaciones para los estudiantes de bachillerato. Estoy participando del Proyecto de Estudio de Clases y estamos planificando una clase con la construcción de una cámara de niebla para observar los rayos cósmicos. Eso lo aprendí en el CERN. Con respecto a lo personal también, fue un gran crecimiento, el conocer a personas de otros países con otras historias, pero profesores como yo. Compartir nuestras experiencias y vivencias fue muy enriquecedor.
G: Muchísimo, sobre todo ver cómo se trabaja en otros lugares, aportó mucho en cuanto incorporar a mis cursos contenidos relacionados que creo van a acercarnos a cómo vemos el mundo actualmente.
C: En lo personal, me dejó con muchas ganas de saber más. También me aportó otra mirada sobre la física de partículas y que no es algo que tenga que estar lejano al aula. Por supuesto que lo comenté con mis estudiantes y además sigo en contacto con colegas que conocí en el programa, estamos trabajando en futuras actividades.
¿Recomendarías el Programa del CERN a otros profesores? ¿Por qué? ¿Qué consejos les darías si viajan?
M: Lo recomendaría, creo que valió la pena cada peso que me salió, igual pienso que el Sistema debería poder ayudar en estas cosas tan maravillosas. Porque aprendés, conocés y ves otras realidades. El consejo que le daría es que lo intenten, no importa el temor que nos puede generar la incertidumbre, hay que intentarlo porque de estas experiencias se aprende y crece.
G: Sin duda lo recomiendo, es una experiencia muy enriquecedora en todos los aspectos. En cuanto a consejos no sabría, eso sí, que disfruten la experiencia.
C: ¡Sí! Recomiendo totalmente el programa. Es una instancia perfecta para aprender y conocer. Mi consejo sería: aprovechen todo al máximo y permítanse maravillarse con la física de partículas.
¿Algo más que quieras destacar o comentar?
M: Espero que el próximo año otros profesores asistan y vivan esta hermosa experiencia. Asimismo sería muy bueno que algún estudiante lo piense como una opción poder estudiar o trabajar en el CERN.
G: Que este tipo de intercambios son muy enriquecedores, un poco decepcionado por el poco apoyo de las autoridades de Uruguay para este tipo de actividades.
C: Destaco la organización. Tanto Francisco (Paco) Barradas como Jeff Weiner se portaron muy atentos y amables en todo momento. Te hacen sentir acompañado y apoyado.
Foto: Hernando Caicedo

Foto: Cinthia Dávila
Cinthia Dávila

Foto: Cinthia Dávila

Foto: Hernando Caicedo
Me gustaría escucharte. No dudes en compartir tus comentarios al final de esta página.
Si te gustó este artículo, puedes compartirlo en tus redes.
¡Gracias por tu apoyo!

https://redlbc.files.wordpress.com/2019/12/b6866-cern-cinthia3.jpg?w=300

Exoplanetas latinoamericanos y Nobel de Física 2019

Publicado en el blog de Martín Monteiro .
Léelo completo en su sitio: http://fisicamartin.blogspot.com/2019/12/exoplanetas-latinoamericanos-y-nobel-de.html

Brilla en nuestro cielo, en la constelación del Camaleón, una estrella anaranjada que desde el pasado 17 de diciembre lleva el nombre de la flor nacional de Uruguay. Está en compañía de un planeta gigante gaseoso. No es Tatooine, ni Arrakis, ni Kobol. Se trata del planeta Ibirapitá, HD 63454 b, un mundo muy muy lejano danzando en órbita de la estrella HD 63454, hoy conocida como Ceibo. A diferencia de los planetas ficticios de las famosas sagas de Star Wars, Duna o Galáctica, Ibirapitá es un planeta real, el planeta extrasolar HD 63454 b, que tiene la particularidad de ser el primero con nombre uruguayo. Los nombres del sistema Ceibo-Ibirapitá fueron propuestos por Adrián Basedas, ganador del concurso “Nombra Tu Exoplaneta”, una de las actividades desarrolladas durante el 2019 para celebrar el centenario de la Unión Astronómica Internacional. Una curiosidad sobre este sistema que ahora lleva nombres uruguayos, es que el exoplaneta Ibirapitá fue descubierto por uno de los ganadores del Premio Nobel de Física 2019, Michel Mayor.

Premio de Nobel de Física 2019 y exoplaneta uruguayo.
Este 2019 fue especial para la astronomía y en particular para el área de exoplanetas, pues el Premio Nobel de Física 2019 fue otorgado a tres astrofísicos, “por sus contribuciones a nuestra comprensión de la evolución del universo y del lugar de la Tierra en el cosmos.” La mitad del Premio Nobel fue para el canadiense James Peebles, “por sus descubrimientos en física teórica sobre cosmología” y la otra mitad para los suizos Michel Mayor y Didier Queloz, por ser los primeros en “descubrir un exoplaneta orbitando una estrella de tipo solar.” Ese planeta se llama Pegasi 51 b, un gigante gaseoso similar a Júpiter, a 50 años luz del sistema solar. Este descubrimiento revolucionario, anunciado el 6 de octubre de 1995, abrió un nuevo campo de investigación y demostró algo que se sospechaba desde hacía siglos, que el Sol no es la única estrella con planetas. Desde entonces se han descubierto más de 4000 exoplanetas dentro de nuestra galaxia de la Vía Láctea y se espera que esa cifra se duplique en menos de 3 años.
Posters recibidos de divulgación sobre el Premio Nobel de Física 2019
El equipo de Michel Mayor también fue el que descubrió al exoplaneta HD 63454 b, que hoy lleva el nombre de Ibirapitá. Fue descubierto en el año 2005 desde el Observatorio de La Silla, en Chile, por el método de la velocidad radial. Cuando un planeta es muy masivo y está muy cerca de su estrella, como es el caso de Ibirapitá, la estrella puede presentar un movimiento periódico suficientemente grande como para ser detectado desde la Tierra. El constante tironeo gravitatorio del planeta hace que la estrella sufra cambios de velocidad, haciendo que la luz que nos llega desde la estrella cambie levemente de color. Es lo que se conoce como efecto Doppler. Cuando la estrella se mueve hacia nosotros los colores se desplazan levemente hacia el azul, y cuando la estrella se aleja los colores se desplazan levemente hacia el rojo. Estos cambios son muy pequeños pero con instrumentos muy precisos se pueden apreciar y a partir de allí deducir las características del planeta compañero de la estrella. Así fue como se descubrió Ibirapitá.
Concepto artístico de Ibirapitá y Ceibo
Crédito: NASA Exoplanet exploration HD 63454 b
Ibirapitá y Ceibo.
El sistema Ceibo-Ibirapitá se encuentra a unos 117 años luz del sistema solar, en la sureña constelación del Camaleón, a 12º del polo celeste sur.
Ibirapitá (HD 63454 b) es un planeta gaseoso muy similar en tamaño a Júpiter, pero con una masa que es tan solo la cuarta parte. La distancia de Ibirapitá a su estrella Ceibo es de apenas la décima parte de la distancia a la que se encuentra Mercurio del Sol. Esta distancia es tan pequeña para un sistema planetario que hace que Ibirapitá se mueva muy rápido, demorando poco menos de 3 días en completar una vuelta alrededor de Ceibo. El tamaño de Ibirapitá y la cercanía a su estrella lo colocan dentro de una clase de exoplaneta denominada “júpiter caliente”.
Ceibo es una estrella enana naranja, de tipo espectral K, con diámetro y masa menores a las del Sol. Su brillo es la cuarta parte del brillo solar y su magnitud visual 9.4, lo que significa que no se puede apreciar a simple vista. Sin embargo con ayuda de un pequeño telescopio o con binoculares, puede ser observada en cualquier momento del año, ya que desde Uruguay es una estrella circumpolar, es decir que nunca se oculta bajo el horizonte.
Concurso global Nombra Tu Exoplaneta.
Durante el 2019 se desarrollaron varias actividades globales y locales para celebrar los 100 años de la Unión Astronómica Internacional (UAI). En Uruguay las actividades estuvieron coordinadas por la astrónoma Andrea Sosa, directora del Observatorio Astronómico del Centro Universitario Regional del Este. Una de las actividades fue la campaña global “NameExoWorlds”, en la que la UAI le asignó a cada país un sistema estrella-exoplaneta para ser nombrados. Con este fin cada país organizó un concurso local y envió las propuestas ganadoras a la UAI para su aprobación. Los nombres propuestos por 112 países, para 112 sistemas diferentes, fueron finalmente anunciados en conferencia de prensa de la UAI en París, el 17 de diciembre de 2019. NameExoWorlds involucró a 780.000 personas en todo el mundo.
En Uruguay recibimos 55 propuestas para nombrar al sistema HD 63454. La propuesta que resultó ganadora por Uruguay la realizó el profesor de astronomía Adrián Basedas, del Observatorio Astronómico del Liceo Nº 9 de Montevideo. En la fundamentación se afirma que Ceibo e Ibirapitá son “especies culturalmente significativas de árboles nativos de Uruguay”. “Ceibo es el nombre del árbol nativo de Uruguay que da origen a la flor nacional”, mientras que “Ibirapitá es el nombre de un árbol nativo, característico de Uruguay, también conocido como el árbol de Artigas, en honor al héroe nacional”.
Comunicado de prensa con el resultados del concurso “Nombra Tu Exoplaneta” en Uruguay.
Comité Nacional del Concurso IAU100 “Nombra Tu Exoplaneta” – Uruguay.
Integrantes por orden alfabético:
Juan Downes (Centro Universitario Regional del Este, Universidad de la República).
Julio Fernández (Departamento de Astronomía, IFFC, Universidad de la República).
Tabaré Gallardo (Departamento de Astronomía, IFFC, Universidad de la República).
Victoria Marinari (Planetario Municipal de Montevideo).
Cecilia Mateu (Departamento de Astronomía, IFFC, Universidad de la República).
Martín Monteiro (Universidad ORT Uruguay).
Reina Pintos (Inspección Nacional de Astronomía, Consejo de Educación Secundaria).
Andrea Sosa (Centro Universitario Regional del Este, Universidad de la República).
Gonzalo Tancredi (Departamento de Astronomía, IFFC, Universidad de la República).
ExoMundos Latinoamericanos:
Comparto aquí la lista con los nombres ganadores en los 19 países latinoamericanos que participaron de NameExoWorlds, juntos con sus explicaciones:

Referencias:
Concurso “Nombra Tu Exoplaneta” Uruguay:
Eventos en Uruguay por los 100 años de la UAI:
Anuncio del descubrimiento de HD 63454 b, en 2005. The HARPS search for southern extra-solar planets:
NASA Exoplanet exploration HD 63454 b:
“NameExoWorlds” 2019. Tabla de nombres aprobados para los 112 sistemas exoplaneta-estrella:
“NameExoWorlds” 2019. Tabla de proponentes:
“NameExoWorlds” 2019. Uruguay:
Catálogo general de exoplanetas:
HD 63454 en la base de datos Simbad:
Comunicado de prensa de la UAI anunciando los resultados de NameExoWorlds 2019:
Nota de Leo Lagos en La Diaria sobre el concurso Nombra Tu Exoplaneta:
https://ciencia.ladiaria.com.uy/articulo/2019/9/para-celebrar-sus-100-anos-de-existencia-la-union-astronomica-internacional-organiza-un-concurso-en-el-que-cada-pais-asociado-debe-proponer-un-nombre-para-un-exoplaneta/#!

#IAU100
#NameExoWorlds

Me gustaría escucharte. No dudes en compartir tus comentarios al final de esta página.
Si te gustó este artículo, puedes compartirlo en tus redes.
¡Gracias por tu apoyo!

https://redlbc.files.wordpress.com/2019/12/b8221-uruguay_banner_113-iau-exoplanet.jpg?w=300

Reinauguración del Planetario de Montevideo

Publicado en el blog de Martín Monteiro .
Léelo completo en su sitio: http://fisicamartin.blogspot.com/2019/12/reinauguracion-del-planetario-de.html

Uruguay cuenta desde hoy con un renovado Planetario Digital que lo ubica entre los más avanzados del mundo.


El Planetario de Montevideo “Agrim. Germán Barbato”, tiene el honor de haber sido el primero inaugurado en Iberoamérica, en el año 1955. La sala Galileo Galilei, con su cúpula de 18 metros de diámetro, albergó durante 62 años al histórico instrumento Spitz modelo B, que al momento de su retiro temporal en diciembre de 2017, era el instrumento planetario en funcionamiento más antiguo del mundo (que prontó volverá para seguir ocupando su trono).

Desde hoy, viernes 21 de diciembre de 2019, fecha de su reinauguración (que quedará en la mejor historia de la divulgación científica en nuestro país), el Planetario de Montevideo se convierte en uno de los más avanzados del mundo, al contar con un sistema digital de proyección de la empresa RSA Cosmos de Francia, compuesto por 6 proyectores láser de muy alta resolución 8K, a cúpula completa (full dome), controlados por 15 computadoras y sistema de edición y producción digital SkyExplorer 4.1. La sala ha quedado equipada con sonido 5.1, aire acondicionado y 157 butacas, muchas menos pero también mucho más cómodas que las 250 que tenía anteriormente.

Es realmente una maravilla que nuestra ciudad haya dado este salto gigante y un honor haber sido testigos de esta transformación. Felicitaciones a todo el personal del Planetario por este logro, a la Intendencia de Montevideo por tomar la decisión de financiar estos cambios de casi 2 millones de dólares y muy especialmente al director del Planetario, Oscar Méndez Laesprella, por más de 15 años de exitosas gestiones que culminaron concretando este magnífico avance.

Durante el acto de reinauguración, pudimos apreciar la notable potencia del nuevo sistema digital a través de cuatro demostraciones breves, fantásticas. La oratoria inaugural estuvo a cargo del director del Planetario, Oscar Méndez, y otras autoridades de la Intendencia, incluida la directora del Departamento de Cultura, Mariana Percovich y el Intendente interino, Juan Canessa. Durante el acto se homenajeó a cuatro personas significativamente relacionadas con el Planetario: el agrimensor Germán Barbato, impulsor del Planetario durante su gobierno como Intendente de Montevideo en la década de 1950, el técnico Santos Estela, que durante 50 años estuvo a cargo del Spitz, el astrónomo Julio Ángel Fernández, presidente de la Sociedad Uruguaya de Astronomía, grado 5 y ex Decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República y el ingeniero Daniel Martínez, ex-Intendente de Montevideo, durante cuya gestión se aprobó el proyecto de renovación del Planetario.

Etapa de prueba:
A partir del viernes 27 de diciembre de 2019, y durante todos los fines de semana de enero de 2020, el Planetario de Montevideo estará ofreciendo funciones en régimen de pruebas con diferentes contenidos para todo público, con entrada libre y gratuita.
Los viernes a las 19:30 y 20:30 h.
Los sábados y domingos a las 15:00, 16:00, 17:00 y 18:00 h.

El Planetario durante la noche de reinauguración.

Acto protocolar de inauguración del nuevo sistema digital.

Óscar Méndez, director del Planetario

Mariana Percovich, directora de Cultura de la Intendencia de Montevideo

Juan Canessa, Intendente interino de Montevideo

Reconocimiento al astrónomo Julio Ángel Fernández,
“por su invalorable aporte al desarrollo de la ciencia y la astronomía en el Uruguay” 

///

Video: reconocimiento al astrónomo Julio Ángel Fernández:

///
Hijos y nietos de Germán Barbato recibiendo el reconocimiento.

Reconocimiento al ex-Intendente de Montevideo, Daniel Martínez.

Junto a Daniel Martínez y olímpicos de astronomía, medallistas de la última Olimpiada Latinoamericana de Astronomía y Astronáutica, Puebal 2019: Mateo Fernández y Milagros Segovia.

Junto a Oscar Méndez, director del Planetario, Nancy Sosa, astrónoma del Planetario y Alejandro Galli.

Junto a Alejandro Galli, Alejandro Castelar, docente del Planetario y Julio Ángel Fernández.

Consolas del nuevo planetario digital

Función de inauguración del nuevo planetario digital. Foto: Damien Pelisse.

Nuevo logo del renovado Planetario

Invitación de lujo para la reinauguración del renovado Planetario de Montevideo, “Agrim. Germán Barbato”

PRENSA sobre la reinauguración del Planetario:

Reapertura del Planetario
http://planetario.montevideo.gub.uy/node/272

Reinauguración del Planetario
https://planetariodemontevideo.wordpress.com/2019/12/19/reinauguracion-del-planetario/

Primeras funciones para público con el sistema digital
http://planetario.montevideo.gub.uy/node/275

Primeras funciones para público con el sistema digital
https://planetariodemontevideo.wordpress.com/2019/12/23/primeras-funciones-para-publico-con-el-sistema-digital/

Bajo un cielo de estrellas. Montevideo estrena planetario del siglo XXI.
http://montevideo.gub.uy/noticias/urbanismo-e-infraestructura/bajo-un-cielo-de-estrellas

Este sábado reabre el Planetario Municipal
https://ladiaria.com.uy/articulo/2019/12/este-sabado-reabre-el-planetario-municipal/

Reabre el Planetario de Montevideo: del proyector más antiguo a uno de los mejores del mundo
https://www.elpais.com.uy/vida-actual/reabre-planetario-montevideo-proyector-antiguo-mejores-mundo.html

El nuevo planetario que promete “tocar el cielo con las manos”
https://www.elobservador.com.uy/nota/el-nuevo-planetario-que-promete-tocar-el-cielo-con-las-manos–20191220204843

Nota sobre el nuevo planetario en Televisión Nacional de Uruguay:

Me gustaría escucharte. No dudes en compartir tus comentarios al final de esta página.
Si te gustó este artículo, puedes compartirlo en tus redes.
¡Gracias por tu apoyo!

https://redlbc.files.wordpress.com/2019/12/63253-planetario_digital_1.jpg?w=300